× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Anatómicamente, el páncreas está afectado en el 90 % de los diabéticos, y dado que la glucosa disponible no se utiliza adecuadamente, el organismo se ve en la necesidad de expulsarla por la orina y mantenerla un tiempo prudencial en sangre. Este trastorno del metabolismo de los glúcidos no tiene una patología ni una etiología definida y ni siquiera todo el mundo lo padece con los mismos síntomas ni complicaciones. El único dato común es que existe hiperglucemia en ayunas y una disminución de la tolerancia a la glucosa. Se habla de virus, enfermedades pancreáticas, factores genéticos, efectos secundarios de ciertos medicamentos y hasta situaciones de estrés. Se piensa que también podría deberse a una carencia genética o adquirida de algún catalizador, el cual sería el responsable de la poca producción de insulina.