× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Con delicadeza, la hermana pide la mano para conducirnos a veinte autores de garantía en la Historia de la Iglesia. El anuncio llega con trompeta de plata, con la suavidad de la amistad y de la verdad humilde. Porque todos hemos aprendido de la Boca del Sabio, el Hijo Amado, el Hermoso de ojos radiantes, el Luminoso. No hay que temer al tomar estos panecillos de espigas espigadas en todos los montes. Profundizando en la fe y oración con los Padres –y madres del espíritu– nos enriquecemos, aprendemos a vivir sabiendo dar razón de nuestro existir en la fe y fortaleza.

Hay un empeño de entregar al pueblo de Dios la Sabiduría de los Padres. Una oferta más allá de la cátedra, de la carpeta del estudioso, para que el caudal de sabiduría y oración llegue en torrente vigoroso a todas las bocas. Así quiere presentarla esta escritora clarisa, ya tan conocida, con este nuevo título: Orar con los padres de la Iglesia.

Recibe el libro y descubre su tejido, el dibujo, la figura que lleva impresa por el bordado de unas manos de mujer. Ahora estamos también en el tiempo de las mujeres apostólicas, catequistas, transmisoras de la Palabra recibida en la comunión de la Iglesia que se abre a Oriente y Occidente.