Los 27 Pulsos Chinos

Agotado
€7,00
€6,65
SKU 9788483520260

Para dar una idea de la dificultad de esta técnica de medición de pulsos, diremos que los pulsos básicos son tantos como el número de meridianos principales, es decir 12 pulsos radiales, seis en la muñeca derecha y seis en la muñeca izquierda y a su vez tres en superficie y tres en profundidad. Estos pulsos se detectaban por palpación dentro de una pequeña zona de las muñecas y a diferentes profundidades.

Cada muñeca tiene tres zonas para auscultar el pulso de la arteria radial, que se denominan: media, distal y proximal, distantes entre sí un "través de dedo". Los dedos medio anular e índice son el instrumento de auscultación, prácticamente juntos y centrados en función del dedo medio que se ubica sobre la "apófisis estiloide del radio".

Cada uno de estos dedos debe auscultar el pulso a tres niveles de presión o "profundidad": superficial, media y profunda. Y para cada zona, que se corresponderá con un dedo, debe el auscultado reconocer uno de 27 tipos distintos de pulsos.

Para dar una idea del grado de resolución de este peculiar instrumento humano, diremos que como todas las artes orientales, el alumno candidato a discípulo, acompañaba al maestro, mirando y escuchando. Antes de practicar la palpación, debía pasar por complejas pruebas de sensibilidad cutánea, tales como poder identificar la forma de pequeños granos de sal con la yema de los dedos, lo cual debía ser realizado en forma rápida pues esos granos de deshacían en muy corto tiempo.

Productos que has visto recientemente

Borrar lo que has visto recientemente