× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Depurarse en primavera

Una secuencia de yoga para el hígado

Escrito por Dharma Kaur

secuencia yoga para el hígado

Mientras escribimos este artículo está floreciendo la primavera, la estación en que la naturaleza se despierta de la soñolencia invernal, y con ella nosotros también. Se trata de un despertar físico y energético, que, entre otras cosas predispone también nuestro organismo a liberarse de las toxinas y a depurarse. La primavera es un buen momento para concederse un detox, por ejemplo siguiendo buenas normas de alimentación, recurriendo a remedios fitoterapéuticos, y naturalmente también con el yoga. Te proponemos una secuencia de Kundalini Yoga para el hígado, el órgano que en mayor medida se ocupa de eliminar las toxinas de nuestro cuerpo: depurar el hígado y estimular su funcionalidad es esencial para el bienestar del organismo.

El yoga para la limpieza del hígado

Esta secuencia debe ser practicada con los ojos cerrados y la focalización ocular debe mantenerse lo máximo posible en el punto del entrecejo, el tercer ojo. La respiración debe ser siempre por la nariz, tanto la inspiración como la espiración; cada vez que inspiras, haz vibrar dentro de ti el mantra SAT y cuando espires el mantra MAN.

No cambies la combinación de los ejercicios y no superes los tiempos máximos dados; evita añadir otras posiciones o respiraciones u otro elemento que no se haya indicado. Sé amable contigo mismo y cuando sientas que empieza a ser demasiado, para, respira, escúchate y relájate. Antes de empezar la práctica de la secuencia, acuérdate de abrir con el mantra de apertura y, cuando hayas terminado, cierra como se indica en este artículo sobre la estructura de una sesión de Kundalini Yoga.

posición 1Posición 1

  • Posición erecta. Los pies están en paralelo, distanciados entre ellos según la anchura de las caderas
  • La pierna izquierda se alarga hacia atrás, lo máximo que sea posible; la pierna derecha resbala ligeramente hacia adelante.
  • Los brazos suben hacia arriba hasta el nivel de los hombros, paralelos al suelo; la mano derecha tiene el palmo girado hacia arriba, la izquierda hacia abajo.
  • Los pies se apoyan bien en el suelo, el peso del cuerpo se apoya totalmente sobre el pie que tenemos delante.
  • Mantente estable en esta posición.
  • Mantén la respiración larga y profunda.
  • Continúa durante un máximo de 3 minutos.
  • Para acabar, manteniendo la posición, inspira y aguanta el aire dentro durante unos 10-15 segundos, después espira y relájate durante 3 minutos, sentándote en el suelo con las piernas cruzadas y las manos sobre las rodillas.

 

posición 2Posición 2

  • Posición erecta. Los pies están paralelos, distanciados entre ellos según la anchura de las caderas.
  • Los brazos están extendidos hacia afuera a la altura de los hombros y paralelos al suelo.
  • El busto rota lentamente hacia la izquierda hasta que el brazo derecho se extienda hacia adelante y el izquierdo hacia detrás.
  • A continuación se lleva a cabo una profunda flexión, hasta que la mano derecha toque la punta del pie izquierdo.
  • El brazo izquierdo se dirige hacia arriba, perpendicularmente al suelo (si no llegas a tocar el pie con la mano, llega donde puedas, o bien pon un pequeño objeto bajo la mano).
  • Mantente estable en esta posición.
  • Respiración larga y profunda.
  • Continúa durante un máximo de 3 minutos.
  • Para acabar, manteniendo la posición, inspira y ten el aire dentro durante aproximadamente 10-15 segundos, después espira y relájate durante 3 minutos, sentándote en el suelo con las piernas cruzadas y las manos sobre las rodillas.

 

posición 3Posición 3

  • Posición supina.
  • Apoya las manos con las palmas hacia abajo, bajo los glúteos.
  • Levanta la pierna derecha a 90° con el pie en punta y la rodilla estirada.
  • Eleva el busto en posición sentada, manteniendo la pierna izquierda estirada en el suelo y apoyando la punta de la nariz sobre la rodilla derecha (llega hasta donde puedas con la pierna, puedes aferrarla también por detrás de la rodilla con las manos y ayudarte así a empujarla dulcemente hacia ti y a mantenerla en posición).
  • Mantén la posición.
  • Respiración lenta y profunda.
  • Continúa durante un máximo de 3 minutos.
  • Para acabar, manteniendo la posición, inspira y aguanta el aire dentro durante aproximadamente 10-15 segundos, después espira y relájate durante 3 minutos, sentándote en el suelo con las piernas cruzadas y las manos sobre las rodillas.

 

posición 4Posición 4

  • Siéntate en posición simple.
  • Canta el Mantra Sat Narayan, Wahe Guru Hari Narayan, Sat Nam.
  • Manos en el regazo. El dorso de la mano derecha en la palma de la mano izquierda, las puntas de los pulgares en contacto.
  • 11 minutos sería un tiempo ideal, pero puedes también practicar esta fase durante el tiempo que quieras: 5, 8, 15 minutos, o lo que prefieras.

 

Esta es una secuencia de Kundalini Yoga simple, con pocas posiciones, pero siempre es mejor empezar con calma, sin practicar enseguida los tiempos máximos. Puedes empezar manteniendo durante un minuto las tres primeras posiciones y durante 5 u 8 minutos la cuarta posición. A medida que vayas cogiendo experiencia con la práctica, pasa a 2 minutos en las primeras posiciones y 11 en la última, hasta llegar a los tiempos máximos al cabo de un par de semanas o incluso más: aprende a escuchar aquello que tu cuerpo te indica.