× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Estudios recientes han demostrado que el DNA y las células están en comunicación directa con las emociones que sentimos en respeto a nuestras experiencias de vida y la actitud que tenemos hacia ellas.

Los tratamientos acústicos se han estudiado durante mucho tiempo como una forma de relajarse y restaurar la salud por lo que durante siglos las culturas de cada tradición han utilizado la música para mejorar el bienestar y el estado de ánimo.

Psicología de la Música en un estudio reciente ha seleccionado y experimentado algunas músicas clásicas, lo que demuestra que al escuchar estas canciones aumenta la actividad de los genes implicados en el aprendizaje y la memoria, y al mismo tiempo reduce la actividad de los genes implicados neurodegeneración.