× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción


En Extremo Oriente la montaña simboliza tradicionalmente la meditación, y el océano, la compasión. Recordando estos dos principios, Jean-Yves Leloup construye aquí una notable reflexión sobre estos dos ejes esenciales que comparten el budismo y el cristianismo, subrayando las divergencias, similitudes y complementariedades.

Este inspirado libro esboza lo que podría ser una espiritualidad ecuménica inscrita en una ética moderna. Jean- Yves Leloup nos propone un verdadero arte de la profundización interior para una acción justa, amorosa y sabía.