× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Al menos un 30% de la población mundial padece hipertensión, una gran parte de ellos menores de 50 años, lo que nos lleva a considerar a esta enfermedad como un problema de salud de gran envergadura. Aparentemente las causas de la hipertensión arterial crónica no se saben con certeza, aunque se habla de causas genéticas, el exceso de sal común, la mala función renal o suprarrenal, así como el endurecimiento de las arterias. También sabemos que hay sustancias y fármacos que la agudizan, como las cortisonas, el café y el alcohol, una alimentación muy rica en grasas y proteínas animales, así como los estados crónicos de estrés e irritabilidad. La medicina natural, como en la mayoría de las enfermedades, aporta no pocas soluciones para el control de la enfermedad, permitiendo que el paciente pueda llevar una vida razonablemente saludable, e impidiendo que el deterioro ocasionado por la elevación continuada de la presión arterial le cause un serio problema de salud.