× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

No hay muchos libros que nos permitan adquirir conocimientos objetivos y mostrarnos recursos que reactiven nuestra intuición y nuestro contacto vital. Uno de ellos es Saltando las olas, que se se acerca a los profesionales de la educación y de la salud a través del diálogo sobre aquellos factores que permiten conseguir una relación más funcional y amorosa con los niños y niñas. Pero sobre todo es un texto desde la esperanza, de gran ayuda para los padres que nos enfrentamos a la dura y solitaria tarea de acompañar el proceso de maduración y de socialización de nuestros hijos en un ecosistema separado de la natura y, por tanto, ajeno a las necesidades de su propia especie.

Hablamos de la Vida como una carrera de obstáculos, la afrontamos casi con la misma actitud con que miramos de reojo esa valla rígida e inamovible cruzada en el camino que sólo puede ser saltada de carrerilla y estirando bien las piernas. Nos miramos pensando si estaremos en forma, suficientemente preparados, si seremos lo bastante duros como para resistir o sucumbiremos. Sabemos que detrás vienen empujando y que no podemos permitirnos el lujo de la equivocación. Apenas se nos ocurre pensar que esta forma de ver las cosas sea un gran error, que la Vida tal vez se parezca más al mar, que los obstáculos sean más bien como sus olas.

María Montero-Ríos Gil es Psicóloga Clínica y Pedagoga, Especialista en Audio-Psico-Fonología.