× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Extracto de El Libro de la Detoxificación Milagro

El Libro de la detoxificación milagroBienvenido al fantástico viaje hacia la vitalidad. La salud es uno de nuestros bienes más preciados y muchos se refieren al cuerpo como un templo, o como un vehículo que transporta el verdadero Yo mientras estamos en este planeta. Sin embargo, con frecuencia tratamos mejor a nuestros coches que a nuestros cuerpos.

La información contenida en este libro no proviene de estudios de doble ciego, de hechos y cifras tergiversadas de agencias de tratamiento, o de investigaciones científicas «compradas y pagadas». Escribí este libro basándome en treinta años de experiencia propia y en la observación clínica de miles de pacientes que usaron mis programas para vencer sus estados de toxicidad y enfermedades.

Básicamente, tenemos dos opciones cuando desarrollamos una enfermedad: tratamiento o detoxificación. Si elegimos el tratamiento, tenemos otras dos opciones: la primera es la medicina alopática (farmacéutica), el enfoque médico o químico establecido. La segunda opción es la medicina natural (tradicional), que usa productos de fuentes naturales o hierbas para tratar los síntomas. Si elegimos el enfoque alopático para «combatir» la enfermedad, es importante comprender que la medicina alopática sólo ofrece tres tipos de tratamiento para cualquier enfermedad: medicina química, radiación o cirugía.

Las empresas farmacéuticas gastan mucho dinero en el desarrollo de medicamentos y en la formación de médicos (alopáticos) sobre el uso de estas medicinas químicas en presencia de la enfermedad. Pero «curar» la enfermedad (en el sentido de eliminar la causa y no sólo los síntomas) no forma parte de este tipo de pensamiento. Las enfermedades son incurables en el enfoque alopático, que es una modalidad basada por completo en el «tratamiento». Las medicinas químicas se usan para todo, desde un simple dolor de cabeza o fiebre, hasta estados degenerativos como la enfermedad de Parkinson o el cáncer.

La segunda forma de tratamiento en el método de la medicina alopática consiste en un tipo de quemadura o radiación. Este método se usa en la mayoría de los procedimientos diagnósticos (rayos X, por ejemplo) y en algunos procedimientos de tratamiento, especialmente, pero no sólo, con el cáncer. El tercer método que puede usar la profesión médica alopática para tratar un problema o enfermedad es la cirugía. La cirugía es simplemente la extirpación del tejido «malo» que está causando el problema. Si la enfermedad es cáncer de mama, sencillamente, se extirpa la mama y la paciente está «curada». La medicina natural, o lo que llamaré «medicina tradicional», es diferente al enfoque alopático. La medicina natural sencillamente trata la enfermedad con productos naturales (hechos con sustancias provenientes de animales, plantas o minerales) o con hierbas encontrados en la naturaleza. La ciencia de la medicina natural lleva entre nosotros cientos de miles de años, de una u otra forma.

La mayoría de las sustancias usadas en la medicina natural no tienen efectos secundarios nocivos, mientras que la mayoría de las medicinas químicas tienen efectos secundarios dañinos en algún grado. Sin embargo, justo es decir que algunos productos naturales usados sin el conocimiento adecuado pueden hacer daño. El suplemento de calcio en presencia de deficiencia de paratiroides, por ejemplo, puede generar piedras o un exceso de calcio libre. En general, los procedimientos de diagnóstico usados en la medicina natural incluyen la iridología, kinesiología, pulsaciones, análisis de cabello o tejidos y muchas otras que no son, en absoluto, invasivas ni dañinas para el paciente.

La mayoría de los sistemas de salud de hoy en día, incluyendo la alopatía, naturopatía y la medicina homeopática, son modalidades basadas en tratamientos. Tratar los síntomas nunca cura las «causas». Hasta que no se haga efectiva una cura genuina siempre sufriremos de alguna forma. La alternativa al tratamiento es la naturopatía verdadera (detoxificación), una ciencia de la naturaleza poco conocida que ha sido usada durante cientos de años para cientos de miles de personas y animales en todo el mundo. Ha devuelto la salud y la vitalidad a sus estados físicos, emocionales y mentales. La detoxificación incluye las ciencias químicas, bioquímicas, la botánica y la física y siempre ha sido la clave para la verdadera curación. Por esa razón, la detoxificación debe ser clave para la medicina natural de hoy, pero ha sido olvidada en nuestro moderno mundo del «tratamiento».

La detoxificación no es un sistema de tratamiento ni una forma de hacer desaparecer los síntomas; es un sistema de curación que aborda la causa de la enfermedad. Implica entender que el cuerpo es el que sana y que la energía está en la esencia de la curación. También arroja luz sobre la verdadera causa de la enfermedad: la destrucción de la energía. La energía o la destrucción de la energía es el resultado de lo que comemos, bebemos, respiramos, ponemos en nuestra piel y de lo que pensamos y sentimos. Éstas son las seis formas que tenemos de estar sanos y vitales o enfermos y débiles. La naturopatía es la manera más pura de curación. Sus procedimientos y sus herramientas de diagnóstico no son invasivas en absoluto y en su esencia se encuentran la alcalinización y la detoxificación, que serán explicadas en profundidad en este libro. El libro de la detoxificación milagro trata de esta segunda opción, de la verdadera curación mediante la detoxificación y las ciencias relacionadas. Sin embargo, el enfoque que tomamos nunca pone a la ciencia por encima de los poderes de Dios y la naturaleza, ya que la ciencia es sólo el estudio de lo que ya existe.

Mi éxito contra enfermedades crónicas y degenerativas con la verdadera detoxificación ha tenido reconocimiento mundial. De cada 100 personas que nos vienen con diferentes tipos de cáncer, aproximadamente el 70 por 100 se cura, el 20 por 100 no puede seguir el programa y el 10 por 100 está demasiado avanzado o no quiere vivir. Nuestro éxito con la regeneración de lesiones de la médula espinal también es impresionante: una mujer de treinta y dos años que tenía rota la espina cervical superior (una rotura de la médula, C3- C4) hacía doce años vino a nuestra clínica. A los once meses tenía total sensibilidad y movimiento en todo su cuerpo. Un joven amish que había tenido un accidente con un tractor que le había dejado tetrapléjico en el nivel C4-C5 recuperó en seis meses la sensibilidad de los dedos de los pies. Una de las partes más difíciles de este programa es el trabajo con la mente. Al igual que con los ordenadores, se obtiene lo que se introduce. Este libro te proporcionará la información más actual y completa que necesites para tu mente y, de esta manera, formarte sobre el milagroso sistema de curación de tu cuerpo. Trata de la fisiología, la química, la física y la nutrición de forma que puedas entenderlo y usarlo de manera inmediata. También te animará a «cambiar la mente» de un pensamiento tóxico a uno natural y puro.

La mayoría de las personas viven para comer; quisiera que comenzaras a pensar en comer para vivir, y este libro te enseñará cómo hacerlo. Lo que se come tiene un efecto inmediato sobre la salud, y así lo he probado durante años sobre cientos de pacientes. He visto una y otra vez como el cuerpo limpiaba el cáncer. También se eliminan la diabetes, las enfermedades coronarias y la artritis. He visto lesiones de la médula espinal recuperadas y daños de nervios debidos a apoplejía, esclerosis múltiple y similares que se curaban. No existe la magia o el misterio para la salud o la enfermedad. ¡La enfermedad es un proceso natural! Cuando entendemos cómo funciona el cuerpo y por qué fallan los tejidos en el cuerpo, entendemos qué causa los síntomas de la enfermedad y cómo revertirlos. Este libro te llevará a un viaje con muchas paradas importantes en el trayecto. Aprenderás sobre la especie a la que pertenece tu cuerpo físico, cómo funciona tu cuerpo, la naturaleza de la enfermedad y, finalmente, qué es la salud. Una de las premisas de este libro es que la salud es realmente sencilla y pasamos mucho tiempo y gastamos mucho dinero tratando de obtenerla. El libro de la detoxificación milagro te ayudará a entender tu especie y te alentará a comer en armonía con tus procesos anatómico, fisiológico y bioquímico. Ello te dará vitalidad y una vida libre de enfermedades. ¡Concédete el tiempo y la disciplina para volver a vivir mediante la detoxificación! Pon corazón, autodisciplina y alma en ello. La detoxificación será una de las mejores cosas que hagas para ti mismo en tu vida.

NOTA: Este libro ha sido escrito tanto para profesionales de la medicina como para profanos en la materia, por lo que algunos capítulos tienen más base científica que otros. Me he dicho a mí mismo: «¡Simplifica!». Ignora los capítulos que puedan ser difíciles para ti al principio. Vuelve luego y léelos para entender mejor tu cuerpo y su funcionamiento. El cuerpo es una máquina muy compleja, pero mantenerlo sano es muy sencillo.

El comienzo

10 maneras de tener éxito

Mientras te preparas para usar la información presentada en este libro, aquí te ofrecemos un resumen general. Esto es lo que se necesita para tener éxito. Estos diez principios o recomendaciones te ayudarán enormemente a alcanzar el éxito y la salud y vitalidad que deseas del proceso de detoxificación y regeneración. Estos puntos se tratarán en profundidad cuando continúes tu trabajo con este libro.

  1. La dieta es la clave número uno del éxito. Lo que comes, bebes, respiras y pones sobre la piel es la manera de introducir el mundo exterior hacia el interior. Estudia y aprende los conceptos sobre la dieta de alimentos crudos que están en este libro. Cuanto mayor sea la cantidad de verduras (ensaladas) y frutas naturales que comes, mayor éxito tendrás. Si tienes cáncer, lesión de médula espinal, esclerosis múltiple, párkinson o cualquier otro estado crónico o degenerativo, necesitarás consumir una dieta alimenticia sólo de frutas y verduras crudas (ensaladas) 100 por 100.
  2. Pide ayuda a profesionales sanitarios con experiencia en el uso de alimentos crudos y otros procedimientos de detoxificación natural, como el ayuno. Especialmente con enfermedades como el cáncer y otros estados crónicos degenerativos es beneficioso tener guía y apoyo durante el proceso de sanación. En última instancia eres responsable de ti mismo, pero hay recursos muy valiosos para ayudarte en este viaje hacia la salud dinámica.
  3. Busca a un experto en la «lectura» del iris (ciencia conocida como iridología). Es uno de los análisis de tejidos blandos más importantes. Te ofrecerá un mapa de tus fortalezas y debilidades. También te indicará las acumulaciones químicas y congestivas (linfáticas). Es inapreciable para ayudar a abordar las deficiencias de glándulas y de órganos. Recomiendo para ello un programa (fórmula) herbario. Usa hierbas para tratar las deficiencias celulares y para limpiar el sistema linfático, el tracto gastrointestinal y los pulmones. (Véase «Guía de recursos» para empresas de plantas medicinales que suministran estas fórmulas). Casi el 100 por 100 de la humanidad tiene deficiencias glandulares. Para definir la tuya, empieza este proceso realizando el cuestionario de autoevaluación «Lo que tu cuerpo te dice» en el capítulo 5. Usa la prueba de estudio de la temperatura basal (apéndice A) sobre la función de la tiroides para definir tu nivel de función de la tiroides. Es de extrema importancia al considerar la utilización del calcio y el metabolismo. Si tienes la tensión arterial alta o muy baja, sabes que tienes deficiencias de las glándulas suprarrenales. Comprueba el cuestionario de autoevaluación para determinar otros efectos secundarios de deficiencias de las glándulas suprarrenales.
  4. «Mueve» siempre tu sistema linfático. Todos tenemos un sistema linfático estancado en mayor o menor grado. Todas las células necesitan comer y excretar y el sistema linfático es el sistema de saneamiento. Los ganglios linfáticos son las fosas sépticas. ¡Mantenlas limpias! Usa una fórmula herbaria para los riñones y come mucha fruta. Limpia y mejora tu tracto gastrointestinal con alimentos crudos y una fórmula herbaria restaurativa intestinal. Evita laxantes o purgantes, acidophilus, bifidophilus o cualquier otra flora intestinal. Tu flora intestinal se recuperará sola. El ejercicio (caminar o nadar) es muy importante para mover el sistema linfático, especialmente en tus extremidades inferiores. ¡Suda! Tu piel es tu órgano más grande para eliminar residuos. Mantenla limpia y estimulada con cepillos para la piel, duchas normales así como de alternancia caliente y fría, y sudando.
  5. Necesitarás usar durante un mes una fórmula herbaria para parásitos (véase «Guía de recursos» al final del libro para encontrar recomendaciones de empresas de plantas medicinales). Ello te ayudará a eliminar las lombrices más grandes, trematodos, etcétera. También te ayudará a reducir los microorganismos (cándida, bacterias, etcétera) que afectan al apetito.
  6. Limpia tu hígado y mejora tu páncreas durante un mes antes de comenzar el programa de detoxificación. Véase el capítulo 8 para sugerencias de cómo ayudar y limpiar estos órganos con hierbas y fórmulas herbarias. Si tienes diabetes o estás excesivamente delgado, probablemente, necesitarás tres meses.
  7. Si sigues un tratamiento químico, no te preocupes. Hay muy pocas interacciones posibles con este programa y estas fórmulas herbarias. Si tomas medicación para la tensión alta, simplemente, controla tu tensión. Este programa puede bajar tu tensión rápidamente. Ten sentido común. Si tu tensión arterial es baja, bajarla más con medicinas químicas no es lo más acertado.
  8. Si tu tensión arterial es baja, debes trabajar para normalizarla mejorando y regenerando tus glándulas suprarrenales. La diabetes (tipo II) es fácil de vencer en la mayoría de los casos. Si se trata con insulina, vigila los azúcares en la sangre. El mismo principio se aplica a la presión alta.
  9. Al detoxificarte y regenerarte, tu cuerpo pasará por síntomas de «crisis de curación». Esto es normal, natural y positivo. A medida que entiendas la crisis de curación, comprenderás lo que realmente son las «enfermedades» (véase el capítulo 5). Recuerda que los síntomas de las enfermedades tienen dos orígenes: congestión y deficiencia celular.
  10. Finalmente: ¡actitud, actitud y actitud! Disfruta de lo que haces. Recuerda siempre por qué estás trabajando para tener un cuerpo (o vehículo físico) saludable. El cuerpo es la movilidad en este mundo físico. Muchas de las deficiencias han sido transmitidas genéticamente. La toxicidad puede haberse desarrollado en el útero, así que dale tiempo para liberarla. Una salud dinámica en este mundo no ocurre de la noche a la mañana. Algunas veces es un trabajo arduo, pero merece la pena. Te conecta con la vida, con el amor y con Dios.

¡Que Dios te bendiga!

El Libro de la detoxificación milagro