× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

10 motivos para eliminar la carne

dieta vegetariana

Cada vez más personas renuncian a comer carne y otros alimentos derivados de animales. Las motivaciones son varias: hay quien lo hace por cuestiones de salud y quien lo hace en cambio por motivos económicos o de paladar. También hay quien lo hace por motivos ecológicos, intentando de este modo combatir el malbaratamiento y defender los recursos naturales presentes en nuestro planeta. Otros han tomado esta decisión por compasión hacia los animales.

Veamos 10 de las motivaciones más difundidas para la elección del vegetarianismo o veganismo.

  1. ¿Estamos seguros de que es beneficioso? Son ya numerosos los estudios que confirman que consumir carne en cantidades excesivas es dañino para nuestra salud, y que no es en absoluto una necesidad para el ser humano, como siempre se ha pensado. “Nuestro organismo, como el de los simios, está programado precisamente para consumir fruta, verdura y legumbres. Una dieta sin carne en ningún caso nos debilitaría: pensemos en la potencia física del gorila. Y pensemos en los recién nacidos, que en los primeros meses cuadruplican su peso nutriéndose solo de leche. No solo una dieta a base de fruta y verdura es beneficiosa para nosotros, sino que, además, nos sirve para alejar las enfermedades.” Umberto Veronesi
  2. Recuperar la línea Cada vez son más las personas que adoptan una alimentación vegetariana o vegana para poder también recuperar su peso ideal. Esto no sería del todo así, ya que no se trata de una dieta para adelgazar, la clave está en la elección de los alimentos que consumimos y del tipo de grasas que elegimos. Una alimentación vegetariana o vegana equilibrada está compuesta por las cantidades adecuadas de frutas y verduras frescas, cereales, legumbres, frutos secos y (en el caso de los vegetarianos) lácticos y huevos, lo cual no hace engordar o adelgazar de manera excesiva, simplemente se obtiene el peso ideal para cada uno.
  3. Seguridad Actualmente, en algunas granjas, se da a los animales una gran cantidad de medicinales para conseguir una mayor producción. De hecho, a menudo se les subministran hormonas para que crezcan rápidamente, y antibióticos para protegerlos de epidemias o enfermedades que podrían contraer a través de heridas y abrasiones. Y, precisamente por haber recibido dosis tan altas de antibióticos, las bacterias han desarrollado un mecanismo de resistencia. En cualquier caso, estas hormonas, los antibióticos y las bacterias quedan en la carne, e inevitablemente terminan por llegar al consumidor del filete. Es necesario por tanto informarse al menos sobre la procedencia de la carne e intentar lo máximo posible comprar productos de origen animal a los ganaderos o en los comercios biológicos.
  4. Nuevos sabores El ser humano se ha acostumbrado de tal manera a la carne que solo la idea de excluirla de la propia dieta le parece una enorme pérdida. Es algo que se puede encontrar fácilmente, es rápida de preparar y sobre todo es reconfortante. ¿Pero es cierto que excluir la carne constituye una pérdida tan grande? Casi todos los vegetarianos y veganos declaran que renunciar a la carne proporciona en realidad una oportunidad para descubrir de verdad el mundo vegetal. Existe de hecho una vastísima gama de opciones alimentarias que ignoramos en nuestro día a día para ir directamente hacia la carnicería del supermercado: cereales como la cebada, la espelta y la quinua; legumbres como la soja, diferentes tipos de judías; las lentejas, verduras frescas de estación que en vez de ser solo un acompañamiento pueden enriquecer de sabor todos nuestros platos. Además, la carne puede ser sustituida por seitán, tofu y tempeh ya especiados o bien al natural, con los cuales podemos preparar chuletas vegetales, salsa boloñesa y muchos otros platos en los que normalmente se utiliza la carne animal.
  5. Ahorro Contrariamente a lo que se suele decir, ser vegetariano o vegano cuesto menos que comer carne. Esta habladuría de hecho se basa únicamente en el tofu y otros productos similares, sin tener en cuenta que una dieta vegetariana o vegana se basa principalmente en el consumo de fruta, verdura, cereales, legumbres y (en el caso de los vegetarianos) pocos alimentos derivados de animales. Los productos “ya preparados” se aconsejan pocas veces a la semana, lo cual en ningún caso haría que la dieta de vegetal fuese más cara que la omnívora. No obstante, es cierto que al inicio de la conversión hacia el vegetarianismo o veganismo hay una tendencia a gastar más, pero esto sucede durante la transición hacia cualquier tipo de dieta.
  6. El hambre en el mundo Cada año mueren entre 40 y 60 millones de personas a causa de desnutrición y enfermedades relacionadas con ella; y a menudo se dice: “Antes de los animales hay el el hambre en el mundo”. En esto estamos todos de acuerdo, pero la solución más accesible para resolver esta situación según los vegetarianos y los veganos está precisamente en adoptar una dieta sin carne. De hecho, si las producciones agrícolas se concentraran en los cereales y en la soja para alimentar a las personas, y no a los animales de las granjas (a los cuales se les da mucho más alimento del que les haría falta en la naturaleza), se podrían nutrir un billón de personas, muchas más de aquellas que mueren cada año de hambre.
  7. Agua Para la producción de carne se necesita agua para producir alimentos (por ejemplo cereales) para los animales, para lavarlos, para limpiar las granjas y, obviamente, para darles de beber. Si tenemos en cuenta que una vaca lechera bebe aproximadamente 200lt de agua al día, que un caballo bebe 50lt y que un cerdo bebe 20lt, podemos fácilmente imaginar la cantidad de agua utilizada. La revista estadounidense Newsweek ha calculado que, para producir solo 5 kg de carne bovina se necesita la misma cantidad de agua que consuma una familia durante un año. Los cereales, la soja y la verdura necesitan una cantidad de agua muy inferior. De hecho, para producir 1kg de carne se necesita una cantidad de agua 15 veces mayor a la que se utilizaría para producir 1kg de verdura.
  8. Medioambiente El calentamiento global es un tema de máxima importancia desde hace ya algunos años, por el hecho de causar efectos dañinos para el planeta, como variaciones climáticas violentas (olas de hielo, sequía, inundaciones...) y el deshielo de los polos, con la consecuente subida del nivel del mar. Uno de los principales responsables del calentamiento global es el dióxido de carbono (CO2) che provoca una creciente concentración del efecto invernadero. Utilizar menos el coche, comprar electrodomésticos de bajo consumo y no utilizar demasiado la calefacción en casa son algunas buenas soluciones; pero también lo es comer menos carne (o no comerla en absoluto). De hecho, comer carne incide en la contaminación global más que el uso cotidiano del coche: la carne es responsable del efecto invernadero en un 18%, mientras que el coche lo es en un 13%.
  9. Ética Actualmente, el número de veganos y vegetarianos aumenta en el mundo día tras día. La mayor parte de los que eligen esta alimentación lo hace por motivos éticos, motivados por el respeto y el amor hacia los animales y con el deseo de que, algún día, su sufrimiento acabe. Esta es una motivación que no tiene que ver solo con la carne: cada vez más personas toman la decisión de cambiar algo en su propia vida para el bienestar de los animales. Pensemos por ejemplo en las peticiones contra la vivisección o contra el utilizo de las pieles, que son apoyadas también por aquellos que comen carne, porqué las consideran “crueldades renunciables”.
  10. Por ti La elección de comer carne (o no comerla) debe ser una elección personal. Este artículo no ha sido escrito para convencerte de convertirte en vegetariano o vegano, sino simplemente para explicarte las motivaciones que están a la base de estas elecciones. Es importante recordar que lo que comes tiene una gran influencia sobre ti, no solo a nivel de salud, sino también a nivel mental.
Quinua Real Roja

Quinua Real Roja

De agricultura biológica

Quinua Real

6,50 €

7,90 $

Añadir al carrito
Quinua Real Negra

Quinua Real Negra

De agricultura biológica

Quinua Real

6,75 €

8,21 $

Momentáneamente no disponible

¿Quieres saber más?

Lentejas Rojas Peladas

Lentejas Rojas Peladas

De agricultura biológica

La Finestra Sul Cielo

3,80 €

4,62 $

Añadir al carrito
Alubias Negras

Alubias Negras

De agricultura biológica

La Finestra Sul Cielo

2,75 €

3,34 $

Añadir al carrito
Quinua Real

Quinua Real

De agricultura biológica

Quinua Real

3,75 €

4,56 $

Momentáneamente no disponible

¿Quieres saber más?