× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alcaparra: planta con propiedades extraordinarias

Escrito por el equipo de Macrolibrarsi.it

alcaparras

¡Descubre cómo utilizar las alcaparras para cocinar y mejorar tu salud!

Típico alimento de la zona mediterránea, las alcaparras son conocidas y utilizadas desde la antigüedad, para cocinar y como remedio natural. Introducirlas en nuestras recetas representa un beneficio para la salud.

Alcaparras e historia

La alcaparra es una planta típica de las zonas del sur, pero crece espontáneamente también en zonas centrales, durante los periodos más cálidos del año. Llamada también Capparis Spinosa, pertenece a la familia de las Caparidáceas. Se trata de una planta con hojas redondeadas y flores blancas, muy perfumadas. Se puede percibir la presencia de una planta de alcaparras incluso sin conocerla, pues el olor de sus flores atrae nuestra atención haciéndonos preguntar de dónde proviene. Este alimento forma parte de la tradición culinaria de la zona mediterránea desde hace muchos años. Los primeros testimonios de su uso se dan en época romana, pero ya se utilizaban anteriormente. En su obra De Materia Medica, del 70 d. C., Dioscórides ya hablaba de la planta de la alcaparra, por sus propiedades en ámbito médico y farmacéutico. Es curioso darse cuenta, leyendo los textos de aquella época, de cómo los médicos ponían mucha atención en la alimentación, considerada la primera terapia útil para mantenerse en salud. En la antigüedad, se creía que las alcaparras tenían propiedades diuréticas y aliviaban el dolor de dientes.

Alcaparras, un alimento tradicional

De la planta de la alcaparra, la parte comestible se encuentra en el capullo de la flor. Crece fácilmente y espontáneamente en los terrenos calcáreos, pues necesita poquísima agua para desarrollarse y crecer. Típico alimento de las zonas del sur, donde es uno de los alimentos por excelencia, lo encontramos en muchos platos de la tradición mediterránea. Para tener una alcaparra de buena calidad es fundamental respetar los tiempos de la planta y recoger los capullos (parte comestible) en su periodo de germinación.

Los beneficios de este alimento son muchísimos y poco conocidos: ¡aquí los tenéis!

  • Antiinflamatorio, gracias a la presencia de quercetina, una sustancia con propiedades antiinflamatorias comprobadas que, según parece, puede prevenir también las causas relacionadas con la irrupción de patologías tumorales
  • Útil en caso de hemorroides, gracias al líquido oleaginoso que se extrae de sus raíces
  • Estimula el apetito y reduce problemas de flatulencia, actuando de manera favorable en el sistema digestivo
  • Contribuye a reducir los niveles de colesterol, gracias a la rutina que facilita el metabolismo, se aconseja a las personas con sobrepeso
  • Reduce el riesgo de formación de las peligrosas placas arteriales

¡Las alcaparras para cocinar!

Todos conocemos la pizza a la napolitana, condimentada con tomate y alcaparras. Ciertamente, se trata de un alimento con un sabor particularmente intenso, que no necesita demasiadas combinaciones y puede utilizarse para cocinar, solo para aliñar así como combinándolo a unos pocos ingredientes. Son ideales para dar sabor a los platos a base de pescado, como una dorada al horno preparada con olivas negras, tomates y alcaparras o bien para enriquecer el sabor de las verduras, incluso se puede optar por un pimiento relleno.

¿Cómo rellenar el pimiento? Basta con preparar una mezcla de alcaparras troceadas, olivas verdes y rúcula, y aliñar todo con cúrcuma, orégano y salvia, añadiendo un poco de pan rallado al final para amalgamar los ingredientes.

 

  DESCUBRE NUESTRA SECCIÓN DE LIBROS DE RECETAS SANAS>>