× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El Aceite de Neem se obtiene de la presión en frío de las semillas de los árboles de Neem que crecen mayoritariamente en el subcontinente indio pero también de forma silvestre en las zonas tropicales de Africa.

Su tono varía entre el amarillo y el marrón, es amargo y tiene un olor fuerte. Contiene Azadiractina, un compuesto bioquímico que pertenece a los limonoides. Se trata de un insecticida natural de amplio espectro, regulador del crecimiento de los insectos en todos sus estados larvarios, pero sin efectos sobre huevos ni adultos. Actúa por contacto e ingestión alterando el equilibrio hormonal de los insectos. Es uno de los pocos insecticidas permitidos en la agricultura ecológica. 

Aplicaciones cosméticas recomendadas

La Medicina Ayurveda ha usado el Aceite de Neem tradicionamente para tratar infecciones de la piel. Se le atribuyen propiedades bactericidas y antiinflamatorias que previenen los ataques en la piel y cabello, hidratantes y nutritivas de la piel, útil en caso de acné, pieles delicadas, reguladoras de los niveles de grasa. Existen diversos estudios que destacan su acción positiva de acompañamiento en dermatitis o psoriasis así como su eficiacia como fungicida, insecticida natural (piojos en humanos, insectos en mascotas, antiplagas biológicos en vegetales).

El aceite de neem se puede utilizar directamente en la piel y en el cuero cabelludo o combinado con otros aceites vegetales y esenciales.

Almente recomendado para:
Pieles irritativas, eczemas, con picor o comezón, acompañamiento en psoriasis, Sensibilidad Química Múltiple, Acompañamiento Oncológico, Pieles acnéicas y grasas, hongos. 

Consideraciones:
El Aceite de Neem puede solidificarse por debajo de los 20º En ese caso debe calentarlo suavemente al baño maría para devolverlo a su estado líquido.

NOTA ACLARATORIA:
El Aceite de Neem es un remedio natural no es un medicamento. Los consejos que aquí se dan son cosméticos. Para enfermedades de la piel debe acudir a su médico o profesional de la salud y seguir sus indicaciones. El Jardín del Libro no se responsabiliza del uso indebido de este producto.