× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ayurveda: qué comer en primavera

Escrito por Redacción Web Macro

Frutas y verduras de primavera

El Ayurveda es una ciencia antiquísima que tiene sus orígenes en las escrituras sagradas del Hinduismo e implica una concepción holística del ser humano. Sabemos que el cambio de estación provoca transformaciones atmosféricas naturales que influencian a todos los seres vivientes.

El Ayurveda proporciona una serie de reglas precisas que forman el llamado régimen estacional: este comprende dieta, comportamiento y varios remedios. Es esencial modificar el modelo de respuesta adecuando la dieta, las costumbres, el comportamiento y la rutina al nuevo clima. Este es el sentido del régimen estacional.

Mal estar

Cuando una persona sufre un desequilibrio, la primavera puede traerle alergias, resfriado, gripe, congestiones, pereza y apego. Cuando estamos equilibrados, en cambio, es un momento de placer y de alegría.

La primavera es un momento óptimo para la purificación y el rejuvenecimiento. Durante el cambio hacia la primavera es bueno dedicar largos momentos a la meditación, de modo que la sabiduría prevalezca. Deberíamos empezar el día levantándonos pronto para acercarnos así al entusiasmo creciente de la primavera.

Nutrición Ayurvédica

Se recomienda comer ligero durante la primavera, después de los excesos invernales. Es oportuno empezar una dieta específica y eficaz para limpiar los pulmones, el estómago, el intestino, el hígado y los riñones.

Evitemos los alimentos ricos en grasas y en azúcares (carnes grasas, embutidos, fritos, dulces y snacks industriales, etc.). Consumamos una mayor cantidad de frutas y verduras frescas, cereales integrales, legumbres, nueces, leche y semillas, pues aportan el equilibrio de los cinco elementos en el cuerpo y son ricos en sustancias rejuvenecedoras.

Demos preferencia a las hortalizas de estación, como el diente de león, las alcachofas, las acelgas, las zanahorias, las coles, los rábanos, la ortiga y la cebolla, que realizan una acción desintoxicante, de modo que purifican y mejoran la acción del hígado. Escojamos vegetales ricos en potasio, como las patatas, las espinacas, los kiwis y los plátanos.

Bebamos al menos dos o tres litros de líquido al día, también bajo forma de tés o infusiones. Evitemos el consumo de alcohol; el alcohol de hecho lleva a cabo una acción tóxica en nuestro hígado. Medio vaso de vino en la cena es aceptable, pero evitemos del todo los superalcoholicos. Las fresas y las cerezas son las frutas más indicadas en primavera porqué son diuréticas y favorecen la eliminación de ácidos úricos y toxinas.

Limitemos los aliños como la sal, particularmente la sal marina, ya que aumenta la retención de líquidos dado a la alta concentración de sodio que contiene. Una alternativa a la sal marina es utilizar sal de mina (Sasol). No nos excedamos tampoco con el aceite, las especias y los aromas.

Algunos consejos para el consumo de alimentos en primavera

Desayuno

Bebamos una taza de infusión (Shanti tè) o agua caliente, zumo de limón, zumo de naranja/pomelo/granada. Es posible beber como alternativa una taza de leche con café de cereales o bien de Sukkunir (mezcla de cereales y hierbas con especias), estimulante del metabolismo. En el caso de querer consumir alimentos sólidos, estos deben ser ligeros, es decir: pan tostado o chapati con Payaru Podi (proteínas vegetales a base de cereales, legumbres, especias, aromas y semillas), con miel o bien aceite de oliva o Ghee Gruta; como alternativa podemos escoger un yogurt (hecho en casa) con copos de cereales y sin añadir azúcares.

No debemos excedernos nunca en las cantidades y sobre todo no debemos consumir nada que sea demasiado nutritivo, de modo que se pueda metabolizar la energía guardada precedentemente y favorecer el proceso de desintoxicación.

Tentempié

A media mañana se puede consumir una taza de yogur sin nada añadido (para facilitar el beneficioso efecto sobre la flora intestinal, útil para mantener un correcto metabolismo de grasas y azúcares) o bien una fruta o una infusión estimulante como el Rasam (mezcla de especias).

Comida

Sería indicado comer un primer plato a base de cereales y un segundo a base de proteínas ligeras, todo ello en pequeñas cantidades: legumbres, soja verde, lentejas amarillas, queso, tofu u otras proteínas vegetales; ensaladas o verduras de hoja verde, como las alcachofas, las espinacas, etc. crudas con aceite y limón o bien cocidas con poco aliño.

No mezclemos las verduras cocidas con las crudas, escojamos las unas o las otras. Una válida alternativa sería comer un plato único como por ejemplo el Kichadi (a base de arroz y soja verde con una añadidura opcional de verduras, especias y Ghee Gruta), que desarrolla una acción depurativa y rejuvenecedora y vuelve más fluida la sangre.

Merienda de la tarde

Consumamos fruta o verduras crudas con Shanti té u otras infusiones relajantes.

Cena

Es ideal una sopa de cereales: arroz, cebada, espelta, avena, mijo u otros cereales (alternemos varias tipologías cada día) con verduras mixtas de estación salteadas en la sartén con aceite, Payaru Podi y Masala (mezcla de dieciocho especias y aromas) o bien cocidas con poca agua y Masala. Como alternativa podemos comer una sopa de verduras mixtas con una rebanada de pan integral tostado; antes de irnos a dormir bebamos una taza de infusión relajante (Shanthi té) o bien una taza de leche caliente, pues nos ayudarán a conciliar el sueño.

Lee también:

Qué es el Ayurveda, la ciencia de la vida

¿Qué son los Dosha? – Pitta

¿Qué son los Dosha? – Vata

¿Qué son los Dosha? - Kapha

Primavera, tiempo de limpieza. Desintoxicarse con el yoga