× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Extracto de "El Despertar del Tercer Ojo"

El Despertar del Tercer Ojo¿QUÉ ES EL TERCER OJO?

La lámpara del cuerpo es el ojo; así que,

si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará

lleno de luz.

Jesús de Nazaret

 

 

Hace poco, Craig Loverich, de Nueva Zelanda, compartió conmigo su experiencia con el Tercer Ojo:

«Cuando empecé a leer tu libro, Ascension, al poco tiempo me fui a la cama, porque era de noche. Poco después de cerrar los ojos para disponerme a dormir, tuve una maravillosa experiencia… como una explosión en el ojo de mi mente. No tenía ni idea de lo que me estaba pasando. Era como si un color blanco brillante explotara delante/dentro de mi mente. Esa experiencia sólo duró un momento; sin embargo, fue impresionante y no se parecía a nada que jamás antes hubiera vivido. Me quedé con una intensa sensación de paz y de limpieza.

En ese momento yo no tenía ni idea de lo que había ocurrido. No obstante, después, leyendo tu libro, encontré información al respecto. Desde entonces esto me ha pasado en más ocasiones». La descripción de Craig es lo que puede ocurrir cuando se abre el Tercer Ojo. Esta afortunada experiencia es un síntoma de despertar hacia un estado de consciencia más elevado.

Mirar a través del Tercer Ojo

¿Qué es el Tercer Ojo? Y ¿cómo puedes abrirlo?

A través de las ventanas de tus ojos puedes ver el cambiante paisaje de tu hermoso y milagroso mundo. Puedes deleitarte contemplando la manifiestamente gloriosa creación que te rodea (no sólo de los elementos naturales, sino también de las creaciones humanas). Percibes ese mundo magnífico con tus cinco sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto.

Pero hay un sexto sentido. Con ese sexto sentido, de alta percepción sensorial, puedes abrir la puerta a los reinos sutiles de la existencia. Puedes desarrollar un ojo interior y una visión del mundo invisible, consistente en múltiples dimensiones, realidades alternativas, planos sutiles, mundos espirituales repletos de luz y universos paralelos de belleza indescriptible. Ese ojo de sabiduría y conocimiento, de iluminación e intuición, es lo que se llama «el Tercer Ojo».

El mecanismo de la visión, de acuerdo con la ciencia, consiste en la conjugación entre el objeto de percepción (los dos ojos) y el cerebro. Se cree que el mecanismo de la visión interior (intuición) utiliza un tercer ojo interno, ubicado en la glándula pineal. Dicha glándula, que sigue siendo un misterio para la medicina alopática, es de sobras conocida por las medicinas ayurvédica de la India, la medicina tradicional china, las medicinas druídicas, judaica, islámica, taoísta, maya, tibetana, aborigen y por muchas otras culturas; también en el antiguo Egipto, Sumeria, Asiria, Babilonia, Grecia, Roma y Mesoamérica.

En la India, el Tercer Ojo se denomina ajna chakra, una energía sutil que se halla en el centro del cerebro, en la glándula pineal. Ésa es la puerta de la visión elevada, a través de la cual puede verse lo que no es evidente para los ojos de la cara. El ajna chakra no está en tu cuerpo físico. Si diseccionamos un cadáver no lo encontraremos en ningún sitio. Se halla en tu cuerpo sutil.

En todas partes del mundo antiguo y moderno, el Tercer Ojo se ha ubicado en la glándula pineal y se ha llamado de formas diversas, como «ojo divino», «ojo que todo lo ve», «ojo de la mente», «ojo del alma», «ojo interior», «ojo de la iluminación», «ojo de la sabiduría», «ojo de Horus», «Tercer Ojo», «ojo de la providencia», «ojo de Dios», «sexto chakra», «ajna chakra» y «ojo de la frente».

Con este libro podrás explorar el Tercer Ojo en profundidad. Descubrirás el trabajo de tu cuerpo sutil y su relación con tu cuerpo físico. Si empleas la metodología que se presenta en esta obra, podrás aprender cómo despertar tu Tercer Ojo y desarrollar la percepción extrasensorial mediante diversos métodos tradicionales, o innovadores, tanto de la antigüedad como actuales.

Por qué desarrollar el Tercer Ojo

Éstos son los beneficios de la exploración del Tercer Ojo de los que nunca se habla. Este ojo de sabiduría e intuición es, literalmente, tu maestro interior. En la India, el planeta Júpiter se asocia con el Tercer Ojo y se llama Gurú, palabra que puede traducirse como «preceptor espiritual» o «maestro». Por otra parte, si se despierta y desarrolla el Tercer Ojo, estaremos abriendo líneas de comunicación entre nuestro ego y el yo superior.

¿Qué puede hacer ese maestro interior por ti? En una palabra: ¡milagros! Cuando se abre el ojo de la sabiduría interior te introduces directamente en el flujo de la guía divina. Cuando aprendas cómo percibir

dicho flujo, admítelo, confía en él, aprende a distinguir entre lo que es real y lo que no y, luego, sigue la verdadera guía interior que estás recibiendo. A partir de entonces pueden empezar a obrarse milagros a tu alrededor, en cada parte de tu vida.

El Tercer Ojo es el de la iluminación, que ilumina con sabiduría la senda de tu existencia. Es en realidad un guía, el faro que guía tu verdadero destino, el hogar que habías estado buscando. Es la luz de la consciencia que todos los buscadores de la verdad están esperando. En ese tesoro se ubica tu sabiduría interior, la verdadera esencia y la fuente de tu auténtico yo. Allí está tu hogar, el lugar de la paz más perfecta, de la comprensión divina, del gozo interior, de la plenitud y de la absoluta satisfacción.

El Tercer Ojo es donde descansa la verdad y donde la mentira muere y desaparece. Nada que sea falso puede existir a la luz de la sabiduría pura. El Tercer Ojo es la sede del discernimiento y la discriminación. Allí, se distingue entre lo que es real y lo que es irreal. La verdad reluce en su brillo interior, donde estás envuelto en la divina luz que brilla de manera ecuánime sobre todo, sobre el justo y el injusto, sobre el rico y el pobre, sobre el sano y el enfermo, sobre el hombre y sobre la mujer, en todas las religiones, vías, clases sociales y segmentos económicos. Esto es lo que puedes esperar con la apertura del milagroso ojo interior de la sabiduría:

  • Total confianza al descubrir tu destino real.
  • Total sabiduría al beber de la fuente de toda sabiduría.
  • Acceso a los consejeros interiores que te guían en tu camino.
  • Habilidad para tomar decisiones sin esfuerzo y con absoluta seguridad.
  • Claridad mental en toda tentativa.
  • Desarrollo de habilidades psíquicas e intuitivas.
  • Desarrollo espiritual de la consciencia elevada.
  • Comunicación directa con seres superiores.
  • Absoluta paz interior, plenitud, felicidad y gozo.
  • Habilidad para ver más allá de las ilusiones y percibir la verdad y la realidad.
  • Dones espirituales de percepción sensorial sutil, don profético y voz directa.
  • Salud física fuerte, bienestar, longevidad y juventud.

El Despertar del Tercer Ojo