× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Remedios naturales: Cúrcuma

Cúrcuma: beneficioso para hígado, articulaciones, arrugas, estómago y humor
Por Giuliana Lomazzi

cúrcuma

 

Hasta hace solo unos años, la cúrcuma se podía encontrar únicamente en forma de polvo dorado. Desde hace poco, podemos encontrar también el rizoma fresco que, una vez molido, tiñe de amarillo las manos de los apasionados de esta especia a cambio de enriquecer la comida con deliciosos sabores. O sea, que no hay excusas para no utilizar la cúrcuma, dados sus numerosos beneficios, inclusive para la psique. Descubramos juntos algunos de ellos:

En dosis alimentarias normales, la cúrcuma no tiene contraindicaciones. En cambio, los preparados que se compran en la farmacia o en la herboristería sí podrían tenerlas; sobre todo, en caso de tener cálculos en la vesícula biliar. Especial atención a aquellos que padecen intolerancias o alergias, las mujeres embarazadas o las lactantes.

Las indicaciones dadas en este artículo no sustituyen la opinión del médico.

¡Todo sobre las especias!

Cúrcuma y articulaciones

Se sabe que la cúrcuma es una de las estrellas de la medicina ayurvédica. Entonces, ¿cómo podían ignorarla los maestros yoguis? Claramente no podían. La Golden Milk, o leche dorada, es un preparado a base de cúrcuma, utilizado por los practicantes de esta disciplina para mantener las articulaciones elásticas y poder mantenerse en posiciones aparentemente imposibles. También es útil como antiinflamatorio.

Aquí tenemos la receta de la Golden Milk

Ingredientes para 4 personas:

  • 500 ml de leche de coco o de almendras
  • ½ cucharada de cúrcuma en polvo
  • ½ cucharada de canela
  • 1 cucharada de savia de agave
  • 1 cucharada de aceite de coco o de sésamo de primera presión
  • Una buena pimienta negra recién molida

Pon la cúrcuma, la canela, la pimienta y la savia de agave en un cazo. Vierte lentamente la leche, y remueve bien para deshacer posibles grumos. Calienta a fuego lento durante 3-5 minutos, sin dejar de remover. La bebida debe estar caliente pero no hirviendo. Añade el aceite escogido, mezcla bien y prueba a continuación.

Cúrcuma: el sanalotodo para la piel

Acné, eccemas, inflamaciones, rojeces, arrugas, etc. la cúrcuma es capaz de intervenir eficazmente contra los problemas cutáneos, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, las cuales actúan contra el envejecimiento precoz del cutis.

Se puede simplemente mezclar la especia con un gel de aloe o con una buena crema hidratante, o preparar un buen aceite para aplicar de manera local con un algodón.

Aceite de cúrcuma

  • 3 cucharadas de cúrcuma en polvo
  • 500 ml de aceite de oliva extra virgen (o mitad de oliva y mitad de sésamo de presión en frío)

En primer lugar, vierte en una botella de vidrio oscuro la cúrcuma y a continuación, el aceite. Ciérrala y agítala suavemente. Colócala en un lugar fresco y seco y déjala reposar durante diez días aproximadamente. Dos veces al día agítala de la misma manera. Al cabo de los diez días, filtra el aceite en una segunda botella de vidrio oscura.

Cabello renovado gracias a la cúrcuma

Antiséptica y antiinflamatoria, la cúrcuma desinflama el cuero cabelludo y aleja la caspa con la ayuda de un champú… personalizado. Es importante aclarar rápido y bien si no se desean efectos reflejos (no aplicar en cualquier tipo de cabellera; indicado especialmente para los cabellos castaños). La cúrcuma también tiene un efecto suavizante en la melena, la refuerza y la ilumina.

Champú a la cúrcuma

  • 200 ml de champú neutro
  • 3 cucharadas de aceite a la cúrcuma (ver receta)
  • 2 gotas de aceite esencial de árbol de té

Pon todos los ingredientes en una botella de plástico que tenga dispensador. Agítalo antes de usar.

La cúrcuma: remedio natural para el estómago, el hígado y el dolor de huesos

Una ayuda para el hígado

La cúrcuma favorece la desintoxicación hepática y estimula la producción de la bilis, la ictericia, la congestión hepática y la insuficiencia biliar. Con este objetivo se puede consumir en forma de tintura, que se puede adquirir fácilmente en herboristerías y la cual es útil también para reducir los niveles de colesterol.

Estómago en guerra

Las náuseas y la mala digestión se pueden aliviar con la cúrcuma. La cúrcuma ayuda también a digerir las grasas, y un poco de tintura puede servir de ayuda consumida siguiendo las instrucciones de la herboristería. También podría servir de ayuda un poco de ese polvo dorado mezclado con los alimentos. Utilizada de estas maneras ayuda a prevenir la formación de aire en el abdomen y a combatir los calambres intestinales. ¡Dos pájaros de un tiro!

Dolor de huesos

Contra los dolores articulares y el dolor de espalda, los masajes con cúrcuma son analgésicos y antiinflamatorios. Para ello, se puede utilizar el aceite esencial, perfume fresco y especiado. Aquí vemos cómo hacerlo.

Aceite para masajes

  • 2 gotas de aceite de coco o de jojoba
  • 8 gotas de aceite esencial de cúrcuma

Pon todos los ingredientes en un frasco de cristal. Antes de utilizar, agita bien.

El secreto del buen humor

La curcumina, principio activo de la cúrcuma, tiene un efecto directo sobre el sistema nervioso, sobre todo sobre la serotonina y la dopamina, las cuales reequilibran las emociones. O sea, que la cúrcuma no aporta solo un bonito color dorado capaz de reactivar el ánimo, ¡si no que también estimula el buen humor!

Te podrían interesar también estos artículos:

Cocinar con especias

En busca de hierbas medicinales y plantas: remedios naturales, usos y recetas

Azafrán: propiedades y usos

Jengibre para el bienestar intestinal y contra las náuseas

Avea (Extracto de Raíz de Cúrcuma) - NutraMedix

AVEA:
Extracto de Raíz de Cúrcuma

Fitoterapia energética por impregnación cuántica

NutraMedix

14,73 €

Añadir al carrito