× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Todo el mundo puede enriquecerse y para ello no hace falta tener mucho dinero. Para el autor , cualquiera puede llegar a poseer una fortuna, y para convencer de ello a los lectores, rompe con una serie de creencias, desde el lema de que el dinero no hace la felicidad hasta que es preciso contar con mucho para ganar más. El sentido común y una práctica muy meditada hacen que todos podamos enriquecernos si seguimos unos pasos muy sencillos: acumular, invertir y proteger.