× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Espárragos: propiedades y beneficios

Escrito por Giuliana Lomazzi 

esparragos

Sabrosos, versátiles y decorativos, los espárragos tienen un gran éxito en nuestras mesas, no obstante su precio no sea precisamente competitivo. Y no solo son buenos para el paladar, ¡también tienen muchísimas propiedades interesantes para la salud!

Mayo, el triunfo de los espárragos

Se le conoce como el mes de las rosas, pero podríamos llamarlo tranquilamente el mes de los espárragos. En este periodo, de hecho, podemos encontrar ferias dedicadas a estas exquisitas hortalizas por toda España: desde Navarra hasta Andalucía, pasando por Cataluña y Castilla y León, cada comunidad ofrece su feria correspondiente. Algunos ejemplos son las de Dicastillo (Navarra), El Port de la Selva (Cataluña), Tudela del Duero (Valladolid) y Sierra de Yeguas (Málaga).

En fin, surtido y variedad en España seguro que no faltan.

Cultivos antiguos y modernos

Originaria probablemente de Irán, la planta del espárrago ya era conocida por los egipcios y muy apreciada por los romanos. Todas las variedades de espárrago cultivadas actualmente tienen un origen de tipo espontáneo, que existe aún hoy en día, así como existen también los aficionados a salir en su búsqueda. Se consumen las tiras, comúnmente turiones. El tipo silvestre tiene los tallos alargados y finos, un sabor intenso y un tanto amargo. En cambio, los cultivados tienen los tallos más espesos y macizos.

tipologías de espárragos

Principales tipologías de espárragos

Podemos diferenciar tres tipos de espárragos:

  • Blanco, particularmente valorado; para mantener su color claro, debe ser cubierto siempre con una tela. De sabor delicado, casa bien con salsas ligeras y arroces.
  • Verde. Cuando está casi listo para la recolección se destapa, así coge su color. El color es más intenso respecto al precedente y tiene una mayor versatilidad en la cocina. Además de comerlos solos, con ellos pueden hacerse primeros platos, cremas y salsas.
  • Violeta, menos frecuente, apreciado por su sabor intenso que lo hace ideal para la realización de cremas y platos al horno.

Las propiedades nutricionales de los espárragos

Los más ricos en beneficios para la salud son obviamente los silvestres, aunque a los cultivados en el campo no les faltan propiedades (un buen motivo para no empezar a comerlos antes de abril, en caso contrario es más probable que procedan de un invernadero).

La principal propiedad es sin duda la diurética – ¡como puede deducir fácilmente quien los haya comido! Esta función es importante en caso de celulitis o hipertensión y es útil para favorecer la depuración. Los espárragos contribuyen a mantener “limpio” el organismo gracias también a la riqueza de fibras, que intervienen en el tránsito intestinal y en la regulación del colesterol.

Pobres en proteínas, glúcidos y lípidos, son, por otro lado, particularmente ricos en minerales (potasio en particular).

A causa de las diferentes modalidades de cultivación, los tres tipos de espárragos tienen algunas diferencias en el contenido de nutrientes: mientras los blancos tienen más manganeso y cobre, los verdes y violetas son más ricos en magnesio. Gracias a la exposición a la luz solar, los últimos dos tipos contienen también más antioxidantes, carotenos y magnesio.

Debido a su forma evocadora, los espárragos son considerados afrodisíacos. Una pequeña base de verdad en esto hay: de hecho contienen ácido aspártico, que estimula la testosterona (el mismo que, junto a algunos compuestos sulfúricos, deja en la orina un olor muy notorio). El consumo de estas hortalizas se aconseja para aquellos que sufren una acumulación de ácidos úricos, cistitis y otras afecciones de las vías urinarias, como los cálculos renales.

Los espárragos, de la tienda a la mesa

Los tallos deben tener una punta segada y la parte inferior debe ser lúcida y uniforme. Los más preciados son espesos: independientemente del aspecto, son tiernos. Una vez hayamos vuelto a casa con nuestro bonito ramo, intentemos aprovecharlo al máximo desechando el mínimo.

Con un pequeño cuchillo afilado, quitamos la parte más dura del tallo. La extremidad superior, más tierna, podrá ser cocida al vapor (bastará con una simple olla al vapor, mejor de tipo eléctrico y oval), y consumida con aceite y limón, y quizás un poco de mostaza y cebollino.

Los espárragos al dente son exquisitos, crujientes y particularmente sabrosos si los añadimos a las ensaladas. Además, conservan mejor la vitamina C que contienen.

Como alternativa, podéis estofar los tallos, quizás con un poco de salsa de tomate. O incluso añadirlos al arroz durante el transcurso de la cocción.

Pero pensemos ahora en la parte que precedentemente hemos separado y que no debemos tirar. Eliminad solo una pequeña parte en la base. Rascad los tallos con un cuchillo pequeño, en modo de eliminar las partes más duras. Lavadlos y cocedlos. Para acabar, podéis hacer un puré con la licuadora, así eliminaréis las fibras más molestas.

Oportunamente aliñada, la pulpa obtenida puede ser utilizada para acompañar un primer plato. El caldo irá bien para preparar un plato de arroz o una sopa.

Cómo Cura: Zumos Verdes - Blanca Herp

Cómo Cura: Zumos Verdes

Blanca Herp

Beber salud, belleza y vitalidad

RBA Integral

14,00 €

16,14 $

Añadir al carrito
Cocina Vegetariana

Cocina Vegetariana

Variada, fresca y deliciosa

NGV ediciones

9,95 €

11,47 $

Añadir al carrito
Veganomanía Recetas a la Parrilla - Platos sanos y actuales a la parilla

Veganomanía: Recetas a la Parrilla

Platos sanos y actuales a la parilla

NGV ediciones

9,95 €

11,47 $

Añadir al carrito
Verduras de Temporada EXKi

Verduras de Temporada

EXKi

Cocina siguiendo el ritmo de las estaciones

Lunwerg Editores

14,95 €

17,23 $

Añadir al carrito