× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cereales integrales: pros y contras

Escrito por: Dealma Franceschetti | Alimentación y Dietas, Salud y Bienestar

Actualmente, con el término “integral” pensamos automáticamente en algo que es sano y beneficioso, que debemos claramente preferir.

Pero, ¿es siempre así? ¿Lo es siempre para todos indistintamente?

Como siempre, para poder tomar elecciones sanas y conscientes debemos profundizar en la cuestión.

¿Qué es un cereal integral?

Cereal integral” es una definición para hablar de la cariópside de los cereales que se deja íntegra después de haber eliminado las glumillas. De este modo todas las partes fundamentales del cereal quedan intactas: fibras, vitaminas, sales minerales, omega 3, proteínas y carbohidratos.

Cuando lo refinamos, lo privamos de algunas de sus partes. La refinación puede ser más o menos intensa. Por ejemplo, en el caso del arroz podemos partir del grano integral, refinarlo parcialmente para obtener un arroz semi-integral o refinarlo al máximo para obtener el arroz pulido.

Lo mismo sucede en el caso de la cebada: podemos encontrar la integral, la semi integral o descascarillada y la perlada, es decir, la refinada.

No vale para todos los cereales. Por ejemplo, la avena en copos se encuentra en el mercado solo en su versión descascarillada, es decir, semi integral.

El mijo y el grano sarraceno se suelen usar descascarillados, es decir, semi integrales, porqué así son más aptos para el consumo humano.

Por tanto, un grano de cereal dejado íntegro (integral) es beneficioso desde un punto de vista nutricional, pero no todos los cereales son buenos para ser consumidos en su forma integral, como es el caso del mijo o del grano sarraceno. Pero aun hay más.

Los pros y los contras de la fibra

El cereal integral es rico en fibra. La fibra es importantísima para nuestro bienestar, no solo para favorecer el peristaltismo intestinal, sino también para ralentizar la absorción de la glucosa, para nutrir las bacterias intestinales y para muchas otras funciones.

Y aun así no es adecuada para todos. Por ejemplo, aquellos que tienen un intestino inflamado (colitis, colon irritable, etc.) no obtendrán beneficios de la fibra, ya que los irritará aún más. Veamos a continuación cuáles pueden ser los casos más comunes en los que es mejor utilizar el integral con algunas recomendaciones y no todos los días.

Cuándo podría no ser beneficioso el cereal integral

Inflamaciones del colon

En el caso de que la mucosa del colon esté inflamada, se irritará aún más si se consumen de forma regular cereales integrales, puesto que son ricos en fibras. En este caso, será mejor utilizar cereales semi integrales o bien pasar los integrales por la licuadora para reducir drásticamente la cantidad de fibra.

Restreñimiento crónico grave

Si bien es cierto que la fibra favorece el peristaltismo, también es cierto que si el intestino está seriamente bloqueado, no debemos cargarlo de fibra porqué existe el riesgo de “obstruirlo” aún más. También en este caso es mejor empezar con los semi integrales o usar una licuadora hasta que el intestino empiece a liberarse de manera fácil y frecuente.

A este punto ya no será un problema el uso del cereal integral incluso de forma cotidiana, al contrario, será muy beneficioso para mantener el intestino en perfecto funcionamiento.

Niños por debajo de los 3-4 años

Hasta los 3-4 años (aproximadamente), los niños tienen un intestino que aún está “aprendiendo” a gestionar la fibra, por lo cual podría encontrar algunas dificultades ante un uso cotidiano de cereales integrales. El problema está relacionado con las fibras. Un exceso de fibra puede reducir la absorción de muchos minerales, entre ellos el hierro. Por eso es mejor utilizar sobre todo los semi integrales.

Con los niños de hasta 2 años, los pediatras expertos en el destete natural aconsejan pasar por la licuadora los cereales. En este caso, podemos usar también el cereal integral, porqué perderá la fibra.

Ancianos

Los ancianos, sobre todo si están débiles o enfermos, pueden tener un intestino más delicado y pueden tener los mismos problemas que los niños pequeños. Por este motivo, a nivel orientativo son válidos los mismos consejos dados precedentemente.

¡Cuidado con lo integral si no es biológico!

Un cereal integral cultivado con agricultura química está más contaminado de pesticidas que el cereal refinado. La refinación, eliminando las partes externas, elimina también una buena parte de los pesticidas (por lo menos aquellos que quedan en las parten externas y no penetran en el interior de la planta). Por tanto, cuando compremos cereales integrales, pongamos atención a su origen, que deberá ser biológico.

Arroz Thai Integral

Arroz Thai Integral

De agricultura biológica

La Finestra Sul Cielo

3,75 €

4,27 $

Añadir al carrito
Arroz Integral Redondo

Arroz Integral Redondo

De agricultura biológica

La Finestra Sul Cielo

3,99 €

4,55 $

Añadir al carrito

3,95 €

4,50 $

Añadir al carrito
-5%
Copos de Avena sin Gluten

Copos de Avena Sin Gluten

De agricultura biológica

La Finestra Sul Cielo

2,30 € 2,19 €

2,62 $ 2,49 $

Añadir al carrito
Mijo en Grano

Mijo en Grano

De agricultura biológica

La Finestra Sul Cielo

2,25 €

2,56 $

Añadir al carrito

2,75 €

3,13 $

Añadir al carrito

2,11 €

2,40 $

Añadir al carrito