× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Una historia real que no podrás dejar de leer y te emocionará en cada página.

Esta es la historia real y documentada por el periodista Ken Gross sobre James Leininger.

Los padres de James Leininger quedaron absolutamente desconcertados y sobrecogidos cuando su hijo, de apenas 2 años, comenzó a tener vívidas pesadillas recurrentes y a gritar en sueños frases tan escalofriantes e incoherentes como «¡Avión en llamas!» o «¡El hombre no puede salir!».

Decididos a comprender lo que le estaba sucediendo a su hijo, Bruce y Andrea emprendieron un viaje revelador que los sacudió hasta lo más profundo.

Cuanto más investigaban, más atraídos se sentían por los comentarios enigmáticos y los recuerdos fragmentados de James que les condujeron a una conclusión impactante: su pequeño hijo estaba reviviendo la vida de James Huston, un piloto de combate de la Segunda Guerra Mundial que murió en la batalla de Iwo Jima... ¡Hacía más de 60 años!

En esta emocionante obra, asistimos atónitos a la minuciosa investigación de unos padres que se ven obligados a enfrentar su escepticismo y replantearse su sistema de creencias para poder entender y ayudar a su hijo.

También encontramos esclarecedoras conversaciones con familiares y veteranos de guerra que fueron compañeros del piloto James Huston. Una historia real que no podrás dejar de leer y te emocionará en cada página.

Vuestros comentarios

¿Te gustó este libro?   Escribe tu comentario

  • Escrito por:
  • 13 de Agosto de 2018
  • Comprado en El Jardín del Libro
Yo ya tenía conocimiento previo del tema del libro: Un niño pequeño que demostraba poseer conocimientos y vivencias impropias de su edad y sus experiencias vitales, y que en realidad pertenecían a un aviador norteamericano que combatió contra Japón durante la 2ª Guerra Mundial. ¿Reencarnación? No hay otra explicación posible ... La historia es interesante en sí misma, de lectura fácil y amena, pero los mismos hechos que se narran podrían haberse escrito en un número mucho más reducido de páginas. Con esto quiero decir que los autores cuentan pormenores irrelevantes que aunque no cansan ni aburren, impiden avanzar con la rapidez que un lector puede demandar en un asunto tan apasionante. Pero claro, el exceso de información no hace que cumpla las expectativas de los interesados en el tema como yo; no los defraudará.

Da tu opinión acerca de este comentario