× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pet Therapy para la hiperactividad infantil

Escrito por Alberto Dal Negro

niño y perro

 

Hiperactividad: me fascinan estos niños. Niños especiales en todos los aspectos. Es cierto, no son fáciles de gestionar para los padres y los profesores... pero aun así son especiales. Lo digo por como los conocemos nosotros cuando están en compañía de un animal, por cómo estos niños saben sintonizarse con un perro, por cómo saben entender sus necesidades y exigencias, por su delicadeza en los gestos, el enorme respeto que profieren hacia ellos y hacia nosotros. Parece que el animal pueda eliminar esa larga lista de “esto no va bien, aquello tampoco” que a menudo nos explican, aquella lista negra sobre la cual nos piden que trabajemos.

¿Qué es el TDAH?

El Transtorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es, según la página web Erickson,"la etiqueta diagnóstica utilizada para describir una población heterogénea de niños que presentan una serie de problemas, las manifestaciones más evidentes de los cuales están relacionadas con la dificultad de mantener la atención y de controlar la impulsividad y el movimiento”.

Inicialmente, hace ya muchos años, nos preocupábamos mucho cuando nos hablaban de la oposición de estos niños, de su impulsividad y agresividad… y pensábamos en nuestros animales y en qué estado podrían salir de un encuentro con ellos. Pero nada de eso.

Pet Therapy con los niños hiperactivos

Se instaura casi siempre una complicidad particular entre el niño y el perro: el perro capta la unicidad de estas personas y el niño descubre la unicidad del ser animal. Se buscan el uno al otro, se entienden de maravilla. Con los tiempos de atención del niño que se alargan desmesuradamente, con comportamientos del todo respetuosos hacia todos (animales y adultos presentes), ningún tipo de oposición, de agresividad, nada de eso. Emerge en estos encuentros la parte más bonita e importante del niño. Sobresale toda su profunda esencia de ser especial.

Creo sinceramente que estos niños tienen capacidades especiales y pueden enseñarnos mucho. Y esta es una idea que cada vez más padres nos manifiestan, también ellos entienden que sus hijos son verdaderamente sorprendentes, sin duda difíciles de manejar yendo a mil por hora, por lo cual es difícil (y doloroso) verlos etiquetados como “diferentes” cuando a ser diferentes son todos los demás. Siendo niños que tienen un cociente intelectual superior al resto y capaces de relacionarse con un adulto de tú a tú, deberíamos reflexionar sobre esto...

¿Por qué con un animal todo cambia?

  • ¿Quizás por qué el animal no pretende nada, más allá de compartir momentos de juego y diversión?
  • ¿O quizás porqué en su esencialidad, es capaz de ver más allá de los comportamientos exteriores?
  • ¿Por qué, carente de cualquier rol, es simplemente él mismo y muestra toda su propia autenticidad, reconociendo la integridad y la autenticidad del otro?

¿O todo esto a la vez?

Vemos padres que sienten un dolor interior, hundidos entre lo especiales que son sus hijos y la imagen que los otros ven desde fuera... Padres que la mayoría de las veces sufren la soledad de este sentimiento, que nos inundan de pensamientos y palabras, que buscan la opinión de aquellos que saben captar los mejores aspectos de sus hijos... porqué un perro hace que salgan a la luz sus bellas cualidades... y aquello que nosotros vemos ellos también lo ven. Y estos padres nos miran directamente a los ojos como si nos estuvieran diciendo “¿has visto?”, para pedir una respuesta sincera a la belleza de su complicidad, de una interacción suave, tranquila, respetuosa, recíprocamente gratificante.

Y el niño vive en esta dimensión de aceptación, de total acogimiento, de ausencia de juicio, de libertad... ¡y vive! Vive, porqué ve seres especiales, momentos especiales. Y la mayoría de veces, agradecido a los padres por esta oportunidad, se acerca a ellos, los abraza, busca su atención y poder compartir esta experiencia, invitándoles de vez en cuando a experimentar aquello que el perro es capaz de dar.

Pet Therapy y familia

A veces dedicamos momentos individuales de interacción con un perro exclusivamente para los padres, sin la presencia del niño, ofrecemos, por decirlo así, encuentros con “la fuente”. Porqué los padres lo necesitan tanto como sus hijos. Todos necesitamos que nos escuchen, que nos acojan, tener un momento de paz. Por eso, creemos necesario ampliar nuestro radio de acción a otro nivel. Porqué al final el nivel es solo uno. Con estas familias se crea no solo una relación profesional... a menudo va más allá. Se funden un poco los roles... se da más relevancia a la esencia.

Creo personalmente que vivir con roles diferentes es difícil para todos (en el trabajo soy así, fuera soy asá...). Es una especie de violencia hacia nosotros mismos. Nosotros somos aquello que somos y creo que lo mejor es que nos desahoguemos del resto de identidades. No debemos temer mostrarnos al otro, con nuestras competencias y nuestros límites. No debemos defendernos de nadie... también porqué estos niños especiales saben captar perfectamente nuestra coherencia interior, nuestra integridad y autenticidad. No podemos ni debemos engañarles. Quizás nos quieran enseñar precisamente eso... a ser más nosotros mismos.

Alrededor de la conocida perplejidad del “¿y después del encuentro con el perro queda algo o ya está todo? respondo citando fielmente el sms de una mamá después de dos semanas del último encuentro: "Hola, hoy hemos celebrado la fiesta de cumpleaños y Alex ha conseguido jugar desde las 14.30 hasta las 18.00 sin pelearse con nadie y sobre todo sin portarse mal o hacer escenitas y respetando las reglas (“No se juega con el agua y los regalos se abren cuando hayan llegado todos, ¿vale?”). Teniendo en cuenta que la fiesta de Navidad fue un desastre y tuvimos que irnos... diría que es casi un milagro. Algunas mamás se han maravillado con el cambio de Alex... se han quedado realmente impresionadas." Parece entonces que algo queda...

También puede interesarte:

Terapia con mascotas: relación animal-paciente

  DESCUBRE NUESTRA SECCIÓN DE LIBROS SOBRE ANIMALES >>  

8,00 € 7,60 €

9,22 $ 8,76 $

Momentáneamente no disponible

¿Quieres saber más?

-5%
El Lenguaje de los Animales - Temple Grandin, Catherine Johnson

El Lenguaje de los Animales

Temple Grandin, Catherine Johnson

Una enriquecedora interpretación desde el autismo

RBA Libros

18,00 € 17,10 €

20,76 $ 19,72 $

Añadir al carrito

21,00 € 19,95 €

24,22 $ 23,00 $

Añadir al carrito
-5%
El Alma de los Animales - Daniel Meurois

El Alma de los Animales

Daniel Meurois

¿Tienen alma los animales?

Isthar Ediciones

15,00 € 14,25 €

17,30 $ 16,43 $

Momentáneamente no disponible

¿Quieres saber más?

-5%
Tu Perro, Tu Espejo

Tu Perro, Tu Espejo

Andrea Wolf

Lo que el comportamiento de los animales permite adivinar sobre sus amos

Obelisco Ediciones

8,95 € 8,50 €

10,32 $ 9,80 $

Añadir al carrito