× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

En este libro, Anne Givaudan nos habla de los días oscuros, cuando nos convencemos de que la vida se burla de nosotros, y de que no estamos hechos para este mundo. Y la mente se llena de una única idea obsesiva: huir de esta prisión, escapar de la vida… y en la desesperación perdemos de vista el que la vida no termina nunca.

Según el método que conoce ella, es decir, expandiendo la conciencia más allá de los límites del cuerpo, Anne nos acerca la declaración “de aquellos que, después de pasar por la Tierra que han vivido como infinita desesperación, han querido contar su vida, su después-de-la-vida y, en ocasiones, su nueva vida”.

Estos testimonios nos conciernen a todos, a aquellas personas deprimidas, a quien tiene tendencia al suicidio, o a quien conoce personas que lo son o que han actuado de esta manera extrema.

Entender qué sucede “después” ayuda a ver las cosas con perspectiva. Entender qué conduce a quitarse la vida ayuda a reconciliarse con quien lo ha hecho, pasando del juicio a la compasión.

"A todos aquellos que han creído, creen o creerán que su vida no tiene ningún sentido. A todos aquellos que saben que la vida es sagrada."