× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Es casi ya una enfermedad endémica, un destino inexorable para la mayoría de las personas mayores de 60 años. Asumiendo que se trata de un “problema de la edad”, los enfermos ven como, poco a poco, su habilidad para las labores cotidianas queda manifiestamente mermada, acompañada de dolores que en ocasiones apenas si se mitigan con el reposo.

Medicados con analgésicos y antiinflamatorios, con frecuencia los afectados tienen que acudir a una operación quirúrgica que les implante una prótesis que les permita llevar una vida razonablemente eficaz.

Pero, como en todas las enfermedades crónicas, las medicinas alternativas tienen mucho que aportar y decir, con remedios naturales que podrán ir mitigando –en ocasiones solucionando- poco a poco, la mayoría de los problemas y causas que generaron esta enfermedad. No hay un remedio mágico, pero sí muchos pequeños remedios válidos.