× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Extracto de "Mi revolución anticáncer"

Mi revolución anticáncerCONTROLA TU MENTE, CONTROLA TU VIDA

En este capítulo quiero mostrarte hábitos, gestos y actitudes que me ayudaron durante la enfermedad y me siguen ayudando en mi día a día para mejorar mi vida. Algunos ejercicios son extremadamente sencillos, otros más complejos, pero todos han marcado cambios profundos. Quiero compartir lo que a mí me sirvió con el deseo de que sea de utilidad para ti.

Desde que tuve cáncer mi actitud vital cambió, todo pareció cobrar sentido y empezaron a encajar las piezas del puzle, un puzle que dio sentido a mi vida. Empecé a disfrutar del presente, olvidando las rencillas del pasado y perdiendo el miedo al futuro. Encontré un sentido a la terrible situación que estaba atravesando, acepté la enfermedad y traté de verle el lado positivo. Sí, el cáncer también tiene aspectos positivos, aunque al principio nos cueste un mundo verlo.

Ese cambio no ocurrió por arte de magia, fue un proceso de transformación y aprendizaje, y esas enseñanzas son las que quiero compartir contigo. ¿Crees que es difícil? Si yo pude, tú puedes. No soy una gurú ni una guía espiritual, solo una mujer corriente que hizo algo extraordinario cuando creyó en ella misma.

«No digas no puedo si aún no lo has intentado.» Anónimo

En este libro encontrarás rutinas para los días en los que estés triste, para días en los que te sientas nervioso o preocupado, o tal vez enfadado o culpable. Todos tenemos emociones positivas y negativas, eso es inevitable: lo que pretendo mostrarte es cómo manejar esas emociones negativas para que no te afecten tanto. Hazte con un boli o un lápiz y vamos allá. Para cambiar tu realidad tienes que tomar parte activa, por eso te pido que intentes hacer todos y cada uno de los ejercicios que te propongo y veas qué efectos surten en ti. No todo vale para todo el mundo. Aquí encontrarás muchos ejercicios, unos te servirán y gustarán más que otros, pero hasta que no los pruebes no lo sabrás, así que adelante, te reto a completar este itinerario. Cuando termines todos los ejercicios, déjalos reposar, espera que pase un tiempo, días, semanas o meses, y vuelve a realizarlos. Observa cómo ha cambiado tu actitud, cómo te sientes y cómo enfocas ahora tu día a día.

Deseo que lleguen cosas muy positivas a tu vida. Te deseo lo mejor. Gracias por preocuparte por tu salud y por tu bienestar, y darme la oportunidad de acompañarte.

EMPIEZA UNA NUEVA VIDA

¿Estás preparado para empezar una nueva vida y salir de la zona de confort? Todos tendemos a acomodarnos y refugiarnos en lo que conocemos. Normalmente nos dan miedo los cambios y el hecho de tener que arriesgarnos para conseguir aquello que queremos. La pereza también nos limita y nos impide lanzarnos a nuevas aventuras y objetivos vitales. Dejemos atrás el miedo y lancémonos a experimentar cosas nuevas. Recuerda que nada es imposible.

Fecha de hoy: ................

¿Cómo te sientes ante la idea de cambiar tu estilo de vida? ..........................................................

Rituales para una vida anticáncer

Rituales para una vida anticáncer

REFLEXIONA SOBRE «LA MUERTE

La mayoría no pensamos en la muerte como algo que nos concierna, pensamos que somos invulnerables y que nunca nos va a tocar a nosotros. Vivimos como si la vida fuera infinita y postergamos nuestros sueños en pos de un futuro mejor. Creemos que siempre hay un mañana en el que podremos decir «te quiero» a un ser querido, llamar a nuestros padres, ayudar a alguien, alcanzar una meta o cumplir un deseo. Pero cuando realmente eres consciente de que vas a morir es cuando empiezas a vivir. En ese momento aprecias la brisa rozando tu rostro, el azul del cielo, el sonido de las olas del mar, e incluso el canto de un pájaro te parece algo espiritual. Acéptalo, todos vamos a morir, la muerte es lo único seguro desde que nacemos; solo desconocemos el cómo y el cuándo. Piensa que la muerte puede sobrevenir en cualquier instante, eso te ayudará a tomar decisiones sobre tu vida y vivir como te gustaría, no como quieren otros. A mí esta reflexión me cambió la vida cuando me diagnosticaron el cáncer, porque decidí vivir sin miedo: lo peor que me podía pasar era morir, lo mejor era seguir viviendo. Decidí disfrutar de cada día, de cada instante y vivir, vivir intensamente.

Mi revolución anticáncer