× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Ama Todo lo que Surja" - Extracto

Una revolución del Amor que empieza contigo

AMA TODO LO QUE SURJA

Una revolución del Amor que empieza contigo

de Matt Kahn

 

Al Lector

 

Tengo el honor de darte la bienvenida a una aventura que te puede cambiar la vida, una aventura que vamos a explorar juntos.
Tal vez tú también has sentido que hay más en la vida de lo que podemos percibir. Pues bien, te invito a adentrarte en una realidad completamente nueva. Cuando empecé a llevar a cabo mi labor, me referí a mí mismo como un canal de una verdad mayor. Pero esta verdad no se expresaba solamente en determinados contextos, sino que era como si la tuviese incorporada en el cuerpo. Pues bien, en estas páginas te ofrezco todo lo que he sido guiado a compartir, con el fin de que puedas entrar en contacto con una verdad que es más profunda que los altibajos de la vida.
Como explico más adelante en el libro, fui bendecido con unas buenas capacidades intuitivas y empáticas, que, sumadas a mi experiencia como profesor espiritual, me permiten ofrecer lo que se conoce como una transmisión de presencia. Esto puede hacerte sentir que experimentas una transformación en un nivel energético por el mero hecho de leer las palabras contenidas en este libro, que son fruto de la inspiración.
Cuando se lee un libro que está codificado para transmitir energía sanadora, no se trata de escudriñar cada capítulo en busca de una serie de hechos o conclusiones. Plantéatelo más bien como una visita guiada por el desarrollo de tu potencial más elevado, que puede ser que active en ti dones latentes y recuerdos intemporales a medida que vayas avanzando. Si bien las palabras que ofrezco juegan un papel importante en este viaje, la historia real es la expansión de tus experiencias, la cual se irá produciendo a medida que vayas avanzando por efecto de la transmisión mencionada.
Durante los últimos treinta y ocho años, un misterio ha ido floreciendo en mi vida. Tal vez la razón por la que estoy compartiendo este misterio contigo es que vayas más profundo en un viaje que te ha estado llamando desde los albores de la creación: el viaje hacia el interior de ti mismo. Tal vez estas palabras signifiquen para ti una llamada a transformar todos los aspectos de tu vida, lo cual puede conducirte a dar un paso adelante como portador de la luz de un nuevo paradigma espiritual.
Lo sepas o no, has llegado a este planeta durante el momento más emocionante de la evolución humana. Por el solo hecho de estar vivo durante estos estimulantes e intensos tiempos de expansión energética estás contribuyendo a elevar la consciencia de la Tierra, como un regalo para todos los seres que la habitan. Tal vez, en algún nivel, ya sabes que estás aquí por una razón importante, y estás buscando la orientación, la claridad y la dirección que te ayuden a colocar las piezas del puzle en su lugar, con el fin de hallar el alivio, la paz y la alegría que siempre esperaste encontrar.
A quienes resuenan con esta llamada profunda se los considera a menudo almas energéticamente sensibles. Mientras que la denominación alma hace referencia a ti como expresión única de una fuente de energía que ha tomado la forma de una persona en el mundo, un alma energéticamente sensible es la que recuerda sus raíces celestiales. Para un alma energéticamente sensible, la vida celebra un proceso radical de crecimiento espiritual conocido como despertar.

Para un alma energéticamente sensible, la vida celebra un proceso radical de crecimiento espiritual conocido como despertar.


En el pasado, un ser despierto era venerado como un profeta o alguien que muestra el camino a una humanidad que está evolucionando. Sin embargo, ya no estamos viviendo en un planeta que cuenta solamente con un puñado de seres despiertos. Hemos elegido encarnar durante un tiempo en que todo el planeta está pasando por el proceso de despertar en cumplimiento de las profecías de muchos seres que nos precedieron. Así como la expansión de la consciencia en el caso de un individuo es conocida como despertar, la evolución espiritual de toda una civilización o planeta se conoce como ascensión. Durante este tiempo de ascensión, o bien sientes el impulso de explorar con mayor profundidad los misterios de tu propia existencia o bien eres tan sensible a la energía del planeta y las emociones de los demás que acaso no sepas cómo manejarte en un estado de conciencia tan elevado.
Puede ser que estés interesado en conocer la vida más allá del horizonte de las comprensiones convencionales. O tal vez anheles desempeñar tu papel en el despertar de la humanidad. O acaso quieres integrar tus sensibilidades energéticas en una vida de inspiración, felicidad y libertad. En cualquiera de los casos, espero acompañarte en el cumplimiento de todos tus deseos por medio de ayudarte a conocer el éxtasis que se halla en el espacio de tu corazón divino. Cuanto más se expande una persona, más empática, apacible, amable y compasiva se vuelve. Sobre todo en el caso de un alma energéticamente sensible, que puede no darse cuenta de lo profundamente embarcada que está ya en un viaje espiritual, el camino más directo y potente es aquel que la conduce a abrir su corazón más de lo que pudo abrirlo antes.
Por esta razón, denomino consciencia centrada en el corazón a la energía cada vez más expansiva que está despertando en muchísimos seres, lo cual es otra manera de hacer referencia al poder del amor en acción. El amor en acción, constituido por una armonía, una verdad y una gracia infinitamente profundas, se ha codificado en este libro para que pueda sanar cada partícula de tu existencia, a la velocidad a la que permitas que entre en tu mundo.
Estás leyendo estas palabras precisamente porque ya has empezado a permitir que el amor surja en ti. Se va a ir revelando en tu interior el cumplimiento de tu destino, lo cual hace tiempo que estás esperando. Yo, por mi parte, compartiré el viaje milagroso que me trajo a estar ahora aquí contigo. Tal vez el hecho de compartir mi experiencia pueda ofrecerte una mayor claridad y perspectiva en cuanto al camino que tienes por delante.


El hecho de ser un niño energéticamente sensible y altamente intuitivo en un mundo que todavía tiene que comprender plenamente la profundidad de su propio poder y potencial me llevó a experimentar mucha confusión. No solo era incapaz de distinguir entre mis propios sentimientos y las reacciones de los demás, sino que nunca podía sentirme cómodo en mi propia piel hasta que todos a mi alrededor se sentían más a gusto en sus cuerpos. Tanto si daba consejos a mis amigos en el patio como si apaciguaba los ánimos en mi familia para mantener la paz, no podía vivir mis propias experiencias, independientes de las reacciones y respuestas de quienes me rodeaban. Era como si mi propia felicidad estuviera en suspenso con el fin de que yo sirviera a la causa de ayudar a los demás a experimentar la suya.
Por si esta confusión no resultase suficiente, tenía experiencias vívidas de dimensiones superiores y veía energías y seres que no podían ver quienes estaban a mi alrededor. Por ejemplo, experimentaba encuentros con Jesús (unos encuentros intemporales, en que no había ninguna referencia religiosa o histórica al Jesús de carne y hueso) y sostenía conversaciones con familiares fallecidos.
No podía negar la realidad de estas experiencias; pero si bien yo mismo no las entendía por completo, era aún más confuso para mí el hecho de que eran totalmente incomprensibles para los demás.
Cuando la sensibilidad energética y las habilidades intuitivas florecen a mayor velocidad que la madurez de la persona, su conciencia expandida puede muy bien actuar en su contra y expresarse como un sentimiento de inferioridad. En mi caso, el mayor misterio era este: «¿Por qué los demás no pueden ver lo que a mí me parece tan obvio?». Recuerdo que declaré esto al universo: «Si puedo percibir dimensiones de la realidad que los demás son incapaces de reconocer, que pueda usar estas habilidades para ayudar a los demás a descubrir estos regalos dentro de sí mismos».
Siendo adolescente, mientras vivía mi vida en el seno de un hogar judío muy liberal, mantuve comunicación con ángeles y maestros ascendidos. Mis encuentros con ellos consistían en una comunicación telepática lúcida en que veía, escuchaba y sentía las conversaciones como en un sueño vívido, que se manifestaba con tanta claridad como cualquier encuentro interpersonal que tenga lugar en el mundo físico. Aunque contacté con maestros tan diversos como Jesús, Melquisedec, el Arcángel Miguel, Quan Yin y St. Germain, nunca me interesé por sus propias historias, sino que estaba fascinado por la información que me proporcionaban, y la energía que encarnaban era tranquilizadora. Cada uno de estos guías tenía su frecuencia única; cada uno era como un color distinto dentro del arco iris, y emanaban todos ellos una energía de sabiduría y amor. Sabía instintivamente que estaban ahí para ayudarme.
Estos encuentros me llevaron a incrementar y afinar mis habilidades intuitivas, y exploré distintos reinos del universo. Aunque mis padres siempre me apoyaron y alentaron en relación con mis experiencias, en general no hablaba de ellas, porque cada vez que compartía alguna con alguien me sentía como si estuviera viviendo en el planeta equivocado.
En mi primera adultez, mi conexión con los arcángeles y maestros ascendidos se intensificó y fui guiado a entregar mensajes espontáneos a gente a la que no había visto nunca. Por ejemplo, daba instrucciones precisas, procedentes de los ángeles, a personas desconocidas en el mercado, u ofrecía mensajes profundamente sanadores procedentes «del otro lado» a los clientes de una librería... En cualquiera de los casos, de alguna manera era guiado a entregar a esas personas las palabras exactas que necesitaban para experimentar un alivio milagroso en sus vidas. No tenía la menor idea de cómo ocurría todo esto, y de una manera tan perfecta, pero como cada experiencia iba siempre acompañada de un sentimiento de amor innegable, hice caso a mis instintos, que me indicaban que confiase y permitiese que la gracia se expresase de esta manera.
La disposición que tenía a confiar condujo, inevitablemente, a que tuviese un encuentro aún más transformador con estos arcángeles y maestros ascendidos, quienes me habían estado guiando a lo largo de toda mi vida. Durante dicho encuentro se revelaron como agentes de la Divinidad que representaban distintos aspectos de mi futuro yo. Al ver a los arcángeles, a los maestros ascendidos y a mí mismo como expresiones iguales de una verdad eterna, tuve un despertar espontáneo.
A partir de ese momento, fui experimentando más comprensiones e iniciaciones, todo lo cual constituyó una preparación para el encuentro intemporal que ahora tengo contigo. Como celebración del viaje que me ha traído hasta aquí con el fin de servir a la eclosión de tu potencial, comparto abiertamente contigo algunas de mis experiencias y comprensiones más avanzadas a lo largo de este libro.
He sido guiado a tender una especie de puente entre los reinos místicos y el camino del despertar; en esta línea, quiero ofrecerte una vía revolucionaria de crecimiento espiritual. La finalidad es que la fuente infinita de sabiduría que eres pueda expresarse a través de la alegría de tu corazón abierto.
Puesto que la apertura de tu corazón es un tema central en este viaje que emprendemos juntos, vas a oírme hablar de tu corazón de varias maneras. Tanto si me refiero a él como a tu verdadera naturaleza inocente, tu niño interior o tu sentido más profundo de la vulnerabilidad, estoy llevando tu atención a la inteligencia animada que reside en el centro de tu ser. Al principio, esto puede sonar como la voz de tu infancia, con muchas memorias no resueltas que requieren más paciencia, amabilidad y atención por tu parte. Sin embargo, a medida que mantengas el rumbo, con la fuerza del amor guiándote a cada paso del camino, la voz de tu infancia se irá fundiendo con tu mente de adulto para desembocar en una autonomía espiritual que te inspirará las comprensiones más profundas.


Independientemente si las experiencias que he tenido en mi vida son del estilo de las tuyas como si tan solo presagian una realidad completamente nueva que aguarda tu llegada, ojalá las páginas que siguen puedan servirte como una hoja de ruta virtual que te conduzca hasta tu total redención espiritual.
A veces, un viaje de esta magnitud y profundidad puede o bien poner la vida de la persona cabeza abajo o bien hacer que, milagrosamente, todo se arregle. También puede ser que se alternen con rapidez ambos hechos. Sea cual sea la forma única en que se desarrolle tu camino, está operando la sabiduría del universo, que te llama a salir de las sombras de la inferioridad para que puedas brillar con toda tu capacidad para el bienestar de todos. Por más paulatina o lentamente que quiera abrirse tu corazón, estoy aquí para apoyarte en tu viaje, a través de cada revelación que tengas y cada liberación emocional que experimentes.
Este libro también contiene muchas experiencias interactivas con el fin de ayudarte a anclar e integrar la energía sanadora que estarás recibiendo. Si utilizas los mantras que se ofrecen, poderosamente sanadores, podrás acceder a nuevos territorios en tu exploración interior. Por el mero hecho de recitar cada mantra en voz alta podrás recordar con mayor claridad tu naturaleza eterna, así como afinar tu propia guía intuitiva a través de la confirmación de la sabiduría de tu cuerpo.
A medida que el amor nos une en esta aventura, acudo intuitivamente a las experiencias de muchas vidas pasadas con el objetivo de ofrecerte el camino espiritual más integrado. Con cada paso que des te irás anclando en la profunda sabiduría que contienen cinco palabras de buen augurio: Ama Todo Lo Que Surja. Al amar todo lo que surge, desentierras la más profunda comprensión del universo de la manera más centrada en el corazón. A medida que tu corazón se abre, puedes ver cómo cada circunstancia y detalle de tu vida han sido creados solo para ayudarte a expandirte. Desde el principio del tiempo, las encarnaciones se han creado para permitir que una Fuente eterna celebre su potencial infinito por medio del crecimiento de entes individuales. Esto significa que sea lo que sea lo que se manifieste en tu vida todo es, en realidad, una manifestación de la voluntad divina. Lo sepas o no, todas las sincronías, encuentros y resultados son creados por el universo como una manera de ayudarte a expandirte hasta el máximo de tu potencial y de ayudarte a recordar la verdad de que eres divino por naturaleza.
Con el amor como guía, puedes explorar la realidad espiritual más profunda que está dentro de ti que subyace a la apariencia de que eres una persona que vive en un mundo donde hay también otras personas. Por debajo de dicha apariencia, eres la obra máxima del universo, y estás abarcando cada posibilidad a través de la vida y los tiempos de un viaje personal. Todos los individuos son el mismo universo que eres tú; solamente se diferencian de ti en que están viviendo unas posibilidades distintas. La energía de la luz eterna es el tejido de la existencia; con ella se conforma cada persona, cosa y lugar. A medida que te vas dando cuenta de la verdad de lo que eres, te vas haciendo consciente de ti mismo como luz; y a medida que la luz que eres se armoniza con la luz de otro ser, descubres una mayor armonía espiritual. Muchos se refieren a este tipo de armonía como amor, pero de hecho el amor es el impulso de abrazar la inocencia de la vida que lleva a que la armonía espiritual esté a la vanguardia de las experiencias de la persona. Siempre que el amor se vierte en un corazón o siempre que es enviado como bendiciones a los demás, se despierta la luz que hay dentro de todas las cosas. A medida que la luz de la Divinidad se despierta y se expande en todas direcciones, se cumple el destino del universo.
Como puede ser que hayas advertido ya a lo largo de tu vida, tus experiencias obedecen siempre a motivos superiores que los que se manifiestan en la superficie, aunque no seas consciente de cuáles puedan ser estos motivos. Pero lo mejor de todo es que cuando el amor es invitado a operar a través de ti y responder en tu nombre, ni siquiera necesitas saber por qué ocurren las cosas. Todo lo que se requiere es que estés dispuesto a abrir tu corazón. Con cada paso que das dentro del nuevo paradigma espiritual, puedes celebrar la llegada de la consciencia centrada en el corazón mientras sostienes un espacio sagrado para la ascensión de la Tierra y el despertar de la humanidad.


Tanto si estás listo para abrazar tus experiencias a un nivel más íntimo como si prefieres celebrar tu vida cuando las circunstancias sean más favorables, cultivar el amor incondicional es una etapa esencial en tu viaje. Si no lo haces, no puedes completarlo.
Con independencia de si se trata de manifestar un alma gemela como de curar el cuerpo, buscar liberarte de la condición humana o integrar sólidamente comprensiones anteriores, cada hito espiritual encuentra rápidamente la manera de llegar a ti una vez que has invitado al amor a tu vida.
Este es el amanecer de tu potencial más elevado. Es la aparición de tu alma en la belleza de la forma humana. Es el cumplimiento largamente esperado de tu destino divino. Y para la expansión de la Tierra y de todos quienes habitan nuestro maravilloso planeta, es la revolución del amor. Una revolución que empieza contigo.
Reciba muchas bendiciones el viaje que tenemos por delante. Esto es solo el principio.

Matt Kahn