× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Las sentencias que conforman la jurisprudencia europea muestran la preferencia por una interpretación liberal clásica de los derechos, al tiempo que asocian la libertad a una interpretación no siempre uniforme del principio de igualdad. Por otra parte, flexibilizan mucho la interpretación del Convenio, dejando un margen de discrecionalidad bastante amplio a los Estados para definir sus propias políticas. Este libro proporciona una perspectiva crítica y rigurosa sobre el tema evitando caer en excesivos tecnicismos que puedan complicar su lectura. Busca un enfoque que supere la estricta dimensión jurídica para situarse en el campo de una reflexión política más amplia.

El concepto de libertad religiosa tiene una amplia historia en el pensamiento político. Después de siglos de luchas, esta libertad ha entrado en los tratados internacionales de derechos humanos, que obligan al Estado a resguardarla. El Convenio Europeo de Derechos Humanos protege la libertad de creyentes, ateos y agnósticos. Sin embargo, esta protección debe equilibrarse con la necesaria garantía de los derechos de terceros y del orden y la seguridad públicos. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha ido señalando cuáles son las exigencias concretas que el Convenio impone en campos tan dispares como la financiación de las organizaciones religiosas, el uso de prendas con significado religioso, la objeción de conciencia, la educación religiosa o la manifestación de la religión en el espacio público.