× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Dibujar, pintar o sencillamente observar mandalas o diseños concéntricos es un excelente ejercicio para concentrarnos y focalizar nuestra mente. Si disponemos de tiempo, digamos de una hora u hora y media por día, tendremos una excelente oportunidad para conectarnos con nuestro interior y acercarnos cada vez más a la paz y la armonía en nuestra vida.