× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

7 beneficios del mango

Escrito por la Dra. Barbara Ziparo para ViverSano.net

mango

El mango es un fruto exótico de la planta Mangifera, originaria de Asia, sobre todo de la India, perteneciente a la familia de las Anacardiáceas.

El fruto tiene una forma alargada y oval y se caracteriza por una pulpa amarillo-anaranjada y por una piel de color variable, pues va desde el rojo, al amarillo, al verde o bien una mezcla de estos tres colores. De esta fruta existen aproximadamente 400 especies.

El mango se caracteriza por su particular sabor dulce que recuerda al de otras frutas como el melocotón y la piña con un toque de naranja. Presenta un discreto contenido calórico, aproximadamente 60 kcal por cada 100 gramos, y es rico en propiedades nutritivas.

Está constituido mayormente por agua (83 %) y presenta una buena cantidad de fibras (1,6 %) y de sales minerales, sobre todo potasio, calcio, fósforo, magnesio y zinc. Los carbohidratos están presentes en un 15 % aproximadamente, mientras que las grasas son poquísimas (0,38 %).

Entre las vitaminas encontramos en particular las vitaminas del grupo B, la vitamina A, la E, pero sobre todo la vitamina C. De hecho, 100 gramos de mango proporcionan el 60 % de la cantidad cotidiana recomendada de vitamina C, la cual protege de los daños provocados por los radicales libres, previniendo el envejecimiento, facilita la absorción del hierro y es necesaria para la síntesis del colágeno. El mango es una fruta riquísima en antioxidantes, en particular el lupeol, carotenoides como la luteína y la zeaxantina y fenoles como quercetina y el ácido gálico.

La piel del mango es útil contra las inflamaciones del sistema respiratorio, con síntomas como la tos y el catarro. Será suficiente con cortar a trocitos la piel lavada de un mango y hacerla hervir en un litro de agua durante 20 minutos, filtrar y beber 3 tazas al día hasta que los síntomas hayan mejorado.

Para saber si el mango está maduro, el color de la piel no os dará pistas sobre el grado de maduración, motivo por el cual será necesario tocar la pulpa. Si el dedo se hunde, el mango está demasiado maduro, si en cambio la pulpa está dura, la fruta aun está ácida.

El mango tiene un elevado índice glicémico, motivo por el cual se desaconseja hacer un consumo exagerado, también por su contenido calórico.

Descubramos juntos los 7 beneficios del mango

  1. Antitumoral Gracias a la presencia del lupeol, un triterpeno con una fuerte actividad antioxidante, y de otros antioxidantes como el beta-caroteno y la vitamina C, el mango posee propiedades anti cancerígenas, en particular en relación a los tumores de próstata, pulmones, seno e intestino.
  2. Combate el estreñimiento El mango contiene una gran cantidad de fibras útiles para promover la regularidad intestinal y combatir el estreñimiento. Además de mejorar la funcionalidad del intestino, el consumo de fibras reduce la incidencia de tumores intestinales.
  3. Mejora la vista En el mango encontramos la vitamina A y sus precursores, los carotenoides, gracias a los cuales esta fruta puede ser útil para la función visiva. La vitamina A, de hecho, forma parte de las estructuras de la retina del ojo y una carencia de ella comporta sequedad ocular, déficit de la visión nocturna y otros problemas oculares.
  4. Ayuda la digestión El mango contiene enzimas digestivos que favorecen el proceso digestivo, en particular de las proteínas. Por este motivo, el consumo de esta fruta se aconseja a todas aquellas personas a las que les cuesta digerir y a menudo sienten pesadez de estómago después de haber comido.
  5. Es regenerador y reconstituyente Gracias a la presencia de numerosas sales minerales, sobre todo potasio, magnesio y azufre, y vitaminas, el mango combate el cansancio y es útil en los estados de convalecencia y estrés físico.
  6. Combate la hipertensión La gran cantidad de potasio presente en el mango es capaz de reequilibrar los líquidos corpóreos, rebajando la presión sanguínea. El efecto diurético del potasio favorece la eliminación de los líquidos en exceso, reduciendo así la retención hídrica y, como consecuencia, la celulitis. El potasio tiene también un efecto regulador del ritmo cardíaco.
  7. Estimula el sistema inmunitario y protege del envejecimiento El mango es rico en vitamina C y en otros antioxidantes que combaten los radicales libres, previniendo el envejecimiento y protegiendo las células inmunitarias del daño oxidativo de los radicales libres, reforzando en consecuencia el sistema inmunitario.

 

  DESCUBRE NUESTRA SECCIÓN DE LIBROS SOBRE ALIMENTACIÓN Y SALUD>>