× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todas las propiedades y beneficios de los tomates

Escrito por Giuliana Lomazzi

tomates

Podemos decir que los tomates son el alimento italiano por excelencia. Nuestra pasión por estas hortalizas es felizmente correspondida: nos regalan sabor y muchos beneficios para la salud.

Una creación italiana

Que los tomates sean originarios de Sud América, como el resto de Solanáceas, es algo que ya sabemos; pero si actualmente tienen el aspecto y el sabor (delicioso) que tienen es gracias a los italianos. De hecho, cuando llegó a Europa en el siglo XVI, esta fruta (¡botánicamente hablando es precisamente eso!) era amarilla y muy agria – no es casualidad que en los países de origen siempre se consumiera cocida. Inicialmente se sospechaba que fuera venenosa por su parentela con el tabaco. Pero el aspecto gustaba, motivo por el cual rápidamente empezó a cultivarse a lo largo de la costa mediterránea con finalidades ornamentales.

Después de un siglo, el tomate había experimentado tales transformaciones que se convirtió en un ingrediente culinario, como muestra el primer libro de recetas que lo usaba, escrito a finales del siglo XVII en Nápoles.

El tomate: un éxito merecido

Si el tomate conoce desde hace años un éxito internacional es mérito de su versatilidad, pero sobre todo de su extraordinario equilibrio agrio-dulce.

Aun así, desafortunadamente actualmente se prefiere que muchas variedades modernas sean duras, grandes y duraderas antes que sabrosas. En este proceso, los productores han olvidado los compuestos aromáticos, a los cuales se deben el sabor y el aroma.

Por este motivo se han redescubierto variedades antiguas, quizás no perfectamente redondas pero sabrosísimas. También han conocido una amplia difusión los frutos de talla pequeña, que raramente son insípidos.

Las cultivaciones de tomate son realmente numerosas, y van desde el grande y sabroso corazón de buey a los dulces y pequeños datterinos, desde los redondos de colgar (generalmente poco aromáticos) hasta los deliciosos cherry, desde los alargados Andine Cornue hasta los acostillados Raf. Existen tomates rojos, amarillos, violetas y con tonos verdosos.

Todas las propiedades del tomate

Los tomates regalan muchísimos beneficios a aquellos que los saben usar correctamente. El primer error que debemos evitar es utilizarlos crudos en todas las estaciones; mejor dejar las ensaladas para el verano, porqué es el sol él que otorga propiedades a estas hortalizas. Además, un consumo excesivo puede causar una acumulación de ácido oxálico, y por tanto un mayor riesgo de cálculos y una menor absorción del calcio; también en las personas sensibles puede dar lugar a reacciones alérgicas.

El segundo error es añadir a la ensalada ejemplares verdes. Éstos contienen pequeñas cantidades de un alcaloide levemente tóxico, del cual podemos prescindir tranquilamente. Contienen menos vitamina C, betacaroteno y licopeno.

El tomate posee fibras, sales minerales (en particular potasio, pero también manganeso, fósforo, cobre, calcio y hierro); sustancias con un elevado poder antioxidante (beta-caroteno, licopeno, vitamina E); vitaminas del grupo B, la K y la C, folatos.

Estimula la digestión, en particular la de los almidones en particular: por eso es ideal usado como salsa para la pasta, el arroz y los cereales en general.

Crudo y cocido

Para aprovechar sus propiedades, es importante comer nuestro fruto tanto crudo como cocido. Y no nos olvidemos de acompañarlo con hierbas aromáticas, que exaltan su sabor: son óptimas la albahaca, el orégano, la mejorana y el tomillo.

albahacatomillo

 

Tomate crudo

Es alcalinizante y refrescante. Conserva bien el contenido de vitamina C. Además de la ensalada, se puede disfrutar relleno o transformado en un exquisito gazpacho. Dependiendo de las preferencias se puede aliñar con vinagre o limón, pero en todo caso no debe nunca faltar un buen aceite de oliva extra virgen, que ayuda a absorber las vitaminas liposolubles.

Tomate cocido

Numerosos estudios indican que tener un buen contenido de licopeno en la sangre reduce en un 25-30% el riesgo de sufrir tumores de próstata. Este compuesto es también capaz de prevenir otros tipos de cáncer. Tiene la característica de ser mejor absorbido con la cocción – por eso aunque el pomelo rosa y la sandía también contienen licopeno, no se consideran válidas fuentes. El licopeno previene el envejecimiento precoz, ayuda a controlar la presión y el colesterol.

Añadir aceite extra virgen de oliva mejora aún más la absorción de este antioxidante, pero también del beta-caroteno – otra substancia que se asimila mejor con la cocción. Vía libre pues a los tomates rellenos y estofados, a los tomatitos caramelizados, a las irresistibles salsas... Y ya que hablamos del tema, tranquilicemos al consumidor: los tomates pelados y las salsas industriales están realizados con tomates frescos, entre las 24 y las 36 horas después de la cosecha. ¡Por eso la materia prima es toda km0!

Oliflix. Aceite de Oliva Virgen Extra

Oliflix. Aceite de Oliva Virgen Extra

Primera presión en frio. Agricultura ecológica

Oliflix

9,19 €

10,81 $

Añadir al carrito
Sal Cristalina Del Himalaya 500 gr - Himalaya Salt Dreams

Sal Cristalina del Himalaya (500 gr)

Sal alimenticia No refinada, seleccionada y elaborada a mano

Himalaya Salt Dreams

3,25 €

3,82 $

Añadir al carrito

1,50 €

1,77 $

Añadir al carrito