× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Herpes

Remedios naturales y alimentos para prevenirlo

Escrito por: Giuliana Lomazzi

herpes labial

Conocido también como “fiebre sorda”, el doloroso y antiestético herpes aparece sobre todo en la fría estación y se presenta sobre todo cuando el estrés y el cansancio nos sobrepasan. El culpable del herpes es un virus realmente antipático que prácticamente todos hemos experimentado alguna vez, y que no suele provocar daños: el peligro llega cuando éste se presenta en los ojos o en los genitales – casos en los que es necesario una intervención médica.

Nosotros nos ocuparemos solo del herpes labial, el más frecuente. Éste no suele crear problemas a los adultos, ¡pero a los niños sí! Cuidado con besarlos cuando se tiene el virus. De hecho, si los niños tienen aunque solo sea un leve eccema, el virus del herpes puede conllevar graves reacciones y extenderse por todo el cuerpo.

Para atacar, el virus espera al momento en que el organismo se encuentra débil por diferentes motivos: demasiado frío o calor, exposición a rayos ultravioleta, desajustes hormonales (como sucede durante el periodo del ciclo menstrual), el embarazo y, también en este caso, una dieta inadecuada y comidas abundantes.

Alimentos anti-herpes y prevención

Lo ideal sería intentar prevenir el herpes. Y la primera arma es una dieta correcta. Carbohidratos refinados (azúcar blanco comprendido) y alcohol son aliados del virus; en cambio, un plato rico de vegetales les hace la vida difícil, gracias a la presencia de antioxidantes, vitaminas y minerales.

Calabazas, coles, zanahorias, granadas, remolachas y cítricos son los aliados de la estación fría; en otros periodos tendremos el melón, las fresas, el pimiento, los puerros, las cerezas... También las legumbres y los cereales integrales ayudan, así como las semillas oleaginosas, las algas, la cúrcuma acompañada de pimienta y la levadura alimentaria, rica en vitaminas del grupo B y óptima para reforzar las defensas inmunitarias.

Todos estos alimentos contribuyen también a nutrir adecuadamente la flora bacteriana y por tanto a reforzar el sistema inmunitario. En los casos en que ésta sufra un desequilibrio, se podrá proceder a hacer uso de probióticos, los cuales favorecen el reequilibro intestinal. También un poco de chocolate negro (mínimo 80% de cacao) hará su buena contribución.

Es importante recordar que comer en modo equilibrado ayuda también a combatir el estrés y ayuda incluso a conciliar el sueño.

Dormir las horas necesarias y despertarnos reposados representa otra parte importante en la lucha contra el herpes. Será necesario pues encontrar momentos para relajarnos, los cuales pueden llegar después de haber practicado un poco de actividad física moderada y de prácticas como el yoga.

¿Y si todo eso no bastara y el herpes se presentara igualmente?

Remedios naturales contra el herpes

Desgraciadamente cuando el virus llega no se puede parar, solo podemos esperar a que haga su ciclo. Pero se puede limitar la molestia que provoca. La primera cosa que debemos tener en cuenta es que la intervención debe llevarse a cabo enseguida cuando se empieza a percibir una sensación de quemazón en el labio, un hormigueo o dolor.

La primera intervención puede ser la aplicación de una gota de tinta madre de caléndula diluida en un poco de agua.

Óptimo también será el aceite esencial de árbol del té: será suficiente diluir una gota con aceite de almendras o de oliva y aplicarlo sobre el herpes.

Funcionan también muy bien las esencias de limón y bergamota, pero con el inconveniente de no poder exponerse al sol enseguida, ya que durante un breve lapso de tiempo la piel experimenta una cierta fotosensibilidad.

Estas intervenciones ya serían suficientes para contener el problema en una primera fase. A continuación, podrían presentarse sequedad y enrojecimiento, los cuales podrían atenuarse fácilmente con una crema de caléndula o de Aloe Vera.

Nota: estos remedios no suelen tener efectos colaterales, exceptuando casos particulares. En caso de duda consultar con un herborista cualificado o con un médico.

6,85 € 6,51 €

7,86 $ 7,47 $

Momentáneamente no disponible

¿Quieres saber más?