× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Aunque existen muchos factores biológicos que determinan el comportamiento de hombres y mujeres, de un modo preferente la testosterona en el varón y los estrógenos en las mujeres ocupan desde nuestro nacimiento el comportamiento básico, tanto social como afectivo. Sin embargo, resulta muy significativo que el impulso sexual no parece tener una relación directa con el nivel de estrógenos o andrógenos, al menos en el plano afectivo, pero sí lo tiene en el genital, tal y como numerosos experimentos han demostrado sin lugar a dudas. Lo que ocurre es que habitualmente la gente habla erróneamente de sexo, al menos semánticamente, por eso es frecuente que se confunda lo normal con lo habitual, la intensidad con la plenitud, y el amor con los orgasmos. Y puesto que la genética no la podemos alterar, nos queda por entender qué papel juegan las hormonas sexuales en los cambios físicos y psicológicos de las persona. Una vez aclarado este asunto, podremos emplear el amplio arsenal de recursos que la medicina natural pone a nuestro alcance, tal y como se refleja en este libro.