× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las propiedades de la canela

Como usar la canela

canela

La canela en la historia

Conocida como canela y utilizada a menudo para cocinar, esta especia proviene de un árbol que crece espontáneamente en los bosques, a orillas del océano, en países como Malasia y Filipinas. Los lugares en los que más se cultiva son la India, Jamaica y en las Seychelles. La variedad más conocida y preciada de canela es el Cinnamomum zeylanicum. Se presenta en forma de finas tiras de color amarillento, lisas y aromáticas, que enrolladas sobre ellas mismas forman los conocidos bastoncitos de canela. Paul Valery afirmó que si sobre una piedra se podía construir una iglesia, sobre la fragancia inalcanzable de un aroma se podía edificar un “templo memorable” que quedaría eternamente en la memoria de aquél que lo hubiera olido.

Los primeros escritos dedicados a la canela encuentran su origen en más de dos mil años atrás, y en ellos se habla de sus múltiples usos, como el terapéutico. Precisamente, es una de las especias más usadas en la medicina oriental, sobre todo en la antigua medicina china. Se creía que su aroma penetrante y acogedor era capaz de pulverizar, junto a gérmenes y bacterias, las escorias de la mente y de los pensamientos.

Consagradas al Sol, las plantas de canela eran consideras plantas sagradas en muchas culturas antiguas. Y esto nos hace pensar: a día de hoy, ¿quién de nosotros se para a consagrar una planta a la divinidad? Hemos perdido el contacto que nuestros antepasados tenían con la tierra y el respeto por los frutos que ella nos regala. No son solo un alimento con el cual nos podemos nutrir y beneficiar, sino un verdadero regalo por el que dar las gracias.

Las propiedades de la canela

La canela posee en sí una energía yang que para la medicina oriental significa una energía caliente. Por ser la canela un alimento de naturaleza caliente, está muy indicada para el periodo invernal. También se aconseja a todas las personas que sufren mucho el frío, ya que ayuda a calentar el cuerpo llevando energía al interior. La canela ayuda al corazón y al sistema circulatorio, al sistema nervioso y al bazo. Tiene varias propiedades terapéuticas:

  • tonificante
  • calentamiento
  • bactericida
  • antiséptica
  • antiespasmódica
  • analgésica
  • digestiva

Así mismo se aconseja en caso de dolores artríticos y musculares, espasmos digestivos y sensación de peso en el estómago, intoxicaciones alimenticias y virus intestinales, fermentaciones intestinales y estados febriles.

Actúa sobre todo en el conjunto del aparato digestivo y puede utilizarse para favorecer su actividad, tanto del estómago como del intestino. La canela es útil también en caso de cansancio y astenia: basta solo una cucharita disuelta en una infusión de malva o hinojo, tomada por la mañana o en los momentos de mayor cansancio.

Cuando usar la canela

La canela no es solo una especia sabrosa con la cual crear dulces, sino también un remedio natural útil para tener siempre en la despensa, tanto en forma de polvo como de bastoncito. Para los dolores menstruales, será una verdadera panacea. Se aconseja la preparación de una infusión de jengibre y canela, haciendo hervir el agua a fuego lento durante al menos 20 minutos con 3 rodajas de jengibre fresco y una cucharita de canela dentro. Alivia inmediatamente las contracciones musculares. La canela es útil también en caso de dolor estomacal, ya sea debido a una indigestión o una tensión emotiva. Bastará diluir una cucharita de canela en una taza con agua hirviendo y beberla rápidamente para obtener un beneficio inmediato.