× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miel de Manuka: una óptima cura natural

Escrito por Redacción Web Macro

miel de Manuka

 

La Miel de Manuka se está haciendo cada vez más conocida, tanto en el ámbito de la alimentación como en el campo de las curas naturales.

Sí, porqué la miel de Manuka, además de ser un buenísimo y valioso alimento, también es un óptimo remedio natural para muchos tipos de enfermedades, desde el resfriado al herpes.

La Manuka es una planta de origen Neozelandés que crece espontáneamente a lo largo de todo el territorio. Aunque las superficies destinadas a la agricultura y la explotación ovina y bovina hayan sido eliminadas, quedan aún territorios muy extensos en los que la Manuka crece sin ninguna intervención externa, es decir, de modo naturalmente biológico; y, como los apicultores practican también su actividad en modo ecológico, la miel de Manuka resultante es un producto biológico a todos sus efectos. Pero más allá del sello, quien la compra está adquiriendo un excelente alimento natural.

La Miel de Manuka: un óptimo antimicrobiano

La miel de Manuka es un antimicrobiano que se comporta en modo selectivo: elimina los gérmenes patógenos mientras que es beneficioso para los organismos útiles que nos mantienen saludables. La miel de Manuka, que se revela como un destacado alimento “favorable a la vida”, es además probiótica. De hecho sostiene los procesos fisiológicos que dan lugar a una sana formación de las células y a un sistema inmunitario fuerte, mientras obstaculiza o elimina las bacterias nocivas, cura el lugar de la intervención y reduce las excesivas reacciones inflamatorias. Su vasto efecto antimicrobiano se dirige en modo específico contra algunas especies, pero también diezma otras bacterias patógenas en un modo igual de eficiente.

 

manuka y abejas

Descubramos ahora algunos remedios naturales a base de Miel de Manuka.

Curar el resfriado con la Miel de Manuka

Introducir en la nariz la miel de Manuka MGO250+ e inhalar profundamente. Repetir la operación varias veces al día. La miel no reseca las fosas nasales.

Curar la cistitis con la Miel de Manuka

Bebe 1-2 litros de té verde durante el día con 1 cucharita de miel de Manuka MGO400+ por taza.

Miel de Manuka: útil también para las heridas

Realiza una limpieza de la herida fresca, o bien cúbrela directamente con miel de Manuka MGO100+ y esparce también un poco más allá de los márgenes, o bien aplica una gasa de las dimensiones necesarias impregnada de miel y envuelve.

Inicialmente será necesario cambiar la gasa al menos una vez al día. En caso de heridas infectadas de manera crónica, especialmente si se trata de gérmenes de hospital, en un primer momento la miel crea un ambiente estéril previo a la verdadera fase de curación. El proceso puede durar un poco más, pero si tenéis paciencia no os decepcionará.