× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El Aceite de Jojoba es emoliente, antiinflamatorio y antioxidante, penetra la piel y el sebo fácilmente, contribuyendo a descongestionar los folículos capilares y prevenir la acumulación de sebo. Indicado como tópico para el cabello.

También acelera, la acción cicatrizante tanto como los queratinocitos y fibroblastos y estimula la síntesis de colágeno en los fibroblastos, y esto es beneficioso para todo tipo de piel, especialmente para la piel inflamada y sensible, acné, dermatitis, heridas y lesiones en la piel.

Tiene un elevado contenido en vitaminas antioxidantes C y E, además de las vitaminas A, B y B1, contribuyen en la neutralización de los radicales libres.

Siendo muy similar al sebo, penetra la piel muy rápidamente, por lo que es excelente para nutrir la piel, pero no es adecuado para masajes.

En realidad, es una cera líquida (punto de fusión a 8°C), muy estable y duradera y fácil de mantener.

Es un aceite dorado, rico pero ligero. Se compone de ésteres simples de cadena de ácidos grasos monoinsaturados, esteroles, tocoferoles, alcoholes terpénicos y polifenoles.

Tiene una larga historia de uso por parte de los nativos americanos, que la usaron para el acné, la psoriasis, las quemaduras solares y la piel seca y agrietada.

El aceite de jojoba se obtiene al exprimir en frío de las semillas de Simmondsia chinensis.