× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Este libro describe con claridad el funcionamiento del cerebro, "un órgano más de nuestro cuerpo, que requiere alimento, oxígeno y ejercicio" y explica detalladamente cómo cuidarlo para alargar su vida y mantenerlo sano. La medicina occidental y la antigua sabiduría de Oriente se unen en un programa diseñado para renovar los procesos mentales, reforzar la memoria y vivir con plena conciencia y vitalidad. Con el estilo de vida, la dieta y los suplementos que aquí se proponen, es posible alejar el peligro del Alzheimer y ganar en energía, bienestar y rendimiento intelectual.

El cerebro es el hardware de la mente. Si su funcionamiento no es correcto, perdemos nuestras capacidades mentales, nuestra personalidad y nuestra alegría de vivir. Este libro revolucionario aúna los últimos descubrimientos de la medicina occidental con técnicas tradicionales orientales en un programa completo que le permitirá:

  • Pensar mejor y aumentar la memoria y la capacidad de concentración.
  • Sentirse más vital y optimista.
  • Aprender a respirar y a relajarse para superar situaciones estresantes.
  • Prevenir -o paliar- la enfermedad de Alzheimer, la depresión y otros efectos del declive mental asociado a la edad.

La creatividad y la memoria, pero también la inspiración y el optimismo, todas las facultades que nos diferencian del resto de los seres vivos dependen del equilibrio químico del cerebro. Factores como el estrés, una alimentación incorrecta o un deficiente riego sanguíneo pueden alterar este equilibrio y desencadenar depresión, fatiga crónica o incapacidad de concentrarse. En las sociedades desarrolladas, el declive de las funciones mentales se percibe en general como una consecuencia inevitable del proceso de envejecimiento, como si fuera el precio a pagar por nuestra longevidad. Sin embargo, perder la capacidad de pensar, analizar y recordar es perderse a sí mismo.