× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recetas saludables con aceites de semillas

aceites de semillas

Descubre algunos platos sabrosos y saludables que puedes aliñar con aceites vegetales 100% naturales extraídos de semillas oleaginosas con Frantoil.

Cocinar de una manera saludable no quiere decir renunciar al gusto o comer platos insípidos. De hecho, los condimentos que usamos a menudo no solo aportan sabor, sino también muchísimos nutrientes esenciales para la salud de nuestro organismo. Eso será así, obviamente, si utilizamos productos naturales que preservan intactas sus cualidades nutritivas.

Uno de estos ingredientes es precisamente el aceite vegetal, que puede ser de tantísimos tipos diferentes, cada uno de los cuales con sus propias características.

Descubramos juntos algunas recetas en las que podremos aprovechar todo su potencial.

Sukju Namul (acompañante coreano)

  • 300 g de brotes de soja
  • 1 cebolleta cortada en capas finas
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cuchara sopera de aceite de sésamo acabado de exprimir
  • pimienta negra a tu gusto
  • salsa de soja o sal a tu gusto
  • semillas de sésamo

Aclarar los brotes de soja y hervirlos en agua con sal durante un minuto, hasta que se vuelvan semi-transparentes. Poner en remojo con agua fría para templar la cocción, después colar bien el agua. Meter los brotes en un tazón y cortar finamente la cebolleta, añadir el aceite de sésamo, el ajo, la sal y la pimienta negra. Mezclar bien, finalmente aliñar con un puñado de semillas de sésamo y dejarlo reposar. El aceite de sésamo es rico en vitaminas y minerales. Tiene óptimas propiedades antioxidantes y ayuda a reforzar el sistema inmunitario.

Sukju Namul

Ensalada con peras

  • un puñado de rúcula
  • un puñado de valeriana
  • una cucharada de aceite de lino acabado de exprimir
  • una cucharadita de vinagre blanco o de manzana
  • algunas nueces troceadas
  • una pera
  • queso grana a trocitos
  • sal a tu gusto
  • pimienta negra a tu gusto

Lavar la rúcula y la valeriana y ponerla en un cuenco. Pelar la pera y cortarla en finas rodajas, añadir las nueces y aliñar con aceite de lino y vinagre. Esparcir los trocitos de grana y añadir la sal y la pimienta según se prefiera.

El aceite de lino es riquísimo en omega 6, y como la naturaleza ha dotado estas semillas de una cáscara coriácea e indigerible el mejor modo de asumir sus valiosos nutrientes es precisamente el de extraer su aceite. Se trata de un aceite delicado, que se vuelve rancio fácilmente y que es muy sensible a las altas temperaturas, por eso está indicado para las recetas frías como ensaladas, tostadas, añadido al yogurt con fruta y muesli crujiente, consumido solo a cucharaditas o añadido a extractos de fruta y verdura.

ensalada de pera

  DESCUBRE NUESTRA SECCIÓN DE ACEITES Y CONDIMENTOS >>