× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Extracto de "La Cura Alcalina"

La cura alcalina¿Qué es la cura alcalina?

La cura alcalina es un método holístico para promover la salud y el bienestar. Se compone de una serie de principios relacionados con la dieta y el estilo de vida, simples pero poderosos, que equilibran el aparato digestivo y devuelven el cuerpo a su estado de salud natural. Se trata de principios que todo el mundo puede practicar.

¿Con cuánta frecuencia comes rápido, incluso muy deprisa, o a última hora de la noche? ¿Y con cuánta frecuencia te sientes cansado, falto de energía, o tienes gases y el estómago hinchado? Estos son signos claros de que tu cuerpo está sufriendo un exceso de acidez. La cura alcalina es la solución. Restablecerá tu metabolismo para que puedas disfrutar de los niveles de energía que tenías. Los beneficios de esta cura son muy visibles y no tardan en llegar. Independientemente de tu edad y nivel general de salud, si sigues los principios y el plan que te ofrecemos en este libro, empezarás a obtener resultados en el plazo de dos semanas. Y —esto es algo único— podrás comprobar esos resultados por ti mismo usando las tiras de papel tornasol que incluimos en la parte de atrás del libro, para que puedas medir el pH.

Esta cura es un poderoso programa antienvejecimiento que te transformará desde dentro. Los primeros beneficios que se suelen notar son la pérdida de peso, un aumento de la vitalidad y la mejora del cutis, el tono de la piel y el brillo del pelo. Por eso, a veces se dice que es una cura de belleza. También tiene otros beneficios adicionales, como el fortalecimiento de los huesos, estados de ánimo más positivos, la mejora del funcionamiento cerebral y un sistema inmunitario más vigoroso.

La cura alcalina no es un programa para perder peso, aunque sin duda este es uno de los beneficios preferidos por el público. Queremos que encuentres tu peso corporal natural. Tu cuerpo quiere estar sano; acostumbraba a estar sano. Y podemos conseguirlo limpiando el sistema de toxinas e identificando los alimentos y los hábitos que nos ayudan a funcionar mejor.

CÓMO EMPEZÓ TODO

Las enseñanzas del gran doctor Franz Xaver Mayr han establecido la base de uno de los regímenes dietéticos y de salud más eficaces de Europa durante más de cien años. En este periodo, los doctores formados en el método Mayr han tratado con éxito a decenas de miles de pacientes. Mayr, que nació en Austria en 1875, fue el pionero de este nuevo método radical para preservar la salud y el bienestar.

Uno de sus alumnos, el doctor Eric Rauch, abrió la primera Clínica Mayr en Dellach, a orillas del Lago Wörthersee, en Austria, que ahora se conoce como Clínica Original F. X. Mayr Se More. Ha sido un centro muy elogiado, muy imitado, y ha ayudado a mucha gente.

La cura alcalina, que ha ido evolucionado gracias al estudio y la investigación iniciados por el doctor F. X. Mayr, se basa en la comprensión médica de los efectos de los distintos alimentos en nuestro aparato digestivo. Siguiendo la filosofía Mayr, creemos que el factor más importante para la salud humana es una buena digestión. Este planteamiento holístico y preventivo no consiste en tratar enfermedades, sino en conservar la salud del organismo.

El método alcalino ha evolucionado con los años, a medida que el estudio de la nutrición nos ha ayudado a entender mejor el tratamiento que dan nuestros cuerpos a los alimentos. En cualquier caso, los principios básicos que usamos actualmente, y que detallamos en el capítulo 3, siguen siendo los que delimitó el doctor Mayr. Creemos en la ciencia de la nutrición; sabemos que los alimentos y la forma de comerlos pueden potenciar nuestro rendimiento.

Como saben los granjeros, no se puede conseguir mucha producción en campos con suelo ácido. Y lo que ocurre en la naturaleza ocurre en el cuerpo humano. En la clínica sabemos que para que el organismo esté sano tiene que mantener el equilibrio ácido-alcalino. ¿Cómo lo sabemos?

Uno de los métodos principales que usamos en el centro para evaluar la salud del paciente es averiguar el pH de su cuerpo. En otras palabras, averiguamos si un cuerpo es ácido o alcalino usando la misma escala de pH que usan médicos de todo el mundo. Esta es la única prueba que nos ofrece una indicación de la salud general del cuerpo y sus sistemas, porque el pH de los fluidos corporales, especialmente el de la sangre, afecta a cada célula del cuerpo. Cuando se mantiene en equilibrio el pH corporal, se mantiene también la salud.

Lo bueno de usar el pH para evaluar la salud es que resulta tan simple como leer unos números. La escala del pH va del 1 al 14. Cuanto más elevado sea el pH, más alcalino es el cuerpo; el pH 7 se considera neutro, y todo lo que está por debajo es progresivamente más ácido. Si bien 7 es la lectura neutra, para tener una salud óptima deberías ser ligeramente alcalino, a ser posible en torno a 7,4. Esto sirve para contrarrestar la creciente acidez que acompaña a la edad y la dieta.

La cura alcalina