× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Osho no sólo explica el pensamiento zen, sino que, además, lo integra con diversas vertientes del pensamiento oriental y occidental en una extraordinaria síntesis que tanto le caracteriza y que constituye su peculiar visión: global, atemporal y pícaramente iconoclasta.

"Subhuti era uno de los discípulos de Buda. Él llegó a comprender la potencia del vacío, la realidad de que nada existe sino en una relación de subjetividad y objetividad. Un día, cuando Subhuti estaba sentado bajo un árbol en un estado de sublime vacío, empezaron a llover flores a su alrededor. "Te alabamos por tu discurso sobre el vacío", le susurraron los dioses. "Pero yo no he hablado del vacío", dijo Subhuti. "No has hablado del vacío, no hemos oído el vacío", respondieron los dioses. "Esto es verdadero vacío". Y llovieron flores sobre Subhuti".