× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Más allá del Aikido, el Taichi o el Yoga, la práctica del bastón chino reúne lo esencial de estas tradiciones orientales y nos permite alcanzar un alto grado de armonía con la naturaleza y con nosotros mismos. Como un equilibrista que se mantiene en la cuerda floja de la vida, el Yug-do es un medio eficaz para estar alerta, desarrollar la conciencia e interactuar con acierto ante los rápidos cambios a los que está sometido nuestro mundo.