× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Prácticamente uno de cada tres europeos occidentales padece molestias digestivas más o menos importantes tras la ingestión de fructosa. Para muchos es un malestar diario, ya que la alimentación moderna es rica en fructosa. Y ésta no solo se encuentra en las frutas. Sin embargo, con un cambio de alimentación las molestias producidas por la intolerancia a la fructosa mejoran de forma rápida y permanente. Este libro le mostrará cómo cambiar su alimentación de forma adecuada. Las indicaciones recibidas hasta ahora de renunciar de forma continua a todo lo dulce y a la fruta pertenecen al pasado. Con recetas escogidas, bajas en fructosa-especialmente postres, galletas y tentempiés de fácil digestión- puede entregarse sin miedo al placer del dulce sin que su estómago le pase factura. Encontrará muchas sugerencias que le ayudarán a preparar sus recetas preferidas con bajo contenido en fructosa. De esta manera volverá a introducir poco a poco la normalidad en su plan de alimentación.