× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Esta obra pionera enseña al lector occidental a abrirse a la inmensidad de una vida que incluya a la muerte, y a participar plenamente en la existencia sin dejar de prepararse para lo que tenga que venir después.

Sus páginas aportan una mirada compasiva y serena al melodrama que, en nuestra sociedad, suele acompañar a las últimas despedidas.

Frente al miedo del «yo» (nuestra autoimagen) a abandonar este mundo, Stephen y Ondrea Levine proponen cultivar una apertura serena a lo desconocido desde la confianza y la aceptación.

Su mensaje entronca con diversas tradiciones de sabiduría espiritual e incluye enseñanzas y meditaciones budistas.

"Existe un aspecto de nosotros -al que podemos llamar 'ser', 'percepción', 'mente pura' o 'self' - que subyace bajo todos los fenómenos manifiestos en el tiempo y el espacio (nuestro cuerpo, emociones, sentidos y mente pensante). Intuimos que, aun cuando al morir abandonamos el cuerpo, esa parte más profunda de nuestro ser permanece inalterable. Gracias a ese cambio básico de identidad la muerte deja de ser un enemigo atemorizante, una derrota, un desgraciado error del universo, y se convierte en otra transformacióin que nos permite avanzar, una aventura que sobrepasa a todas las demás, un momento increíble de crecimiento, una graduación."