× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Esta recopilación de seis charlas de Chamgon Kenting Tai Situpa Rimpoché nos proporciona una introducción clara y elegante de la esencia de la visión budista.

Su comprensión de las cuestiones y problemas de la vida moderna se refleja en la amplia gama de tópicos que abarca. Da consejos para vivir una vida llena de sentido y con un propósito claro, analiza la relación que hay entre la satisfacción, el estrés y la ambición, muestra cómo abordar los problemas de un modo positivo, demuestra la manera en la que creamos las condiciones para nuestro sufrimiento y nuestra felicidad e incluso nos aconseja cómo despedir a un empleado con compasión.

Desde la práctica hasta la teoría, Kenting Tai Situpa también enseña de modo claro y preciso sobre la naturaleza de la mente, la relación entre la verdad realtiva y la verdad última, la percepción y la sabiduría primordial de tal modo que hace que estos conceptos sean relevantes y accesibles tanto para el budista principiante como para el avezado.

«A nivel último ya somos perfectos..., es bastante obvio que estamos hablando de «nivel último» como algo que está más allá de lo opuesto a «nivel relativo». Ese «nivel último» a veces es perfecto y a veces no, pero todo lo que está más allá de eso es perfecto. La manera más fácil de ver este aspecto del nivel último es observando la mente; lo que es perfecto en cada uno de nosotros es la mente. Nuestras mentes son perfectas, pero no nuestros pensamientos, ni nuestras percepciones y, definitivamente no nuestros cuerpos, ya que ni sabemos volar y ni siquiera saltamos muy bien... Así que estamos hablando acerca del nivel último que está más allá de la definición dualista de último y relativo»

Autor

El XII Tai Situpa Rimpoché

El XII Tai Situpa, nació en 1954 en la familia Liu en Dherge, Tíbet Oriental, Pema Donyo Nyinye fue reconocido formalmente y entronizado a la edad de 18 meses, por el XVI Gyalwang Karmapa, como el décimo segundo en la línea de las sucesivas encarnaciones de los Tai Situpas que abarcan unos seiscientos años y cuya historia es parte integrante del desarrollo religioso y escolástico en Tíbet Oriental.

En 1975 a los 22 años, asumió su responsabilidad historica y fundó la sede monástica Palpung Sherabling, India. Tai Situpa ha reconocido más de trescientos tulkus reencarnados y ha ordenado cientos de monjes y monjas.

Tai Situpa es un renombrado maestro budista, además de erudito, poeta, calígrafo, artista y autos de varios libros de budismo y de arte.