× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Extracto de "La Rueda Medicinal del Ayurveda"

La Rueda Medicinal del AyurvedaEste libro está concebido para ayudarte a encontrar las respuestas que buscas por medio de descubrir a tu propio sanador interior. La guía que te ofrezco es práctica, fácil, lógica e intuitiva. El ayurveda adopta un enfoque equilibrado y no sugiere que nos situemos en algún extremo. Ten cuidado con cualquier plan de salud de tinte radical. Debes saber que, como todo lo auténtico, los cambios requieren tiempo. Sé paciente contigo mismo y no esperes resultados de la noche a la mañana. En mi viaje personal, no fue hasta tres años después de mi tratamiento contra el cáncer cuando sentí que gozaba de una salud excelente. Es más tiempo del que necesitan la mayoría de las personas. Pero si me hubiese rendido, no estaría como estoy hoy, a los cuarenta y tres años: mucho más sana de lo que estuve nunca antes de los veintiocho. Acabaré citando a uno de mis profesores favoritos, el doctor Chopra: «El ayurveda no consiste en añadir años a tu vida, sino en añadir vida a tus años». Disponte, pues, a añadir vida a tus años. Llegaste a tu vida, este paréntesis en el tiempo, para poder vivirla.

rueda ayurveda

¿Porqué la rueda?

Elegí la analogía de la rueda por muchas razones. En primer lugar, una rueda es un continuo; no tiene principio ni fin. En segundo lugar, la integridad de la rueda es extremadamente importante, como en el caso de una bicicleta. Si no sabes montar en bicicleta, puede serte imposible imaginar que soportará tu peso y que avanzará con esas dos ruedas tan delgadas. Sin embargo, te lleva. Ahora bien, si a una de las ruedas le faltan algunos radios, o si tiene la llanta doblada, es más difícil mantener el equilibrio. Si permaneces montado en una bicicleta con una rueda defectuosa, tal vez podrá aguantar tu peso durante un rato, pero antes o después acabarás en el suelo. Lo mismo ocurre con nuestros cuerpos y nuestra salud. Podemos pasar, por un tiempo, sin elementos que son esenciales para nuestra salud —por ejemplo, podemos hacer demasiado poco ejercicio o prescindir de las verduras en nuestra dieta—. Pero si seguimos así, nuestra salud acabará por resentirse. Es inevitable. El misterio de la salud humana es multifacético; no podemos alcanzar la salud perfecta comiendo apropiadamente pero ignorando el ejercicio o la salud emocional. Para constatar esta observación, habla con alguien que coma saludablemente pero que no tenga relaciones amorosas. O con alguien que haga ejercicio todos los días pero que aborrezca su trabajo. Cuando hagas esto, el concepto de integridad se te empezará a revelar.

La tercera razón por la que he elegido la rueda es que puedes tocar cualquiera de sus partes. No tienes que pasar por un laberinto para acceder a un determinado punto. No es necesario que hayas completado tu trabajo en una parte de ella para comenzar en otra. Puedes empezar en un lado, después girar la rueda y abordar el lado opuesto. Como verás, también en nuestra rueda todas las partes están totalmente integradas, de modo que cuando comiences a explorar un aspecto estarás accediendo a otros, aunque no lo hagas conscientemente. Tal vez una carencia en un área de tu vida te llevó a elegir este libro; si es este el caso, el punto de partida se halla en esa parte de la rueda, y puedes pasar después a la siguiente.

Asumir la responsabilidad de la propia salud

Un concepto que es necesario que incorpores antes de emprender este viaje es el de que debes asumir la responsabilidad de tu propia salud y bienestar. Al comprar este libro has dado el primer paso. Pero el hecho de saber, sin lugar a dudas, que eres tú mismo quien está ejerciendo una influencia directa sobre tu salud es la clave para mejorarla.

Gracias a ello, efectuarás un cambio radical: pasarás de tener una mentalidad de víctima a una mentalidad con base en la responsabilidad. La primera es reactiva, mientras que la segunda es proactiva. Si quieres sanar completamente y vivir de forma más plena, es esencial que abandones la mentalidad de víctima, la cual dice: «No puedo curarme [o estoy enfermo] porque mi marido [o mi mujer, mi trabajo, mi madre, etc.] me saca de quicio». Si tenemos esta mentalidad, nos enojamos cuando las personas que nos rodean no responden favorablemente a nuestra enfermedad. La pregunta que te hago es: ¿cómo puedes esperar que los demás se preocupen más por tu salud que tú mismo?

Asumir la responsabilidad de tu salud no significa que te culpes a ti mismo. Significa que tomes el control. No esperes a que tu cónyuge te prepare comidas saludables; en lugar de ello, ve tú a comprar, sírvete de los principios de este libro y haz tú mismo la cena. Si no sabes cocinar, apúntate a una clase de cocina. Y no pospongas el ejercicio esperando a que te paguen la nómina o la llegada del próximo cheque para poder ir a un gimnasio: ponte un par de zapatillas de deporte y ropa cómoda ahora mismo; sal y camina durante veinte o treinta minutos. Siempre habrá excusas que te permitan evitar mejorar tu salud, más de las que probablemente puedas recordar ahora mismo. Pero hay un número igual de oportunidades por aprovechar todos los días. Cuando efectúas este cambio, puedes ser un faro de luz para que otros lo sigan.

Enfócate en por qué quieres estar sano. Permite que este deseo sea tu guía y tu motivación. Después, ve por ello. Eres tú quien debe preocuparse por sí mismo. Y, finalmente, debes saber que esto es un viaje prolongado. Puede ser que empiece aquí, pero se prolongará durante el resto de tu vida. Así pues, ¡ponte en marcha!

Ejercicio: tu compromiso contigo mismo

Aquí o en tu diario, escribe aquello a lo que te comprometes contigo mismo al leer este libro. A continuación, firma y pon la fecha, a partir del modelo siguiente:
Mi compromiso conmigo mismo durante el proceso de lectura de La rueda medicinal del ayurveda:........

La Rueda Medicinal del Ayurveda