× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Extracto de "El Despertar de la Energía Femenina"

El Despertar de la Energía FemeninaINTRODUCCIÓN: NUESTRA FEMINIDAD AUTÉNTICA

Nuestra feminidad auténtica es la feminidad «original» con la que hemos nacido. Se encuentra en nuestro cuerpo femenino, en nuestras células, en nuestros huesos, en nuestro ADN, en nuestra parte instintiva y en nuestros patrones de conducta más profundos. Es quienes somos antes de que el mundo moderno intervenga con todas sus restricciones y expectativas de la educación y la sociedad.

Podemos considerar nuestra feminidad como una obra maestra del arte antiguo que con el tiempo ha ido ensuciándose y oscureciéndose. Aunque podemos ver la estructura pictórica escondida bajo varias capas de suciedad, no podemos contemplar la belleza de los colores originales ni las complejidades y detalles del cuadro. Muchas de nosotras estamos viviendo un pálido reflejo de nuestra feminidad auténtica.

La Bendición del Útero elimina las capas y restricciones depositadas sobre nuestra feminidad. Con cada Bendición disminuyen las capas de polvo y comenzamos a admirar los colores originales. Finalmente, todo el cuadro está limpio y podemos contemplar la belleza original de esa obra maestra y se revelan en toda su gloria la vitalidad y fluidez de los trazos y los colores, los detalles y las sutilezas, así como los contrastes y las emociones que transmite. Sentimos que hemos vuelto a casa, a la belleza y vitalidad de nuestra identidad verdadera. Nos sentimos completas y centradas, libres y empoderadas, dignas, creativas, sexuales y espirituales. Y somos libres para serlo todo: cada color y cada forma de nuestra feminidad original.

La pintora de nuestra obra de arte es la Feminidad Sagrada, y, como toda artista, pone su corazón, su alma y sus energías en el cuadro, energías que son únicamente femeninas porque expresan y reflejan su naturaleza. Estas energías fluyen a través de nuestro ser y nuestros niveles de conciencia. Fluyen a través de nuestros patrones básicos y de los centros energéticos femeninos principales de nuestro cuerpo. Para muchas de nosotras estas energías permanecen ocultas por debajo de las oscuras capas de restricciones, pero en ocasiones vemos aparecer sus brillantes colores en nuestras vidas, lo cual nos confunde y perturba por no poder ver el cuadro completo. La Bendición del Otero nos ayuda a volver a conectar con estas energías en nuestro interior, a aceptarlas y amarlas mientras van despertándose gradualmente en nuestra vida, y a vivir en armonía con ellas, para no regresar a la oscuridad. Cuando la vida moderna trata de tapar nuestros colores, la Bendición del Útero limpia las capas de suciedad y nos devuelve la vitalidad.

Ofrecí la primera Bendición Mundial del Útero durante la luna llena de febrero de 2012, y como suele ocurrir con muchas ideas, todo comenzó a raíz de un corazón abierto y el deseo de ayudar. La esperanza inicial de llegar a cincuenta mujeres se convirtió a lo largo del 2012 en un movimiento espiritual femenino mundial que se difundió entre miles de mujeres por todo el mundo. Lo que empezó en el año 2012 no ha cesado y, al igual que un capullo, se ha convertido en algo hermoso. Así como en el ciclo lunar a la fase creciente le sigue la luna llena y después la fase menguante y la luna nueva; así como un capullo se convierte en flor y después en fruto; y así como una doncella se convierte en mujer, después en una mujer sabia y finalmente en anciana, nuestro despertar también sigue un ciclo.

¿QUÉ ES LA BENDICIÓN DEL ÚTERO?

Si bien el título completo de la Bendición del Útero es la «Sintonización de la Bendición del Útero-el Despertar de la Energía Femenina», la llamamos «Bendición del Útero» o «Bendición» para simplificar la expresión. Una «sintonización» es una técnica energética que eleva la vibración de un individuo para alinearla y conectarla con una vibración específica de energía.

La sintonización de la Bendición del Útero está diseñada específicamente para la estructura energética única de las mujeres, a fin de elevar su vibración y conectarlas a la bella vibración de la luz y el amor de la Feminidad Sagrada, a veces denominada «energía de la Bendición». El efecto de la sintonización es un proceso transformador de sanación y despertar de nuestras energías femeninas. A este proceso lo llamamos «nacimiento».

La Bendición del Útero es una sanación personal y espiritual y un sistema de desarrollo disponible para todas las mujeres, con independencia de su contexto, estado físico o creencias. Nuestra feminidad no consiste solamente en ser fértiles, ni siquiera en tener un útero físico o un ciclo, sino en la feminidad original presente en todas las mujeres y en el centro energético situado en el área del útero. No tenemos que creer en la feminidad auténtica de la Feminidad Sagrada: lo somos.

La Bendición del Útero es un enfoque, un modo de vivir la vida diaria que nos aporta autoempoderamiento a través de la comprensión de nuestra feminidad auténtica, y nos genera confianza interna.

La Bendición del Útero también se ha convertido en una comunidad global de mujeres que comparten la necesidad —en su corazón, en su útero y en lo más hondo— de redescubrir y volver a despertar su feminidad. Se trata de una comunidad que comparte experiencias, crea proyectos femeninos, se centra en la sanación y el desarrollo femeninos, y apoya y da validez a todas las mujeres en un ambiente no competitivo.  Es una comunidad de estructura orgánica que crece en respuesta a las necesidades de las mujeres.

Por último, la Bendición del Útero es una visión compartida de vivir una vida femenina auténtica en una sociedad que apoye nuestras energías. Significa ser pioneras en nuevas formas de vivir, de trabajar y de establecer relaciones entre las mujeres individuales y los grupos de mujeres. Significa cambiar las expectativas y las estructuras tradicionales, sociales, educativas y laborales, con objeto de crear un legado para nuestras hijas y nietas, para que puedan crecer y prosperar en un mundo que acoja y potencie toda la gama de energías y habilidades femeninas.

A través de los bellos ejercicios y meditaciones presentados a lo largo de estas páginas, y participando en las Bendiciones Mundiales del Útero, te abrirás a tu feminidad auténtica, comenzarás un proceso de autosanación y empezarás a construir una relación personal con la Feminidad Sagrada. El mundo comenzará a transformarse de forma positiva para ti, para tu pareja, para tus hijos y para tu futuro. Espero sinceramente que la Bendición del Útero se expanda y llegue a las mujeres de todas partes, ofreciéndoles la familia segura y solidaria que buscan sus almas. Ya estés sola en tu anhelo de conexión con tu feminidad y con la Feminidad Sagrada, ya seas nueva ante su presencia, o ya sea parte de tu vida y de tu círculo de amigas desde hace muchos años, todas somos parte de una única imagen de la feminidad sagrada auténtica. Ahora, quizá, es el momento de juntarnos conscientemente para despertar nuestras energías femeninas y hacer las cosas de forma «femenina», y presenciar a continuación lo que la feminidad verdadera es capaz de crear.

Los grandes cambios suelen llevarse a cabo por pequeños grupos de personas inspiradas: yo espero que este libro sea una fuente de inspiración para ti.

(...) ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA FEMINIDAD SAGRADA PARA LAS MUJERES MODERNAS?

La Feminidad Sagrada nos muestra cómo gestionar el cambio, cómo eliminar el estrés de ser mujer en un mundo donde prevalece la energía masculina y cómo valorar las transformaciones propias del envejecimiento, para dejar de oponernos a ellas y abrazar nuestro potencial verdadero.

Feminidad Sagrada: la clave para gestionar el cambio

El mundo moderno cambia de forma tan vertiginosa que a rnenudo hemos de esforzarnos para seguir el ritmo de tantas Codificaciones. Cambios que antes hubieran llevado dos o tres generaciones, ahora tienen lugar en dos o tres años. Las habilidades esenciales, los objetivos vitales, los valores y las perspectivas que transmitimos ahora a nuestros hijos se transformarán varias veces antes de que lleguen a la edad adulta.

Los cambios cada vez más rápidos y la consiguiente falta de estabilidad y seguridad generan un constante estrés de fondo en muchas mujeres. Cuando nos sentimos estresadas, nuestra interacción con el mundo se produce desde el aspecto más primitivo del cerebro y, de este modo, nuestra vida gira en torno a la supervivencia, la inseguridad, la resistencia y el centrarse en una misma, en lugar de hacerlo en la apertura, el amor, la alegría, la relajación y la generosidad. Cualquier cambio —tanto si es positivo como si nos presenta un desafío— puede ser etiquetado como «malo» al alterar nuestra sensación de seguridad.

Pero ¿qué pasaría si nos sintiéramos cómodas con el cambio? ¿Y si fuéramos capaces de abrazar el cambio tanto en lo que nos rodea como en nuestro interior sin trastocar nuestra identidad ni amenazar nuestro amor por nosotras mismas ni nuestra autoconfianza? Pues bien, la Feminidad Sagrada nos brinda la clave para gestionar el cambio en nuestra vida.

La Feminidad Sagrada nos ofrece un camino por el que fluir con gracia en medio de los cambios de la vida, guiadas por su naturaleza cambiante y las experiencias de nuestra propia naturaleza cíclica.

Las mujeres: artífices del cambio

Seamos o no conscientes de ello, nosotras las mujeres tenemos una sabiduría y un conocimiento íntimos asociados al cambio.

Como mujeres con un ciclo menstrual CAMBIAMOS todos los días. Cada día damos un pequeño paso por la fase actual de nuestro ciclo, dejando atrás la fase anterior y encaminándonos hacia la siguiente. Si comparamos un día con otro resulta difícil apreciar este cambio, pero si comparamos una semana con la siguiente (la duración aproximada de las experiencias de una fase del ciclo menstrual) podemos observar grandes diferencias. Vivimos el cambio y lo experimentamos todos los días como una parte integral de ser mujer que nos empodera.

La Feminidad Sagrada, expresada en los ciclos cambiantes de la luna y las estaciones, nos muestra que podemos estar transformándonos constantemente y, a la vez, mantener intacta nuestra esencia. Nos revela las fases naturales del cambio —el ciclo de actividad y descanso— y nos señala que abrazar el cambio no es complicado (al fin y al cabo, es nuestra naturaleza inherente). En realidad, es la resistencia a cambiar lo que resulta difícil y perturbador y lo que nos resta energía.

Cuando reconocemos la Feminidad Sagrada en el mundo que nos rodea, vemos que todo se mueve en sintonía con el flujo eterno de amor y creación divinos. Cuando reconocemos la Feminidad Sagrada en nuestros ciclos, nos muestra cómo fluir con el cambio, al aceptar el ciclo de acción y descanso y al considerar las modificaciones como una oportunidad para ser creativas en el mundo. Nos enseña que todas las experiencias nos revelan qué es lo que amamos y cuáles son nuestros deseos, y nos ayuda a centrarnos en ese amor para que nos inspire, nos infunda valor y haga realidad nuestros sueños. Nos aleja de la montaña rusa de las emociones y nos conduce a lo profundo de nosotras mismas hasta un punto de calma y fortaleza situado en el centro del ciclo y en el centro de nosotras mismas. Esta es la parte de nosotras que no cambia, la parte de nosotras que se expresa en el mundo a través de las diferentes mujeres en las que nos convertimos en las distintas fases de nuestro viaje por el ciclo menstrual.

"No necesitas tener un útero físico o un ciclo menstrual para participar en la Bendición del Útero o practicar las meditaciones y ejercicios de este libro. Igualmente, sentirás sus dones y beneficios."

El Despertar de la Energía Femenina