El Hombre que Estaba Rodeado de Idiotas

Agotado
€21,90
€20,81
SKU 9788403517769

Este libro describe de forma concreta y amena uno de los métodos más extendidos de clasificación de las diferencias en la comunicación humana.

Con trasfondo científico, y partiendo de situaciones cotidianas, proporciona una herramienta útil para entender las diferencias más significativas entre estilos de comunicación y responde a la pregunta que todos nos hacemos: «¿Qué puedo hacer yo al respecto?».

¿Alguna vez has intentado razonar con tu pareja y el resultado ha sido nefasto? ¿O has salido confuso de una reunión, con la sensación de no haber entendido nada de lo que se estaba hablando?

O, lo que es peor, a veces parece que la gente no entiende lo que les dices, por más claramente que lo expliques. Todo un misterio...

Aquí encontrarás la solución.

Bienvenido a un revelador libro repleto de situaciones con las que seguro que te sentirás identificado, tanto para bien como para mal, y que, con un poco de suerte, te confirmarán que el idiota no eres tú.

Thomas Erikson te garantiza que, después de leer este libro, el número de idiotas que te rodea se reducirá drásticamente, y entenderás lo que tu entorno intenta decirte. Después de leer este libro, ya no verás nada como antes.

"Una vez que empecé a estudiar el comportamiento de las personas y a tratar concienzudamente de comprender las diferencias entre ellas, ya no volví a ser el mismo. Nunca volví a mostrarme categórico y dejé de juzgar a los demás por no ser como yo.

Desde hace tiempo, mi paciencia con aquellos que son totalmente distintos a mí es mucho mayor. No diré que nunca más me haya visto envuelto en un conflicto y tampoco intentaré convencer a nadie de que jamás miento, pero ambas cosas ahora ocurren muy raras veces. Si algo tengo que agradecerle a Sture, es que despertó mi interés por la materia. Si no lo hubiera conocido, probablemente nunca habría escrito este libro.

Una cosa más: para facilitar la lectura del libro, he optado por usar el género masculino en aquellos ejemplos que no están relacionados con ninguna persona en concreto. No se trata de una falta de respeto; solamente lo hago porque facilita la lectura. Sé que el lector tiene suficiente imaginación como para introducir un «ella» cuando resulte apropiado.

¿Qué puedes hacer para aumentar tus conocimientos sobre el comportamiento de las personas? Un buen comienzo es leer este libro: entero, no solo los tres primeros capítulos. Con un poco de suerte emprenderás el mismo viaje que yo inicié hace veinte años. Te prometo que no te arrepentirás."

Productos que has visto recientemente

Borrar lo que has visto recientemente