× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Emocionario": extracto e ideas para explorar

EmocionarioEl Emocionario es un libro para explorar y reconocer las emociones. Un apoyo pedagógico elemental, según las palabras de Rosa Collado Carrascosa, psicóloga y psicoterapeuta, en el prólogo:

"Un Emocionario… ¡Qué fantástica idea para que una persona se conozca a sí misma desde su más subjetiva realidad! Este Emocionario le ofrece una oportunidad integradora al ser humano, desde su más tierna infancia, porque le ayuda a conocer sus emociones y a dialogar sobre sus sentimientos. De este modo, podrá encauzarlos adecuadamente y, así, sentir su vida con todo su potencial, sin detrimento de ninguna de sus capacidades.

El Emocionario es un apoyo pedagógico elemental. Permite desarrollar la inteligencia emocional del niño, que será la clave de su autoaceptación y de un desarrollo psicoevolutivo sano. Para que seamos capaces de crear nuestra propia felicidad, es necesario que aprendamos a integrar en el desarrollo psicológico el conocimiento de las emociones. Descubrir, identificar y diferenciar las emociones a través de este Emocionario es una forma de educar a los más pequeños para que sientan sin temor, para que se descubran a sí mismos y para que acaben convirtiéndose en adultos autoconscientes con habilidad sensitiva para afrontar los retos de la vida. Sentir es un privilegio y aprender a expresar nuestras emociones nos ayudará a acercarnos a quienes amamos.

Las emociones son estados afectivos innatos y automáticos que se experimentan a través de cambios fisiológicos, cognitivos y conductuales. Sirven para hacernos más adaptativos al entorno que experimentamos. Los sentimientos son la toma de conciencia de esas emociones etiquetadas. Sirven para expresar, de forma más racional, nuestro estado anímico."

Unos ejemplos:

"Compasión Hay quienes la llaman ‘conmiseración’ o ‘lástima’. La compasión es la pena que nos provoca la desgracia de los demás. ¿A qué nos motiva la compasión? Nos motiva a ayudar a quien está sufriendo. Puede ser un pariente o un desconocido. Incluso puede tratarse del personaje que habita en un libro, como un zorro que ha perdido a su familia. Eso nos despierta el deseo de abrazarlo para aliviar su tristeza. Si un ser querido la pasa mal y no lo ayudamos, es muy probable que entremos en el territorio del remordimiento

Remordimiento Algunos lo confunden con el arrepentimiento. El arrepentimiento es el malestar que podemos sentir ante cualquier acto, sea malo o no. En cambio, el remordimiento solo se genera al haber realizado una mala acción. Por ejemplo, podrías arrepentirte por haber dicho ‘no’ cuando tu hermano te ofreció unos chocolates… y, seguramente, sentirás remordimiento si le quitas unos cuantos sin que él se dé cuenta. ¿Qué estrategia emplea? Una sencilla, pero efectiva. Se las ingenia para que no puedas dejar de pensar en eso malo que hiciste. Así, despierta en ti un malestar que te invade poco a poco. Ese malestar que te remuerde es la culpa."

Algunas ideas para explorar las ilustraciones:

Estas ideas contienen preguntas, cuentos y actividades que pueden emplearse como primera aproximación a las ilustraciones del EMOCIONARIO.

Ternura Para orientar la posterior lectura del texto, se puede explorar la imagen a partir de las siguientes preguntas: ¿Qué personajes se ven en la escena? ¿Qué relación puede haber entre ellos? ¿Hace frío en la escena? ¿Cómo se puede saber? ¿Por qué hay un personaje que está tejiendo? ¿De dónde saca el material para tejer? ¿Cómo es ese material? ¿Es suave, es áspero? ¿Es agradable? ¿Cómo está el otro personaje? ¿Parece tranquilo? ¿Por qué? ¿Qué actitud revela el personaje de la izquierda hacia el otro personaje? ¿Qué sentimiento transmite la escena?

Amor Para orientar la posterior lectura del texto, se puede explorar la imagen a partir de las siguientes preguntas: ¿Qué seres vivos aparecen en la imagen? ¿Dónde están la mayoría de los pájaros? ¿Dónde están los demás? ¿Hacia dónde se dirigen? ¿Por qué crees que ir hacia ese lugar? ¿Crees que preferirían estar solos?¿Qué crees que los atrae del árbol? ¿Qué les ofrece el árbol a los pájaros? ¿Qué cosas aportan los pájaros al árbol? ¿Crees que se sienten alegres los seres vivos de esta imagen? ¿Por qué? ¿Te alegra a ti compartir cosas con otras personas? ¿Qué cosas? ¿Con qué personas? ¿Hay personas que te hacen sentir mejor y te dan energía para hacer cosas? ¿Quiénes son? ¿Crees que el árbol da energía a los pájaros? ¿Y los pájaros al árbol?

Odio Para orientar la posterior lectura del texto, se puede explorar la imagen a partir de las siguientes preguntas: ¿Qué personajes aparecen en la imagen? ¿Dónde están? ¿Qué está ocurriendo? ¿Cómo mira el personaje de la izquierda al de la derecha? ¿Qué transmite la cara del personaje de la izquierda? ¿Y la cara del personaje de la derecha? ¿Cómo crees que reaccionará el personaje de la izquierda ante lo que ha ocurrido? ¿Por qué? ¿Crees que el personaje de la izquierda le está deseando algo malo al personaje de la derecha? ¿Alguna vez te has sentido así? ¿Cómo reaccionaste? Otra forma de trabajar esta imagen consiste en pedirles a los niños que narren lo que ocurre en ella. O bien, si aún son muy pequeños, contar una historia relacionada con la ilustración. Para ello, el narrador puede plantearse las siguientes preguntas antes de construir su historia: ¿De dónde vienen los personajes? ¿Adónde se dirigen? ¿Por qué están ahora mismo donde están?

Ira Una primera aproximación a la ira puede centrarse en los colores. ¿Qué colores hay en esta ilustración? ¿Qué transmiten estos colores? ¿Son alegres? ¿Dan tranquilidad? ¿Pintarías así las paredes de tu cuarto? ¿Dónde son más claros? ¿Dónde hay más oscuridad? A continuación, se puede trabajar a partir de la forma del pájaro y su expresión. ¿Qué animal se ve en el dibujo? ¿Cómo tiene los ojos? ¿Cómo es la mirada? ¿Qué transmite? ¿Cómo tiene el pico? ¿Por qué lo tendrá así? ¿Cómo tiene las alas? ¿Y las patas? ¿Cómo es su postura? ¿Amenazadora? ¿Tranquilizadora? Por último, se puede indagar en los motivos de que este pájaro aparezca de esta guisa. ¿Qué puede haber ocurrido? ¿Por qué el pájaro tiene esta actitud? ¿Crees que este pájaro podría hacerle daño a alguien? ¿Por qué? ¿Se podría hacer algo para tranquilizarlo? ¿El qué?

Irritación Para orientar la posterior lectura del texto se pueden plantear algunas preguntas: ¿Qué dos personajes protagonizan la escena? ¿Alguno de los dos se siente molesto? ¿Cuál? ¿Por qué crees que se siente molesto? Además, se pueden plantear algunas afirmaciones, para que los niños indiquen si les parecen verdaderas o falsas: El gato puede espantar al mosquito, pero no le da la gana. Parece que el mosquito acaba de llegar. Es posible que el mosquito lleve ya cierto tiempo zumbando en torno al gato. Si el gato pudiera marcharse, lo haría. Por último, se les puede pedir a los lectores que indiquen si han tenido experiencias similares. ¿Recuerdas haber estado cerca de algún mosquito que no se quería ir de tu lado? ¿Te molestaba? ¿Intentaste librarte de él? ¿Cómo? ¿Hay algún otro sonido que te haya molestado durante mucho tiempo? (Por ejemplo: ladridos de perros, llantos de bebés, maquinaria de obra, un grifo que gotea…). ¿Cómo te hizo sentir? Si pudieras hacer algo por evitar esos ruidos, ¿lo harías? ¿Te resultaría fácil dejar de pensar en ese ruido? ¿Crees que al gato de la imagen le resultaría fácil olvidar que hay un mosquito a su alrededor? ¿Qué podría hacer?

Tensión En esta ilustración la tensión se expresa a través de una dimensión física. He aquí algunas preguntas que pueden ir aproximando al concepto. ¿Qué personajes aparecen en el extremo superior derecho e inferior izquierdo? ¿Cómo están unidos? ¿Crees que están intentando juntarse o separarse? ¿Por qué lo dices? ¿Hacia dónde hace fuerza cada personaje? ¿Cómo están las trompas? ¿Estiradas? ¿Flojas? ¿Alguna vez has jugado con otra persona a tirar de los dos extremos de una cuerda, una prenda de ropa, un hilo? ¿Sabes qué ocurre si uno de los dos deja de tirar? ¿Alguna vez has intentando convencer a alguien para hacer algo? ¿Fue fácil? (Aquí se pueden poner ejemplos de situaciones en los que el lector haya intentado conseguir algo a lo que otra persona se haya opuesto con firmeza). Como la tensión también tiene que ver con situaciones amenazantes, se puede indagar un poco en el resto de los personajes: Se puede indicar que los personajes de alrededor están mirando con gran expectación. Ahora bien, quizá alguno no esté tranquilo del todo. ¿Qué sucederá si uno de los dos elefantes se cae? ¿Hay algún otro personaje que pueda verse dañado? ¿Puede ese personaje contemplar la escena con toda tranquilidad, sabiendo que le puede caer un elefante encima? ¿Alguna vez no has estado tranquilo porque creías que había algún peligro cerca?

Alivio Para los lectores más pequeños, al igual que se hizo con el odio, se puede contar una historia en la que se involucren los personajes para centrar la atención en la emoción representada. También se pueden plantear algunas preguntas. ¿Por qué el sapo va agarrado a un globo? ¿Hacia dónde dirige la mirada? ¿Qué crees que pretendía el cocodrilo? ¿Lo consiguió? ¿Crees que el sapo sintió miedo en algún momento? ¿Crees que ahora lo siente? ¿Y el cocodrilo? ¿Cómo se siente?

Serenidad Se puede comenzar la aproximación a esta emoción hablando sobre los colores y las formas que aparecen en el dibujo y las sensaciones que transmite. ¿Qué colores hay? ¿Qué transmiten? ¿Hay varios tonos de azul? ¿Cuáles? ¿Pintarías las paredes de tu cuarto con alguno de los colores de la ilustración? ¿Qué elementos de la naturaleza son azules? ¿Te gusta mirarlos? ¿Qué te transmiten? ¿Alguno de esos elementos produce sonido? ¿Cómo es ese sonido? ¿Qué forma dibujan los dos peces? ¿Podrías dibujarla en un papel esquemáticamente? ¿Es una forma dura y agresiva o es suave? ¿Puedes dibujarla de un solo trazo? A continuación, se puede hacer una serie de preguntas sobre los seres que aparecen representados y el lugar en que se hallan. ¿Crees que estos peces flotan sin esfuerzo o tienen que emplear energía para nadar? ¿Por qué crees que tienen los ojos cerrados? ¿El movimiento que realizan es armónico o es desordenado? ¿Qué tipo de música crees que cuadraría con este dibujo? ¿Qué te hace sentir la ilustración? ¿Alguna vez te has sentido así? ¿En qué ocasión?

Felicidad Para explorar esta emoción se puede partir de una serie de preguntas sobre los distintos elementos representados en la ilustración: ¿Qué elementos aparecen en la imagen? ¿Qué elementos sonríen? ¿Por qué crees que lo hacen? ¿Qué movimiento hace la luna respecto a la Tierra? ¿Y la Tierra respecto al sol? ¿Crees que encuentran satisfactorio hacer estos movimientos? ¿Para qué sirve un caballito de madera? ¿Qué lleva el caballito de madera sobre su lomo? ¿Crees que eso satisface al caballito? ¿Qué elementos decoran el fondo de la imagen que no pertenecen al firmamento? ¿Con qué artes o actividades los puedes relacionar? ¿Alguna vez has practicado alguna de estas actividades? ¿O has visto u oído que otros las practicaban? ¿Cómo te hizo sentir? ¿Qué sensación general te transmite la imagen?

Alegría Una primera aproximación a la ilustración puede ser pedirles a los lectores que pongan voz a los distintos personajes que aparecen en la imagen. ¿Qué pueden estar diciendo a juzgar por sus rostros? ¿En qué ocasiones has dicho tú algo similar? A continuación, se puede indagar en los motivos que tienen los seres de la imagen para sentirse así. ¿Por qué están tan contentos? ¿Qué hay de divertido en lo que hacen? ¿Crees que seguirán igual de contentos cuando paren de balancearse?

Tristeza En este caso, tanto los tonos elegidos en la ilustración como la escena que se representa remiten a la emoción de la tristeza. Para profundizar más en el significado de esta emoción, se pueden plantear las siguientes preguntas: ¿Dónde están los personajes? ¿Qué hay flotando tras ellos? ¿Qué crees que ha pasado? ¿Han perdido algo los personajes? ¿Qué crees que tendrán que hacer ahora? ¿Les supondrá esfuerzo o lo harán con facilidad? A continuación se puede proponer a los lectores que inventen distintos finales posibles para la historia, en los que la situación de tristeza se resuelva. Puede ser que los personajes encuentren a otros seres que también han naufragado. Puede ser que los personajes reconstruyan sus objetos personales y enseres. Puede ser que tras el diluvio, poco a poco el agua se retire, y deje al descubierto tierra fértil, llena de vida…

Compasión Para acercarse a la noción de compasión, se pueden plantear una serie de preguntas relacionadas con la ilustración, para ir encaminando las ideas hacia la emoción. ¿Hace buen tiempo? ¿En qué se nota? ¿Qué se ve en la imagen? ¿Qué animales hay? ¿Qué plantas? ¿Hay personajes que no estén en el agua y se estén mojando? ¿Quién? ¿Por qué no se moja? ¿Crees que las plantas que rodean al zorro tienen esa forma naturalmente? ¿O se han inclinado? ¿Por qué crees que lo han hecho?

Remordimiento Esta ilustración aborda el remordimiento como una persecución. Se puede explorar la imagen a través de las siguientes preguntas: ¿Qué personajes son los más importantes de la imagen? ¿Cómo son? ¿Qué ocurre entre ellos? ¿Por qué podría suceder esto? ¿Qué sensación te transmite el personaje de la derecha? ¿Cómo te sentirías si alguien así te persiguiese a ti?

Culpa Para ir orientando la exploración de la ilustración para conectarla con la culpa, se pueden plantear las siguientes preguntas: ¿Qué se representa en la imagen? ¿Qué elementos ligeros hay? ¿Y pesados? ¿En qué dificultades se ve el barquito? ¿Qué personajes suelen llevar un peso semejante a ese? ¿Qué cosas es difícil hacer con un peso así? ¿Alguna vez has sentido un peso semejante por dentro? ¿En qué ocasión?

Vergüenza La emoción de la vergüenza se puede trabajar creando una historia a partir de la ilustración. En tal caso, es interesante concentrar la atención de los lectores en el personaje central y construir un relato que explique quién es y cómo ha llegado a verse en la situación en la que se encuentra ahora. La ilustración también se puede explorar a partir de una serie de preguntas. ¿Qué diferencia al personaje que está en el centro de los demás? ¿Por qué está colorado el personaje del centro? ¿Qué crees que está pensando? ¿Qué crees que están pensando los demás personajes?

Inseguridad Aunque la ilustración sobre la inseguridad es sobria y sencilla, tiene cierta complejidad conceptual. Por ello, conviene describirla minuciosamente y luego preguntar por las partes que resultan extrañas y los motivos de que lo resulten. ¿Qué elemento ocupa el centro de la imagen? ¿De qué color es el entorno de la parte superior de la imagen? ¿Qué representa? ¿De qué color es el entorno de la parte inferior de la imagen? ¿Qué representa? ¿Qué parte del árbol crece hacia el cielo? ¿Y hacia la tierra? ¿Es normal que los árboles crezcan así? ¿Cómo suelen crecer? ¿En cuál de los dos entornos habrá más amenazas y peligros? ¿Dónde se está más protegido? ¿Qué motivos puede tener el árbol para crecer así? Que el árbol crezca de esta manera, ¿te transmite alegría o tristeza? ¿Por qué?

Timidez Para explorar la idea de timidez a partir de la ilustración propuesta, se pueden plantear las siguientes preguntas: ¿Qué ser vivo aparece en la imagen? ¿Dónde está? ¿Está todo su cuerpo a la vista? ¿Crees que hay alguien mirándolo? ¿Por qué? ¿Será quien lo mira alguien extraño o conocido para él? ¿Por qué crees que está medio escondido? ¿Qué crees que podría estar haciendo si no hubiera nadie extraño mirándolo? Para acercar más la experiencia del pájaro a los lectores, también se puede contar alguna historia en la que se evidencien posibles motivos para la incomodidad del pájaro. Es decir, en este caso, convendría plantear un relato desde la propia voz del pájaro.

Confusión La ilustración sobre esta emoción, si se mira detenidamente, demuestra tener algunos elementos caóticos. Se puede guiar el análisis con algunas preguntas: ¿Qué elementos vivos hay en la imagen? ¿Hay también sombras? ¿De qué son? ¿Cuántos gatos cuentas? ¿Y sombras de gatos? ¿Cuántos pájaros hay? ¿Y sombras de pájaros? ¿Dónde está el nido? ¿Es eso posible en realidad? ¿Es posible que lo que aparece en las sombras esté ocurriendo en el árbol real? ¿Qué sensación te provoca entonces la ilustración?

Miedo La ilustración sobre esta emoción recrea un paisaje sobrecogedor. El miedo es una emoción fácil de identificar, por lo que quizá se puede explorar la imagen intentando identificar qué elementos suelen suscitar miedo y por qué. ¿Qué representa la imagen? ¿Es un paisaje tranquilo? ¿Qué hace que no lo sea? ¿Qué elementos de la imagen inspiran miedo? ¿Por qué? ¿Darán miedo estos elementos por el día? ¿Y por la noche? ¿A qué crees que se debe esa diferencia?

Asombro En la ilustración sobre esta emoción se plantea una escena asombrosa. Se puede explorar a partir de las siguientes cuestiones: ¿Qué animal se ve en la imagen? ¿Cuáles son las características físicas que te permiten identificar a este animal? ¿Qué está haciendo? ¿Qué imagen le devuelve el estanque? ¿Se parece al animal original? ¿Es diferente? ¿En qué? ¿Qué le produce ver su reflejo? ¿Por qué? ¿Cómo se reconoce esa sensación en la cara del animal?

Asco La ilustración sobre esta emoción no escatima en representaciones del asco, por lo que lo más interesante es pedir a los lectores que indiquen que emoción les produce y qué elementos hay en ella que susciten esa sensación: Hay tuberías por las que se vierte un líquido de color vino. Hay una serie de tentáculos y algunas otras formas animales no muy identificables, pero que sugieren viscosidad. Hay residuos plásticos. Las tuberías están oxidadas. El líquido vertido, además, se entremezcla con una especie de barro de color marrón. Las chimeneas de la fábrica que se ve al fondo echan humo. A continuación, los lectores pueden compartir qué otras cosas les dan asco y por qué. Puede ser interesante comprobar cómo algunas cosas a unas personas les dan asco y a otras les encantan. Ese es un buen punto de partida para la lectura.

Hostilidad Para explorar esta emoción a través de la correspondiente imagen, se puede plantear algunas preguntas para establecer hipótesis acerca de lo que está representado: ¿Qué animales se ven? ¿Hacia qué dirección parecen querer avanzar? ¿Adónde crees que quiere llegar el gato? ¿Por qué crees que los abejorros le cierran el paso? ¿Cómo crees que se siente el gato al ver que se oponen a él? ¿Cómo crees que puede reaccionar? ¿Alguna vez te has enfadado con alguien que se oponía a ti? ¿En qué ocasión?

Aceptación La ilustración con que se representa la aceptación tiene un carácter bastante conceptual. A continuación ofrecemos algunos puntos de interés sobre los que centrar el análisis. Las formas representadas dan la sensación de fluir: casi todas son formas curvas que se entrelazan unas con otras. Las hojas del árbol salen hacia el arbusto que está en el primer plano derecho, mientras que las espirales que adornan a este se funden con las hojas del árbol. El sol, una esfera de diversos colores situada en la parte superior derecha, convive y comparte elementos con la luna, en la parte superior izquierda. La idea es que en el mundo, cada ser, cada objeto, tiene sus propias cualidades, que no necesariamente son iguales a las de los demás, pero esas cualidades, al tiempo que lo hacen único, le sirven para integrarse en el ambiente y aportan a este algo que lo enriquece.

Incomprensión La imagen que ilustra esta emoción presenta un paisaje onírico. Para abordar la incomprensión, se puede guiar la exploración de la imagen con las siguientes preguntas, que ofrecen una interpretación de la imagen, basada en la existencia de dos tipos de seres diferentes: el ser con apariencia humana y los seres con tentáculos. ¿Cuál es el único ser que tiene apariencia humana? ¿Dónde está? Describe el entorno. ¿Ves alrededor algún ser con el que pueda comunicarse hablando? Si desease comunicarse con los seres cuyos tentáculos asoman, ¿cómo podría hacerlo? ¿Crees que le resultaría sencillo? ¿Por qué? Sin embargo, la imagen también se puede explorar partiendo de la base de que los tentáculos que asoman pertenecen al ser con aspecto humano. En ese caso, se pueden plantear estas preguntas: ¿Qué parte del ser es humana? ¿Qué parte no lo es? ¿Cuántas extremidades tiene? Imagina que encuentras a este ser en un lago cerca de tu casa. Él habla tu idioma. Aun así, ¿crees que te sería fácil entenderte con él? ¿Qué cosas podríais hacer juntos? ¿Qué cosas no?

Desamparo Para trabajar esta ilustración, se puede narrar una historia sobre cómo ha llegado el animal protagonista a la situación en que se encuentra. En el relato que se construya conviene centrar la atención en el hecho de que hay diversas camas semejantes a la del protagonista (aunque no tienen colchón). También, para orientar hacia el desamparo, convendría dar a entender que ha pasado bastante tiempo desde que el personaje se ha encontrado en la situación que retrata la imagen. Otra posibilidad consiste en explorar la ilustración a través de preguntas. ¿Qué personaje aparece en la imagen? ¿Qué diferencia hay entre su cama y las otras camas? ¿Crees que la situación en la que está es la normal? ¿Qué puede haber ocurrido? ¿Crees que al personaje le parece normal lo que está viviendo? ¿Divertido? ¿Intranquilizador? ¿Cómo te sentirías tú si te despertases y, repentinamente y sin que sepas por qué, no hubiera nadie en casa?

Soledad Acercarse a la emoción representada en esta página implica centrarse en la casa diminuta que se aprecia en la lejanía. Para ello, se puede proponer las siguientes preguntas: ¿Qué elementos se ven en primer plano? ¿Es una escena hermosa? ¿De dónde sale el camino morado que se ve en el centro de la imagen? ¿Qué hay sobre la nube? ¿Por qué alguien habrá elegido vivir en un lugar tan lejano? ¿Qué ventajas y desventajas puede tener vivir tan lejos? ¿Tendrá mucha compañía quien habite esa casa? ¿Por qué?

Nostalgia En esta ilustración se ha conseguido plasmar la idea de pasado y presente a través de un juego entre la realidad y las sombras. Para que los lectores se percaten de ello, se pueden plantear las siguientes preguntas: ¿Qué ser vivo aparece en la imagen? ¿Qué está haciendo? ¿Cómo es el árbol bajo el que está tumbado? ¿Qué cuelga de él? ¿Hay alguien más en esa parte de la escena? Observa la parte que está en sombra. ¿Qué seres vivos hay aquí? ¿Cómo está la rama del árbol en sombra? ¿Y el columpio? ¿Crees que son la misma rama y el mismo columpio que hemos descrito antes? ¿Qué parte de la escena crees que es más alegre? ¿Cuáles de las acciones y situaciones crees que están pasando ahora? ¿Cuáles crees que ocurrieron en el pasado? ¿Cómo crees que se sentirá el perro al recordar el pasado?

Melancolía En esta ilustración el personaje central es una representación de la melancolía. Para internarse en el significado de esta emoción, se puede plantear las siguientes cuestiones. ¿Se puede mover el personaje central? ¿Por qué? ¿Qué está haciendo? ¿Qué ocurre con las páginas del libro que tiene entre las manos? ¿Es posible que esas páginas regresen al libro o las ha perdido para siempre? ¿Cómo se sentirá el personaje si lleva en esa situación mucho tiempo? ¿Crees que se habrá acostumbrado a perder páginas? Con todo, ¿es una situación agradable?

Aburrimiento El aburrimiento es una emoción muy conocida y la ilustración ofrece una estampa clara. Se puede orientar la exploración gráfica a través de estas preguntas: ¿Dónde está el animal protagonista? ¿Qué hay a su alrededor? ¿Qué está haciendo? ¿Crees que se está divirtiendo? ¿Por qué? ¿Qué podrías hacer tú en una situación así para divertirte?

Ilusión La noción de ilusión tiene que ver con el futuro. La relación entre el presente y el futuro no es sencilla de plasmar en una ilustración. Se puede explorar la imagen a partir de las siguientes preguntas: ¿Qué está mirando el animal situado en la parte inferior derecha? ¿Qué forma tienen las nubes? ¿A qué se parecen? ¿Qué puede estar deseando el animal de la parte inferior derecha? ¿Podrías expresar los deseos de ese animal de cuatro maneras diferentes? También se les puede preguntar a los lectores cuál de las siguientes afirmaciones les parece verdadera. El protagonista confundió las nubes con peces, pero ya se ha dado cuenta de su error. El protagonista ahora desea que las nubes se conviertan dentro de poco en peces. El protagonista se relame recordando el día en que las nubes se convirtieron en peces.

Entusiasmo Para explorar la emoción del entusiasmo a partir de la imagen ofrecida, proponemos, en primer lugar que los lectores indiquen cuáles de los siguientes elementos están presentes en el dibujo: jaula, mesa, cometa, pinzas, pájaros, ranas, plumas, estrellas, hojas, notas musicales, monstruos, hilos. A continuación, se les puede pedir que señalen cuáles de las siguientes afirmaciones son ciertas. Los pájaros están encerrados en la jaula. La cometa vuela libremente. Hay un pájaro con aspecto amenazador en la escena. Los pájaros están intentando regresar a la jaula. Los pájaros quieren liberar a la cometa. Los pájaros parecen disfrutar de la situación. Los pájaros tienen miedo de la cometa. ¿Qué pudo haber ocurrido? Los lectores pueden elegir una de las siguientes afirmaciones para completar esta oración: Los pájaros vieron la puerta de la jaula abierta y… … sintieron miedo del mundo exterior. … emplearon su energía en salir a disfrutar del mundo exterior. … algunos decidieron quedarse dentro y otros optaron por salir a conocer mundo. Por último, los lectores pueden responder a una serie de preguntas: ¿Qué habrán pensado los pájaros al ver la cometa sujeta por unos hilos? ¿Qué crees que se dijeron unos a otros antes de decidirse a liberarla?

Euforia Para explorar la emoción de la euforia, sugerimos plantear las siguientes preguntas a partir de la ilustración: ¿Qué ocurre en la selva? ¿Qué indicios hay de que los animales están festejando algo? ¿Qué motivos pueden tener para festejar? ¿Qué es lo último que festejaste tú? ¿Te parece que están contentos? ¿Crees que se sienten con energía? ¿Cuánto tiempo crees que podrían estar festejando? ¿Cómo festejan? ¿Te has sentido tú alguna vez tan bien que has tenido ganas de festejar como ellos? ¿En qué ocasión?

Desaliento Para explorar el desaliento, se puede profundizar en el animal que está representado en la ilustración y, especialmente, en cómo está representado. De hecho, se puede contraponer perfectamente con los animales de la ilustración relativa a la euforia. ¿Qué animal se ve? ¿Se aprecian bien todas las partes del animal? ¿Cuáles sí? ¿Qué les ocurre a las otras? ¿Da la impresión de tener energía este animal? ¿En qué se nota? ¿Le resultará fácil, por ejemplo, salir a cazar ahora mismo? ¿Por qué?

Decepción Para orientar la posterior lectura del texto, se puede explorar la imagen a partir de las siguientes preguntas: ¿Qué personajes aparecen en la imagen? ¿Dónde están? ¿Qué lleva el zorro en las manos? ¿Por qué crees que tiene este objeto? ¿Qué crees que pensó el zorro cuando tomó el barquito en su casa? ¿Qué se ha encontrado al llegar al estanque? ¿Qué consecuencias tiene esto para sus planes? ¿Cómo crees que se siente? ¿Por qué? Otra forma de trabajar esta imagen consiste en pedirles a los niños que narren lo que ocurre en ella. O bien, si aún son muy pequeños, contar una historia relacionada con la ilustración. En este caso, convendría narrarla intentando mostrar que el zorro se había creado una altísima expectativa antes de llegar a la situación que se representa. Por último, sería interesante pedirles a los lectores que propongan formas de superar la decepción.

Frustración Para orientar la posterior lectura del texto, se puede narrar una historia que desemboque en la situación planteada en la imagen. Una historia posible puede centrarse en la imposibilidad del personaje para regresar a su casa, cuando en esta hay algo muy importante o que desea mucho. La historia se puede acompañar de algunas preguntas que permitan darle un giro positivo a la situación y compartir experiencias con el lector: ¿Qué puede hacer el personaje ahora mismo? ¿Alguna vez te has sentido y comportado como el personaje? ¿En qué ocasión? ¿Qué era lo que deseabas? ¿Qué cosas puede hacer el personaje en vez de entrar en casa? Por último, se puede plantear una actividad orientada a revelar prioridades. En una escala de 1 a 5 ordena los siguientes acontecimientos de más a menos importantes: ! El amor de tu familia. ! Dormir en una cama cómoda y calentita. ! No estar enfermo. ! Poder ver un partido de fútbol. ! Comer cosas sanas y ricas a menudo.

Admiración Para orientar la posterior lectura del texto, se puede plantear una serie de preguntas relacionadas con la imagen: ¿Qué está haciendo el personaje de la izquierda? ¿Qué tiene de especial el libro? ¿Qué otros personajes aparecen en la escena? ¿Cómo reaccionan ante lo que ocurre? ¿Qué están mirando? ¿Crees que los personajes de la derecha saben hacer lo que está haciendo el personaje de la izquierda? ¿Por qué? ¿Crees que les causa gozo ver lo que está ocurriendo? ¿Qué crees que los personajes de la derecha le dirían al de la izquierda si este parase de leer?

Envidia Para empezar a trabajar con esta ilustración se puede hacer una tabla de semejanzas y diferencias entre ambos personajes: Se parecen en… Se diferencian en… A continuación, se puede plantear algunas preguntas para ahondar en la emoción representada: ¿Cuál de los dos personajes se muestra triste? ¿Por qué crees que está triste? Elige la respuesta que te parezca más adecuada. ! Porque su globo es pequeño. ! Porque el globo del otro personaje es amarillo. ! Porque su globo es más pequeño que globo del otro personaje.

Deseo Para empezar a trabajar con esta emoción se puede plantear una serie de preguntas sobre la imagen: ¿Qué animal aparece en la imagen? ¿Qué les gusta comer a estos animales? ¿Qué está mirando? ¿Con qué actitud lo mira? ¿Tiene miedo? ¿Tiene ganas de acercarse? ¿Por qué? ¿Con qué gesto nos revela su actitud? ¿Por qué querría acercarse? ¿Qué hará con la miel? ¿Por qué? ¿Cómo se sentirá después? ¿Por qué? Si no tuviera ganas de comerse la miel, ¿haría algo? ¿Qué es lo que lo lleva a moverse, entonces?

Satisfacción Para orientar la posterior lectura del texto, se puede explorar la imagen a partir de las siguientes preguntas. En este caso, se considera que el personaje principal tiene retratos de sus descendientes. ¿Qué personaje principal se ve en la escena? ¿Hay otros personajes? ¿Cuáles? ¿Dónde aparecen? ¿Quiénes pueden ser estos personajes? ¿Crees que son familia del personaje principal? ¿Es fácil llegar a tener mucha descendencia? ¿Qué tendrías tú que hacer para conseguirlo? ¿Cómo crees que se siente el personaje principal al contemplar los retratos de los demás personajes? Otra posibilidad de explorar la imagen es considerar que en los medallones aparecen representaciones del mismo personaje que está sentado en el sillón central. Imagina que el personaje central tiene su sillón decorado con fotografías de su vida, ¿qué escenas se ven? Si pudieras elegir cuatro momentos de tu vida para decorar tu habitación con ellos, ¿cuáles elegirías? ¿Cómo te hacen sentir?

Orgullo La ilustración relativa al orgullo es bastante conceptual, pero se puedenplantear algunas preguntas para orientarla hacia la emoción que pretende transmitir. ¿Qué animal se ve en la escena? ¿Cuál es la parte del cuerpo más llamativa de este animal? ¿Has visto alguna vez uno de estos animales? ¿Tenía la cola abierta o cerrada? ¿Crees que la cola de estos animales es bonita? ¿Cómo crees que se sienten ellos respecto a su cola? ¿Qué piensan de ella? ¿Crees que les gusta mostrarla? ¿Por qué?

Placer Para explorar la ilustración sobre el placer, se puede partir de las siguientes preguntas: ¿Qué animales aparecen? ¿Qué están haciendo? ¿Es fácil hacer lo que hacen estos animales? ¿Qué habilidades se necesitan? ¿Crees que es fácil conseguir hacer a la primera lo que estos animales están haciendo? ¿Disfrutan con lo que hacen? ¿En qué lo notas? ¿Qué expresiones crees que podrían estar diciendo mientras lo hacen? ¿Qué cosas disfrutas tú? ¿Qué es lo que te hace disfrutarlas?

Gratitud Para orientar el trabajo sobre la ilustración que acompaña a la gratitud, se pueden plantear las siguientes preguntas. ¿Cuál es la comida favorita de los conejos? ¿Hay conejos en la imagen? ¿Disponen de su comida favorita? ¿Dónde está? ¿Cuándo es habitual recibir regalos? ¿Qué es un regalo? ¿Por qué nos suelen hacer regalos? ¿Hay animales en la imagen que estén transportando o recibiendo regalos? ¿Cuáles? ¿Hay algún animal que esté jugando? ¿Con qué juega? ¿Qué otros elementos hacen que la imagen sea bonita? Por ejemplo, el gusano que está en el piso de arriba, ¿con qué ha adornado su casa? ¿Se ven situaciones agradables? ¿Crees que los animales que las están viviendo valoran lo agradable de esas situaciones? ¿Qué cosas agradables te rodean? ¿Cómo llegan hasta ti? ¿Quién las hace posibles? ¿Valoras y reconoces a quien las hace posibles? ¿Cómo?

Emocionario