× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Cartas médium para comunicarse con sus seres queridos.

Sus seres queridos desean comunicarse con usted desde el Paraíso y transmitirle su amor y su consuelo para que pueda superar su pena.

Con estas cartas médium, podrá realizar preguntas a sus amigos y familiares fallecidos y recibir sus respuestas y mensajes de consuelo.

Con la experiencia de sus años de trabajo como consejeros espirituales, Doreen Virtue y James Van Praagh han elaborado para usted una herramienta sanadora que le permitirá comunicarse de manera clara con el Paraíso.

Autores

Doreen Virtue

Doreen Virtue

Doreen Virtue es doctora en psicología y clarividente, además de una sanadora espiritual de fama internacional, especializada en el estudio de la metafísica. Fundadora y directora del WomanKind Psychiatric Hospital de Nashville (Tennessee), ejerció de psicóloga también en el Woodside Women’s Hospital de San Francisco, hasta el fatídico accidente que cambió su vida por completo. Tras un encuentro con la muerte el 15 de julio de 1995, salió de su "armario espiritual" y empezó a enseñar abiertamente la Terapia de los ángeles.

James Van Praagh

James Van Praagh

James Van Praagh quizá es el médium más famoso y de mayor éxito de nuestro tiempo, mundialmente conocido por su extraordinaria habilidad para comunicar con espíritus de hombres, mujeres, niños y animales fallecidos. Sus conferencias, exhibiciones y giras espirituales han convocado a miles de personas de todo el mundo.

"Nuestra alma es la esencia de lo que somos.
El espíritu es el cuerpo etéreo que el alma crea para experimentar dimensiones de distintas realidades.

Como almas podemos tener una experiencia humana en una dimensión física, pero el mundo físico está medido por los límites del tiempo, a diferencia de las dimensiones espirituales que no están limitadas por relojes, calendarios o aniversarios. "

James Van Praagh