× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El libro propone atender a los procesos de duelo y las pérdidas como una vía fundamental para acercarse a la psicología y la psicopatología de pacientes con psicosis y esquizofrenia.

La psiquiatría dominante en los países tecnológicamente desarrollados sufre una grave estrechez de miras y de prácticas, lo cual resulta en una instisafacción profunda de todos los componentes de la relación asistencial (pacientes, familias y profesionales). La parcialización de enfoques y prácticas es especialmente llamativa y grave en la psiquatrización y psicofarmacologización la vida cotidiana (duelos, pérdidas, frustraciones, desarrollo infantil, trastornos psicosociales...), y en el estudio y cuidado de las psicosis y los trastornos mentales más graves.

Aunque esta crisis coincide con una crisis teórica, técnica y pragmática del psicoanálisis, el autor mantiene que psiquiatría y psicología clínica siguen precisando del auxilio de enfoques como el psicoanalítico, orientado directamente a las relaciones interhumanas y la vida emocional.