× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Remedios take away para el malestar invernal

Escrito por Redacción Web Macro

malestar invernal

Los remedios naturales son más fáciles de utilizar cuando estamos en casa. Pero si uno está fuera, ¿cómo puede hacerlo? A continuación tenéis algunas recetas "take away" para llevar siempre con vosotros y hacer más veloz y "gustosa" la curación en caso de sufrir un leve malestar estacional.

Gracias a los consejos de Lucia Cuffaro, experta en autoproducción, remedios caseros, reducción de residuos, podrás llevar contigo cómodamente caramelos y pañuelos balsámicos para una rápida curación.

Infusión instantánea en forma de caramelos

Estos caramelos son óptimos para la tos y los bronquios inflamados. En caso de tos y resfriado es oportuno beber muy a menudo, para producir un efecto expectorante de las secreciones y reducir la irritación de la garganta y los bronquios. Para rehidratarnos podemos preparar una bebida gustosa que nos calmará la sed en forma de “caramelos”, que podremos tener lista para cualquier ocasión. ¡Un experimento mágico que divertirá también a los peques!

Ingredientes

  • 6 cucharadas de azúcar de caña
  • 2 cucharadas de miel
  • 7 cucharadas de zumo de naranja fresco
  • 3 cucharaditas de canela en polvo

Procedimiento

Ponemos en el fuego todos los ingredientes, una pequeña sartén con azúcar, agua, zumo de naranja, miel (un antibiótico natural) y canela (desinfectante para la garganta). Lo cocinamos a fuego lento, sin dejar de remover hasta que el contenido coja un tono oscuro, como si fuera un caramelo.

Cubrimos una bandeja para hornear con papel de horno, o aún mejor, para evitar producir residuos podemos usar un recipiente de silicona para cubitos de hielo y vertimos el jarabe. Lo dejamos enfriar durante 20 minutos y después lo cubrimos con azúcar fino como un suave velo. Este pequeño truco impedirá que los caramelos se peguen entre ellos.

Las pastillas de miel, naranja y canela se podrán conservar en una cajita de lata, de modo que os las podáis llevar fácilmente donde queráis. O bien las podemos envolver con cuadraditos de papel de horno para darles la forma clásica de caramelo. ¡Y aquí tenéis ya preparada una deliciosa infusión instantánea que todos querrán!

Si lo necesitáis, también fuera de casa, para descongestionar las vías nasales podéis meter uno o dos caramelos en una taza con agua hirviendo en un bar. Además de beberlo, podréis respirar los vapores que emanan para sentir un efecto beneficioso inmediato y calmar vuestro resfriado. ¡Obviamente, también sin agua funciona, saboreando directamente los caramelos para calmar la tos y beneficiar a nuestros bronquios!

caramelos balsamicos

Jengibre confitado

Óptimo para el resfriado, la garganta inflamada, los dolores articulares y la gripe.

Ingredientes

  • 200 g de jengibre fresco
  • 300 de azúcar de caña
  • 800 ml agua

El jengibre está considerado un súper alimento por sus múltiples propiedades:

  • antinflamatorio y antibacteriano natural
  • útil para el dolor de garganta, resfriado y gripe
  • indicado para aliviar los dolores musculares y articulares
  • mejora la digestión
  • calma la náusea

El único inconveniente es que tiene un sabor muy fuerte y normalmente tanto niños como adultos no son capaces de comerlo. Pero podemos transformarlo en una sabrosa y útil exquisitez que encantaba a nuestros abuelos: ¡el jengibre confitado!

Procedimiento

Pelamos 200 g de raíz de jengibre. Cortamos rodajitas no demasiado finas y las ponemos en una olla hirviendo con 600 ml de agua durante 45 minutos aproximadamente (con una tapa). Cuando haya pasado este tiempo, el jengibre se habrá ablandado y habrá perdido un poco su gusto picante. Lo colamos y guardamos el agua (trasformada en una valiosa bebida).

Volvemos a poner el jengibre en la misma olla con un vaso lleno de agua (200 ml) y 200 g de azúcar de caña (100 g los dejamos aparte). Cocinamos a fuego bajo sin tapa, sin dejar de remover con una cuchara de madera, hasta que no se haya evaporado el exceso de agua, haciendo que las rodajitas se conviertan en caramelos. Cuando la parte líquida haya desaparecido y el jengibre tenga un bonito color caramelo/oro podemos quitarlo del fuego.

Solo nos queda ponerlo en una tabla o un plato y espolvorearlo con el azúcar restante (100 g) apenas se haya templado. Lo dejamos secar al aire durante algunas horas y, finalmente, para conservarlo en casa, lo guardamos en un recipiente de cristal o en una cajita de lata para poder llevarlo con nosotros durante el día. Es buenísimo para saborear allá donde estemos, tanto para nosotros como para los niños. Y nos proporcionará un beneficio immediato.

jengibre preparación jengibre confitado preparación jengibre confitado jengibre confitado

Pañuelo balsámico

Es realmente fantástico para el resfriado. A continuación os explico cómo prepararlo.

Ingredientes

  • 2/3 gotas de aceite esencial de eucalipto
  • pañuelo de tela
  • bolsita de plástico

¿Qué podemos hacer con un pañuelo de tela que tenemos quizás abandonado en un cajón? Podemos verter en él 2/3 gotas de aceite esencial de eucalipto (que podéis comprar en la herboristería) uno de los remedios más eficaces para aliviar la nariz tapada.

Para obtener un beneficio inmediato será suficiente con respirar su olor. El efecto durará 2/3 días. Se guardará en una bolsita de plástico para evitar que la preciada esencia se disperse.

También te podría interesar:

Jengibre para el bienestar intestinal y contra las náuseas

-5%
Un Invierno Sin Gripe - Christopher Vasey

Un Invierno Sin Gripe

Christopher Vasey

Cómo reforzar la inmunidad de nuestro organismo

Obelisco Ediciones

8,95 € 8,50 €

11,01 $ 10,46 $

Añadir al carrito