× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La menta: remedio natural y sabroso en tu cocina

menta

Propiedades, beneficios, y todos los usos de una de las plantas aromáticas más queridas: la menta

¿Qué te viene en mente cuando piensas en el aroma de la menta? Seguramente puedes imaginarla de maneras muy diversas, precisamente por su capacidad de ser versátil y utilizable de muchos modos. ¿Cómo? Descubre cómo y cuándo usar la menta y cuáles son sus efectos beneficiosos para la salud.

¡Menta para todo tipo de usos!

La menta es una planta aromática muy utilizada, sobre todo para la realización de bebidas y cocktails. Como remedio natural puede utilizarse tanto fresca, como molida o en extracción pura bajo la forma de aceite esencial.

Cuando una planta se presta a usos muy variados, se convierte en algo aún más valioso e indispensable para tener en casa. Podríamos definir la menta como una “planta perenne”, ya que es posible cultivarla durante todo el año y disfrutar de sus beneficios tanto en verano como en invierno. La menta, sobre todo si se utiliza fresca o bajo forma de aceite esencial, desarrolla una doble función para la salud, que ejerce tanto en caso de temperaturas bajas como en el caso de altas temperaturas.

Las propiedades de la menta

En las hojas frescas y aromáticas de la menta encontramos el mentol, el principio activo de la planta, que posee un poder calmante y desinfectante.

La menta tiene muchos beneficios:

  • es útil en caso de trastornos gastrointestinales
  • favorece la digestión
  • es coadyuvante en caso de tos
  • alivia los síntomas del asma
  • favorece la reducción de la temperatura corpórea en caso de fiebre
  • es tónica y antiséptica
  • es útil en caso de enfermedades infecciosas

La menta refresca en el periodo estival y es utilísima en caso de fiebre, ya que ayuda a reducir la temperatura en poco tiempo.

A la vez es muy valiosa también en inverno, ya que alivia los síntomas de las dolencias respiratorias, como el resfriado y el dolor de garganta. En caso de resfriado, lo ideal es utilizar el aceite esencial de menta, vertiendo unas pocas gotas en el agua hirviendo, para después respirar sus vapores. Útil también añadiéndola a cremas o aceites para combatir el reuma.

El aceite esencial de menta ayuda también a liberar la mente de los pensamientos, favorece la concentración y purifica el ambiente.

La menta en la cocina

La menta se utiliza mucho a nivel culinario para aromatizar platos, para enriquecer ensaladas, en la preparación de postres y de muchos cocktails. Es una planta versátil y puede ser utilizada seca, fresca o incluso cocinada sobre los alimentos para dar un sabor fresco y nuevo a los platos. Muy utilizada para cocinar durante la primavera y el verano, la menta es a menudo compañera de las ensaladas de cereales, como la de cebada, la de trigo sarraceno o de espelta. Puede acompañar verduras como los calabacines, los tomates, los pepinos y los espárragos, y de hecho casa muy bien con ellos. Añadida a las legumbres, sobre todo a los garbanzos y a las judías, de un sabor más dulce, transforma el sabor añadiendo ligereza.

Un consejo sano y sabroso para el verano es el de hacer hervir un litro de agua y, una vez llegada a ebullición, dejar macerar en su interior 5 o 6 hojas de menta fresca durante 20 minutos como mínimo. Una vez filtrada se puede conservar también en la nevera y consumir fresca. Será una bebida saludable para combatir el calor externo e interno del cuerpo.

5,90 € 5,61 €

6,79 $ 6,45 $

Momentáneamente no disponible

¿Quieres saber más?