× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guía para las chicas sobre la menstruación

Las 14 preguntas de las más jóvenes

Escrito por Le Vie del Dharma

Adolescentes

 

La pubertad es un periodo de grandes cambios para las chicas, a partir de los trastornos del cuerpo que se prepara para pasar a la edad adulta: se aumenta de estatura y de peso, el cuerpo cambia de forma y proporciones, crecen el vello y los senos, cambian los olores, la piel, el cabello... y aparece la primera menstruación, la menarquia. Para algunas chicas llega antes, para otras más tarde, cada una tiene su momento, según su propia constitución e individualidad.

Los cambios en el cuerpo pueden parecer extraños, absurdos y diversos de las expectativas que cultivan las chicas en su corazón, entre la confusión de ya no ser niñas y la curiosidad y las ganas de ser adultas. Entre la pubertad y la adolescencia pueden sentirse desgarbadas, en un cuerpo que no sienten del todo “suyo”, demasiado altas o desproporcionadas, demasiado en carne o demasiado delgadas. Pero para toda transformación hace falta paciencia: los cambios del cuerpo en crecimiento son como los de un gusano en el capullo, que cambia cada día hasta transformarse en una mariposa.

Por no hablar de la mutabilidad emotiva, de los cambios en el carácter, en el humor y en el comportamiento, en la distancia que a veces se interpone entre adolescentes y adultos, de la arrogancia que esconde y protege todas las inseguridades, las dudas, las preguntas. Es un periodo complejo también para los padres y para todos los adultos que están cerca de las chicas “en evolución”: vemos como nuestras hijas, sobrinas, nietas, hermanas, o jóvenes amigas pierden poco a poco su carácter infantil para transformarse en chicas y después en mujeres. Mamás, papás, abuelos se encuentran con adolescentes a veces difíciles de comprender, aunque todos (pero sobre todo todas) hayamos atravesado aquella fase particular de la vida en la que el mundo de los adultos es aún lejano y extraño, mientras que el mundo de la infancia ya ha quedado atrás.

La llegada de la primera menstruación es un momento fundamental en la vida de una chica. Vivirlo conscientemente puede marcar la diferencia, no solo en su camino hacia la adolescencia, sino en toda su vida de mujer. Ser conscientes de qué significa la regla, para el propio cuerpo y para el propio mundo interior, significa en primer lugar afrontar este cambio aprendiendo como funciona biológicamente y anatómicamente la menstruación, qué sucede al aparato reproductivo, a las hormonas, al cerebro, y será mejor a través de una explicación clara, simple, desenfadada y directa.

Estos conocimientos pueden llegar a través de las palabras de los padres, de un profesor, de otros adultos cercanos, pero también a través de la valiosa ayuda de un libro sobre el ciclo menstrual, si no nos sentimos capaces de encontrar una respuesta para cada pregunta. Es importante saber calmar las preocupaciones de las chicas con las respuestas sobre el cuerpo, el humor, la concentración, y sobre como cambiará la cotidianidad en los días de la menstruación (¿Puedo hacer deporte? ¿Por qué me siento tan cansada? ¿Puedo pararme a dedicar un poco de tiempo para mí misma?, así como ayudarlas a resolver y vencer la posible vergüenza y, cuando lleguen, desdramatizar los sufrimientos.

En este artículo queremos presentarte 14 preguntas sobre la menstruación que quizás están llenando la cabeza de tus hijas, sobrinas, nietas, hermanas o jóvenes amigas (o la vuestra, ¡jóvenes lectoras!) y sus relativas respuestas. No creemos poder resolverlas del todo, naturalmente, y precisamente por eso te daremos también algunos consejos de lecturas, útiles ya sea para las más jóvenes como para las lectoras más maduras, que deseen profundizar en su conocimiento del ciclo menstrual o bien adquirir los instrumentos para guiar a las más jóvenes.

¿Qué es la menstruación?

Antes de iniciar, dediquemos un momento a aclarar algunos términos.

La palabra “menstruación” viene del latino menstruatio, que significa mensualidad y tiene origen en el adverbio de tiempo menstrum, o bien “una vez al mes”. La menstruación es algo recurrente, cíclico, así como el ciclo lunar, el subseguirse de los meses y de las estaciones: la vida de la mujer, su misma naturaleza, está estrechamente conectada a este ritmo circular y creativo. La primera menstruación es llamada “menarquia”. Con ella inicia el periodo fértil de la vida y empieza el ciclo que lleva a la mujer a ovular y sangrar regularmente cada 28-35 días. Este entero proceso se llama ciclo menstrual. A veces decimos por costumbre “tengo el ciclo” cuando tenemos la menstruación, pero la realidad es que el ciclo comprende todas las fases del mes, desde el inicio de la menstruación pasando por la fase preovulatoria, a la ovulación y a la fase premenstrual, hasta el inicio de la sucesiva menstruación.

Preguntas adolescentes

La mestruación: FAQ – Frequently Asked Questions

¿Cuando tu hija o tu nieta te pregunte sobre la regla, sabrás responderle en modo correcto y satisfactorio?

Estas 14 preguntas y respuestas sobre la menstruación provienen de Aiuto ho le mie cose, de Laura Brugnoli y Barbara Monti, un libro dedicado a las más jóvenes, pero también a sus padres y educadores, para responder a todas sus dudas, curiosidades y preguntas sobre la menstruación.

1. ¿Cuando llega la menstruación?

La mayor parte de las chicas tienen la primera menstruación entre los 11 y los 15 años; pero a veces puede llegar incluso antes, a los 9 años, y a algunas chicas después, a los 16-18 años. A veces la constitución sigue las huellas maternas y saber a qué edad le llegó la primera menstruación a la madre puede darle una pista a la hija. Normalmente llega uno o dos años después del inicio de la pubertad, es decir, el momento en que empiezan a crecer los pechos y el pelo púbico. En el curso de la vida de una mujer se tendrá la menstruación unas 450 veces.

2. ¿Cada cuánto tiempo?

El ciclo menstrual se cuenta a partir del primer día de la menstruación hasta aquella sucesiva; por definición es de 28 días, igual que el ciclo lunar, pero en realidad cada mujer es diferente y cada una tiene su ritmo. De 21 a 35 días es todo normal. Al inicio el ciclo no es siempre regular, hay que tener paciencia.

3. ¿Cuánto dura?

El sangrado puede durar de 3 a 6-7 días. También esta es una cuestión personal: hay mujeres que sangran solo un par de días y otras algunos días más.

4. ¿Cuánta sangre pierdo?

La cantidad de sangre que se pierde en una menstruación es un poco más de 2 o 3 cucharas, entre los 30 y los 80 mililitros. El primer y el segundo día son aquellos con el flujo más abundante. No es todo sangre lo que se pierde: hay moco y una parte más densa, es decir, el endometrio que se va eliminando de modo que el útero produzca cada mes un revestimiento nuevo.

5. ¿Y si viene la primera vez y después desaparece?

Pasa frecuentemente que después de la primera regla deje de venir durante un tiempo, incluso durante varios meses o un año. Es normal y no debemos preocuparnos, hay que darles tiempo a las hormonas y a los órganos de retomar un ritmo regular. Antes o después el cuerpo encuentra por si solo su propia medida.

6. ¿Y si tengo 16 años y aún no me ha llegado?

Es un poco raro pero no eres la única. No debes avergonzarte ni preocuparte. En este caso puedes hacer una visita al ginecólogo, pero sin agobios.

7. ¿Qué pasa cuando me viene?

Nada grave. De pronto un día, cuando vayas a hacer pipí, encontrarás las braguitas manchadas de sangre. O bien cuando te limpies con el papel higiénico verás que está sucio. Puede pasarte por la noche, por la mañana o en cualquier momento del día y desgraciadamente no te avisa con un WhatsApp. Aunque la verdad es que algunas pequeñas señales sí da, ¡lo verás en la próxima pregunta! Algunas veces la sangre es roja como cuando te haces una herida, otras veces es un poco más oscura. Tómate un respiro, tranquila: ¡te ha llegado la primera la regla! ¡Felicidades, has pasado a formar parte del mundo Femenino con la “efe” mayúscula!

8. ¿Cómo puedo saber que va a venir?

En los días que preceden el ciclo a veces nos podemos sentir un poco hinchadas, con el seno engrandecido, el útero un poco adormecido, dolorido y pesado. En la cabeza empieza el efecto globo aerostático: estás un poco despistada o quizás nerviosa, cansada y deseando estar tranquila y sola. Quizás tienes un hambre de lobo y las lágrimas apunto. Verás que después de un par de años de menstruación, si estás atenta a cómo te sientes, ya no te cogerán por sorpresa.

9. ¿Duele?

Cada chica vive la regla de un modo personal. Como norma no debería doler mucho, aunque es frecuente notar molestias en la barriga o en la espalda, especialmente en los días que preceden el sangrado y en los primeros días de menstruación.

10. ¿Qué es lo que no puedo hacer?

Puedes hacer todo lo que quieras, no hay nada prohibido.

11. ¿Es verdad que no puedo regar las plantas, hacer mayonesa, teñirme el pelo, depilarme, ducharme...?

No, no es verdad. En el pasado la menstruación se consideró a menudo como algo sucio o malo, una especie de maldición. Muchos pensaban que las mujeres, durante el sangrado menstrual, podían contaminar o ensuciar todo aquello que tocaban. Más tarde, con la liberación femenina y la investigación científica, se comprendió que nada de eso era verdad, que con la regla se puede hacer todo lo que una quiere. A veces se ha exagerado en el sentido opuesto, diciendo que una puede hacer como si no la tuviera ¡y que incluso podía tirarse de un avión! La verdad es que en esos días ninguna tiene muchas ganas de cabalgar un puro sangre con pantalones blancos. Quizás te apetecerá más hacer una siesta con una bolsa de agua caliente sobre el vientre y una infusión: adelante. No debes demostrar nada a nadie. No eres incorrecta ni débil, estás reposando. No eres más fuerte y súper si te inscribes a un curso de puenting. Eres libre de escoger, y este es un gran regalo.

12. ¿Se pueden tener relaciones sexuales con la menstruación?

Técnicamente es posible mantener relaciones sexuales, pero existen varios “peros”. La primera cosa a tener en cuenta es saber si tu compañero y tú os sentís a gusto: para algunos no es un problema y para otros sí. El segundo “pero” es que no es cierto que una no pueda quedarse embarazada durante la regla: es necesario usar protección como el resto de días. El tercer pero al que debéis prestar atención es que habiendo mucha sangre existe una mayor vulnerabilidad para ser contagiada de enfermedades de transmisión sexual, y por eso es mucho más arriesgado de lo normal. La única protección eficaz contra estas enfermedades es el uso del preservativo, ¡recuérdalo!

13. ¿Puedo hacer como si no la tuviera?

¡Esta es una pregunta trampa! La respuesta es: sí y no. Sí, en el sentido que tu vida continuará adelante como siempre, puedes hacer lo que quieras, no estás enferma. No, en el sentido que sería una pena que ignoraras los cambios que se están produciendo dentro y fuera de ti. Sería como si alguien te regalara 100 euros y tú te comportaras como si solo pudieras gastarte 10, actuando como si no tuvieras nada más en el bolsillo. Además, en esos días se mueven tantas cosas que para ignorarlas todas haría falta magia, o bien mucha, muchísima energía. A continuación encontrarás una lista de los cambios que se producen dentro de ti: la temperatura corpórea, el metabolismo, la necesidad alimentaria, los niveles de azúcar en la sangre, la acidez de la sangre, el ritmo cardíaco, la orina, la dilatación de las pupilas, la sensación de dolor, las ondas cerebrales, la vista, el olfato, el oído, los senos, la secreción de moco cervical, la dimensión, posición y color de la cérvix, la dimensión y color de la vulva, el deseo y la respuesta sexual, los ciclos sueño-vigilia, los niveles de energía, los sueños, las ganas de soledad o sociabilidad, el uso de la palabra, la atención, la sensibilidad, las emociones, la voz crítica. ¿Qué te parece, sigues queriendo hacer ver que no pasa nada?

14. ¿El ciclo es siempre regular?

No siempre. Hay algunos periodos en los que es posible perder el ritmo. Algunas causas son: los traslados (pérdida de costumbres); viajes (cambios de lugar, comida, huso horario, clima); fuertes miedos o sustos; shock o traumas (accidentes, separaciones, lutos, noticias dolorosas); alimentación incorrecta (si comes demasiado o demasiado poco ¡o demasiado mal!); tensión y estrés (estudias demasiado, sufres por alguien o algo, competiciones, exámenes); demasiado deporte (el cuerpo está cansado); miedo de estar embarazada (a veces bloquea el ciclo, de modo que tienes aún más miedo); sufrimiento (de cualquier tipo); problemas de salud.

¿Y el yoga qué puede hacer por la menstruación?

Durante la regla se puede hacer yoga sin problemas. Muchas escuelas y enseñantes aconsejan evitar algunas posiciones en los que es necesario ponerse boca abajo si se está en los primeros días de menstruación, cuando el flujo es abundante, para no obstaculizarlo. Por eso es siempre mejor avisar al enseñante cuando tienes la regla.

También tú sola en casa, cuando lo necesites, puedes realizar algunas posiciones de yoga que te ayudarán tanto a relajar la zona lumbar como a calmar los calambres en el vientre, y a favorecer el momento de crecimiento personal ofrecido por la menstruación: en esta fase del ciclo de hecho se deja atrás lo viejo para prepararse para un nuevo inicio, una renovación de las energías, de las emociones y la motivación. Las asana de doblamiento y alargamiento hacia adelante expresan bien esta intención de dejar ir y renovarse – por ejemplo la posición de la mariposa doblada.

mariposa doblada

La mariposa doblada

  • Sentada en posición simple, une las plantas de los pies delante de ti y acércalas al máximo a las ingles sin forzar.
  • Aferra los pies con las manos y oscila hacia arriba y hacia abajo las rodillas durante 30 segundos, para calentarlas y relajarlas.
  • Pon las manos sobre los pies, y lleva delicadamente la cabeza hacia abajo manteniendo la posición. Si te cuesta, aleja ligeramente los pies del cuerpo de modo que este movimiento te será más simple.
  • Respira con la nariz lenta y profundamente durante un minuto. Cuando respires, lleva el respiro hacia la parte baja de la columna vertebral, hacia las caderas y los órganos reproductivos; cuando respires, siente como la tensión se relaja en estas áreas.

 

  DESCUBRE NUESTRA SECCIÓN SOBRE MENSTRUACIÓN>>  

 

-5%
Luna roja - Miranda Gray

Luna Roja

Miranda Gray

Los dones del ciclo menstrual

Gaia Ediciones

12,00 € 11,40 €

14,62 $ 13,89 $

Añadir al carrito

9,95 € 9,45 €

12,12 $ 11,51 $

Añadir al carrito
Las 4 Fases de la Luna Roja. Miranda Gray

Las 4 Fases de la Luna Roja

Miranda Gray

Cómo sacar el mejor partido a cada fase de tu ciclo menstrual

Gaia Ediciones

12,00 €

14,62 $

Añadir al carrito
Mensajes Espirituales Para Mujeres Miranda Gray

Mensajes Espirituales Para Mujeres

Miranda Gray

Sabiduría femenina para el ciclo menstrual

Gaia Ediciones

8,00 €

9,75 $

Añadir al carrito
Sabiduría y Poder del Ciclo Femenino Marie-Penélope Pérès, Sarah-Maria Leblanc

Sabiduría y Poder del Ciclo Femenino

Marie-Penélope Pérès, Sarah-Maria Leblanc

Salud, fertilidad, plantas amigas y simbolismo. Descubre todos los secretos de lo maravilloso que es ser mujer

Obelisco Ediciones

12,00 €

14,62 $

Añadir al carrito
Homeopatía para la mujer

Homeopatía para la mujer

Angeline Bauer, René Prümmel

Tratamiento natural para las etapas de la pubertad, menstruación, embarazo y menopausia

Hispano Europea Editorial

13,50 €

16,45 $

Momentáneamente no disponible

¿Quieres saber más?